Descripción de el Partido de Arque y el Curato de Capinota

Portada(Extraído de: Descripción geográfica y estadística de la provincia de Santa Cruz de la Sierra, por Francisco de Viedma, 1836) http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/01349419755460274088680/index.htm)

Partido de Arque

 136. Linda por el N con el de Tapacarí y la jurisdicción del distrito de la capital del gobierno: por el S con el gobierno e intendencia   -33-   de Potosí: por el E con el partido de Clisa: por el O con el gobierno de Charcas.

137. Corre por este partido el río de Arque, al que le dan tantos nombres cuantas haciendas hay en su inmediación. Se forma de los ríos de Colcha, Carquiri, Turacachi, Tacopaya, Sayari, Sicaya, y otros pequeños arroyos que suelen secarse la mayor parte del año. Tiene algunos pozos o remansos, principalmente en la confluencia con el de Tapacari o Ucuchi, y a este último se le une, más arriba de Poquera, el de Caraza, que se compone de las aguadas y vertientes del valle de este nombre, y en ellos hay pescados bastante sabrosos; como bagres, sábalos, dorados, zurubís y otros, y lo mismo en el de Cayne o Río Grande, que se forma de la unión de los dos ríos de Arque y Ucuchi, y le baña hasta dar con la provincia de Chayanta.

138. Comprende el valle de Caraza, que es el menor de todos los de Cochabamba; lo demás es un tejido de cerros bastante elevados que forman dicho valle, y las quebradas por donde corren los ríos expresados y otros de poca consideración. En dichos cerros hay muchas minas y vetas de plata, plomo y estaño; pero ninguna corriente y con formalidad de trabajo, de que se hará mérito en su lugar.

139. Los campos en las quebradas y laderas de los cerros están en partes poblados de árboles y arbustos poco elevados. En los montes y país bajo se crían los mismos cuadrúpedos, volátiles, reptiles e insectos que van explicados en el partido de Sacaba.

140. El temperamento es algo más cálido que el de Cochabamba, particularmente el del pueblo de Capinota, que es sumamente ardiente, y en el río, Ucuchi hay mucha terciana: los demás parajes son sanos, y las enfermedades más frecuentes que en la capital.

141. Los terrenos son medianamente fértiles, principalmente en las quebradas, con la proporción del riego de los ríos y arroyos que corren por ellas, y producen trigo, maíz, cebada y cuanto se quiera sembrar; y en las laderas de los cerros, o terreno alto, trigo, papas y quinua, si las aguas asisten y no se experimentan heladas.

142. Los pastos son escasos, pero mantienen algún número de ganado lanar, y principalmente cabrío.

143. Está dividido en cuatro curatos o doctrinas; y son, Arque, Colcha, Capinota y Caraza.  -34-   

 Curato de Arque

 144. Este pueblo es cabecera de partido: está situado casi al medio de la quebrada, entre dos grandes cerros que lo hacen lóbrego y triste. Dista de la capital 14 leguas. Su fundación, según las diligencias practicadas por el visitador de tierras del partido, fue de indios originarios del pueblo de Challacollo, subdelegación de Paria, provincia de la Plata. El terreno de la población es perteneciente a aquella comunidad, y a más posee unos molinos en su inmediación, 12 fanegas y 22 almudes de sembradura de maíz con riego, y en los altos 109 fanegas de la misma sembradura sin riego, todo lo cual se administra por el cacique de dicho pueblo; cuyos productos, por una prudente regulación, ascenderán a más de 1.000 pesos, de los cuales se aprovecha, satisfechas las cargas y pensiones, como si las poseyese por vía de mayorazgo. La plaza es cuadrada y muy reducida: pasa por medio de ella una pequeña acequia. En uno de sus frentes está la iglesia: su construcción de adobe y teja, bastante capaz y bien adornada, aunque muy lóbrega; en el otro, la casa del cura, que es de buenas proporciones, si bien se halla muy deteriorada: las calles son desiguales y desempedradas; las casas, regulares; entre ellas hay algunas de dos altos, y las más techadas con teja.

145. Pasa por sus inmediaciones el río de Colcha, en el que hay muchas paradas de molinos, y buenas haciendas que poseen los españoles. El de Guayllia, que baja de Carquiri, divide el pueblo en dos barrios: el principal, donde se halla situada la iglesia, y el otro que dominan San Sebastián del Cochi a la entrada, y viene a ser el arrabal de dicho pueblo: en tiempo de agua suele traer tan fuertes avenidas, que corre peligro de ser inundado. Todos los años concurre el vecindario a hacer los reparos para evitar este riesgo. Como seis cuadras del Cochi hay un sitio que denominan el Mercado, por las muchas gentes que en él concurren de los partidos y provincias circunvecinas, a la compra y venta de granos, sal, alfombras, lanas y otros efectos. De comestibles se halla bien provisto y a precios moderados; el agua es exquisita.

146. El curato tiene dos anexos, que son Apillapampa y Vilcabamba.

 147. Su población se compone de 398 españoles, 732 mestizos, 704 cholos, 42 mulatos, 4.044 indios forasteros sin tierras, y 9 negros, cuyo total asciende a 5.929 almas. 

148. El cura tiene de sínodo real 733 pesos, y hecho el expresado   -35-   descuento, le queda líquido 691 pesos 2¾ reales, y con el que goza predial y obvenciones, se le regula de renta sobre 4.000 pesos. Contribuyen a S. M. los indios con 3.968 pesos 6 reales por el tributo, al año.

 149. El pósito de este partido tiene de fondo 162 fanegas, las 18 de maíz, y las 154 de trigo. 

Curato de Colcha

 150. El pueblo de Colcha dista de la capital 15 leguas de camino: está situado en un pequeño recodo que hace la quebrada por donde corre el río de Colcha, en terreno desigual y quebrado.

151. No ha quedado más de su antigua población que ruinas y vestigios de la opulencia que tuvo. Las casas, ingenios y algunos de sus molinos están arruinados; la del cura, que es muy capaz, de piedra y teja, amenaza ruina; la iglesia es un galpón o rancho, que servía de mesa de trucos, donde se colocó provisionalmente por haberse incendiado la que había, y quemádose el techo; y aunque las paredes están firmes y sólidas, no obstante de ser pasados más de diez años del incendio, no se ha pensado en su reedificación. Explicar el estado deplorable de este curato, que ha sido el mejor de la provincia, causa dolor y se omite, por prudentes motivos.

152. El temperamento es más fresco y sano que el de Arque, a excepción de los altos, que son frigidísimos, particularmente en Quirquiavi y Totora: el agua es buena, y los comestibles en la misma forma, bien que están muy escasos. Aunque se dedican los vecinos al ejercicio de la agricultura por la proporción de sus terrenos, muchos se ocupan en el trajín de la arriería por la abundancia de molinos; y algunos en el laboreo de las pocas minas, que trabajan sin formalidad ni arreglo.

153. Las casas, a excepción de la del cura, son unos malos ranchos, los más arruinados.

154. Tiene tres viceparroquias; a saber, Verenguela, Tacopaya, y Quirquiavi, y tres anexos; que son, Comuna, Aquerana y Totora.

155. La viceparroquia de Santiago de Verenguela está en lo más alto de una serranía, que forma la quebrada de Colcha por la banda del S y al pie de la tetilla de un cerro, llamado Leque, dos leguas de   -36-   camino de la parroquia; muy pendiente y pedregoso. Su iglesia es muy capaz: el pueblo se compone de pocos vecinos; las casas, unos pequeños ranchos en medio de las ruinas de otros, que por ellos y su número denotan haber sido una crecida población, como que fue la parroquia de este curato en tiempo que aquel mineral estaba en auge. Nada da más testimonio de su riqueza que las muchas bocas minas y socavones que se reconocen en sus inmediaciones, y los varios ingenios que había en la quebrada de Colcha, de los que apenas han quedado vestigios. Hoy está reducido a un esqueleto de lo que fue, no obstante de que acaban de hacerse dos registros, el uno en el cerro denominado Guayllacochi, y el otro en el Negro-pabellón, distrito de dicho curato, que ofrecen muchas esperanzas.

156. La población de este curato se compone de 398 españoles 732 mestizos, 74 cholos, 42 mulatos, 4.014 indios y 9 negros, cuyo total asciende a 5.929 almas.

157. El cura goza el sínodo de 1.015 pesos 5 reales, que hecho el referido descuento le quedan líquidos 961 pesos 6¾ reales, y con lo obvencional, se le regula al año 5.000 pesos. Contribuyen los indios por el ramo de tributos a S. M. con 5.581 pesos 2 reales al año.

Curato de Capinota

158. Este pueblo es de indios reales, dista de la capital 9 leguas de camino: su situación, en un pequeño valle que forma la quebrada de Capinota, un cuarto de legua de las juntas de este río con el de Tapacari, bastante espacioso, la plaza es grande y cuadrada pero cenagosa, como la mayor parte del pueblo, por desidia de sus habitantes. En uno de sus lados está la iglesia; es de adobe, y cubierta de teja, está muy maltratada: su capacidad, regular para la población, y medianamente adornada. Alrededor de la plaza hay algunas pequeñas casas o ranchos, techadas de paja las más, otras están en sus inmediaciones sin orden esparcidas, y muchas por el campo con sus haciendas y huertas, en que hay buenos alfalfares, y produce cuanto quieren sembrar por la proporción del riego; bien que en partes son expuestas a inundaciones; también hay muchos árboles frutales, principalmente higueras, a cuya cosecha está atenida la mayor parte del pueblo, que, aunque es de indios reales, se compone más de mestizos, mulatos y españoles, que de estos naturales, y son más dedicados al trajín de la arriería que a la agricultura, por estar en el   -37-   paso preciso a Cochabamba, Chuquisaca y otras partes, lo que les presenta mucha proporción para el tráfico de granos y harinas, con las paradas de molinos que hay en sus inmediaciones, pertenecientes a los españoles.

159. El temperamento es demasiado cálido y húmedo, y aunque sano en el pueblo, en las inmediaciones del río se contrae la terciana o chuccho en tiempo de aguas. Abundan muchos mosquitos, vinchucas y otros insectos bien molestos, y bastantes ranas, murciélagos y pulgas.

160. El agua no es buena, y los comestibles escasos y caros: muchas veces no suelen hallarse; sólo el pan es abundante y de buena calidad.

161. Tiene dos anexos, llamados Charamoco y Ucuchi, y una viceparroquia nombrada Sicaya, tres leguas de distancia del curato, y doce de la capital. En ella poseen los indios del pueblo de Toledo muchas y muy buenas tierras: su situación, en una quebrada espaciosa por donde va el camino para la ciudad de la Plata. Su temperamento excelente, lo que le hace ser de los parajes más sanos de la provincia: las aguas exquisitas, y las más de las tierras de superior calidad. La iglesia aun es mejor que la de Capinota, porque el actual cura la ha reedificado y adornado con decencia. Lo más de la población es de españoles y mestizos, y poseen algunas paradas de molinos.

162. El curato se compone de 217 españoles, 649 mestizos, 331 cholos, 135 mulatos, 2.432 indios y 5 negros, cuyo total compone 5.127 almas.

163. El cura goza el sínodo de 859 pesos 3 reales, y hecha igual rebaja, le queda líquido 816 pesos 3 reales, y con las obvenciones, se le regula un año con otro 3.500 pesos. Los tributos que pagan los indios a S. M. importan 3.167 pesos 4½ reales al año.

Curato de Caraza

 164. El pueblo de Caraza está situado casi en el medio del valle de este nombre, cinco leguas de la capital, y cuatro del antecedente, al pie de una barranca bien profunda, por la que corre el   -38-   río de Caraza, cuya agua es escasa, turbia y salitrosa. Lo dócil de aquel terreno va causando con las lluvias y avenidas unos derrumbes en la misma orilla del pueblo, que debe temerse su ruina, si no se ocurre con tiempo a repararle; lo que es muy difícil por lo costoso, y desidia de sus vecinos. El agua que beben la traen de unos manantiales que hay un cuarto de legua de distancia; es buena.

165. El temperamento es seco, y ardiente; su principal subsistencia consiste en la agricultura, por la buena calidad de sus terrenos; bien que los indios comercian mucho con el carbón y leña, del que proveen la capital.

166. Las casas de este pueblo son pocas, pero están con algún orden: a excepción de la del cura, que es de dos altos y puede competir con las mejores de la capital, son unos ranchos como en los demás pueblos referidos; la plaza es grande, en uno de sus ángulos está la iglesia, que es muy capaz y aseada; su construcción de adobe y teja.

167. A distancia de media milla de este pueblo hay una hacienda y casería perteneciente al convento de San Agustín de Cochabamba; que es una pequeña población. Tiene un anexo, llamado Marcavi.

1-68. El curato se compone de 346 españoles, 1.529 mestizos, 278 mulatos, 2.971 indios y 3 negros, cuyo total es de 5.127 almas.

169. El cura tiene de sínodo 507 pesos 6½ reales, y hecho igual descuento, le queda líquido 482 pesos 3½ reales, y con lo obvencional se le regula 3.500 pesos al año. De tributos pagan los indios a S. M. 3.090 pesos 5 reales al año.

170. El pósito de granos de este curato tiene de fondo 233 fanegas 2 viches: las 212 fanegas 1½ viches de trigo, y las 70 fanegas y medio viche de maíz. El total de almas de que se compone este partido es de 22.174.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: