Archive for octubre, 2008

“Surubí” deja 3 heridos en accidente de Capinota

(Por Redacción Central – Los Tiempos – 29/10/2008)

Un minibús de los conocidos como “surubíes” volvió a ser protagonista de un accidente de tránsito ayer en la zona Santa Bárbara, ruta al municipio de Capinota, donde tres pasajeros resultaron gravemente heridos, por lo que tuvieron que ser internados en emergencia del hospital Viedma.

Según el reporte del hospital, los heridos fueron identificados como Melvi Delgadillo de 17 años, Irma Coca Ramos de 70 y Demetrio González de 38.

Los “surubíes” son vehículos muy cuestionados por la Unidad Operativa de Tránsito por sus posibilidades de altas velocidades, no recomendables para viajes en carretera abierta.

En otro hecho de tránsito, Silverio Choque Gutiérrez, de 21 años, presuntamente por exceso de velocidad, chocó ayer a las 12:15 de frente su automóvil contra un muro, en la calle uno de la zona de Coña Coña. El choque dejó herido al conductor.

Leave a comment »

Algo de historia de Capinota

* Con la construcción de un convento para la Orden de los Agustinos bajo la tutela de su primer Vicario Fray Luis de López, se fundó Capinota, en abril de 1559.
* Se creó como provincia durante la Junta de Gobierno del Dr. Ismael Montes, el 1° de octubre de 1908, mediante decreto supremo y con una división política de tres secciones, la primera con las poblaciones de Charamoco, Tocokalla, Villcabamba y Capinota capital; la Segunda con Huañacota, Coporaya, Poguera y Santibáñez; y la Tercera que incluye a Orcoma y Sicaya.

Leer el resto de esta entrada »

Leave a comment »

Añoranzas de un Valle de Ensueños

• Mario Rosales Rocabado

Si bien Dios les concedió a Adán y Eva el paraíso terrenal, nosotros quienes nacimos en el maravilloso valle de Capinota, con tierras fértiles y fructíferas, nada teníamos que envidiar; sólo que tal vez en un determinado momento se escuchara la dulce voz de Jehová que siempre vive en cada uno de nosotros.
En antaño este valle de ensueños estaba bañado por las puras aguas del Río Arque y otro tanto del Río Rocha, ambos en un recodo del cerro de Lucuza se juntan para conformar el Río Caine.
Gracias a estas aguas el Río Arque no solamente servía para regar, sino también para el consumo de una gran parte de la población. Mi linda tierra producía las mejores frutas, uno podría deleitarse con racismos de uvas hasta de dos kilos de peso, especialmente la uva rosada, única en la región.

Leer el resto de esta entrada »

Comments (1) »

Capinota, mi valle querido

• Homenaje de Hugo Javier Sarmiento Mercado, extraido de Opinión

Mi valle querido protegido por las montañas, bañado por el río y acariciado por el viento, como bien dice la canción de los tan famosos Kjarkas, nuestra Capinota es un paraíso que enmudece al foráneo ante la exuberancia de inigualables matices de nutrida vegetación, riqueza de sabores, olores y memorables recuerdos, hacen que uno se olvide del tiempo y espacio para compartir un delicioso guarapo rodeado de los capinoteños, gente amable y hospitalaria que se caracteriza por su amabilidad y el trato que brindan a los visitantes que llegan hasta nuestro pueblo.

Mi pueblo hermoso, que a muchos les parecerá pequeño pero está lleno de ilusiones, de vida, de un verdor incomparable, donde flora y fauna se reúnen idealmente para hacer feliz la vida del hombre, mi tierra bella que para nada le opaca el resplandor de la ciudad, Capinota es el pueblo donde a uno se le conjuga el alma con la naturaleza, el amor y la vida.

Leer el resto de esta entrada »

Leave a comment »

La “Huella en la Nostalgia” capinoteña a través de las vivencias y los personajes

“La Huella de la Nostalgia” es una propuesta literaria de Tito Urquieta Márquez que establece una serie de reminiscencias sobre la vivencia y los personajes que interactúan en la población de Capinota.
Urquieta señala que este libro es testimonial, tiene tres partes donde se pretende enfocar una serie de reflexiones y conocimientos de la cultura y la idiosincrasia de los pueblos que están cerca de un contexto urbano como Cochabamba.

Leer el resto de esta entrada »

Leave a comment »