Carnaval en los municipios, entre la ofrenda a la tierra y el retorno al pasado

(Enlared Municipal) El carnaval en los municipios se mueve entre la ofrenda y agradecimiento a la tierra y el retorno o la recuperación de las tradiciones de antaño. Por supuesto, la regla es la picardía, el galanteo, la mofa, el juego más o menos desenfrenado. Ya es historia o práctica de gente muy mayor “celebrar” el carnaval con oraciones y misas, como se hacía en San Ignacio de Mojos, en Beni.

“Si me engañarías, yo me moriría, pero antes de morir yo te mataría”, es parte de una copla carnavalera del valle bajo cochabambino; al son de guitarras, charangos y bombos de los grupos de taquipayanacus, como en Capinota.

La tradición manda en Capinota: el domingo de carnavales, los pobladores participan con carros alegóricos, grupos autóctonos y comparsas, cuyas mejores presentaciones, son premiadas con dinero en efectivo, de 200 a 2.000 bolivianos. Para esto la comuna desembolsó 42.500 bolivianos.


En Tarata, en cambio, las comparas de “residentes” (migrantes que viven en la ciudad) intentan rescatar las tradiciones de antaño, especialmente aquella cuando las personas mayores salían en comparsa repartiendo abrazos y lores, rosas y margaritas y piropos; todo en busca de tutumas de guarapo o chicha; siendo las dueñas  de las chicherías las más visitadas.

http://www.bolivia.com/noticias/AutoNoticias/DetalleNoticia40203.asp

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: