Investigan accidente con muerte en vehículo oficial

Elia­na Ba­lli­vián (Los Tiempos)

Un ac­ci­den­te de trán­si­to con va­rios he­ri­dos y un muer­to su­ce­di­do en ene­ro pa­sa­do en el tra­yec­to de Ca­pi­no­ta a la co­mu­ni­dad de Mo­lli­ni, es­tá sien­do in­ves­ti­ga­do por va­rias ins­tan­cias, ya que se pre­su­me que fue en­cu­bier­to por tra­tar­se de un ve­hí­cu­lo ofi­cial en­tre­ga­do al go­bier­no mu­ni­ci­pal de Ca­pi­no­ta y que es­ta­ba sien­do uti­li­za­do por la Cen­tral Cam­pe­si­na de ese mu­ni­ci­pio, se­gún se de­du­ce de va­rias fuen­tes.

La de­nun­cia ini­cial fue efec­tua­da por el de­pues­to pre­si­den­te del Con­ce­jo de Ca­pi­no­ta, Abel Guz­mán, quien afir­mó que en el ac­ci­den­te fa­lle­ció Adrián Cam­pos Mo­ra­les, un co­mu­na­rio de Mo­lli­ni y que fue en­te­rra­do por los pro­ta­go­nis­tas del ac­ci­den­te esa mis­ma no­che, sin ha­ber si­do so­me­ti­do a un le­van­ta­mien­to le­gal.
“A la es­po­sa, Eu­lo­gia Fron­ta­ni­lla, le in­for­ma­ron al día si­guien­te, cuan­do ya es­ta­ba en­te­rra­do y le dieron 7 mil bo­li­via­nos, ba­jo la pre­sión de la Cen­tral Cam­pe­si­na y de la di­ri­gen­cia de Mo­lli­ni”, di­jo Guz­mán.

 

 El ve­hí­cu­lo To­yo­ta, ca­mio­ne­ta do­ble ca­bi­na, ne­gro, se­gún Guz­mán, era con­du­ci­do por el se­cre­ta­rio de la Cen­tral Cam­pe­si­na, Sin­fo­ria­no Pa­nia­gua, en es­ta­do de ebrie­dad, y en él tam­bién via­ja­ba “un miem­bro de la di­rec­ción de­par­ta­men­tal del MAS”.

 La ca­mio­ne­ta es de la Di­rec­ción de Bie­nes In­cau­ta­dos (Dir­ca­bi), en­tre­ga­da en cus­to­dia a la Alcaldía de Ca­pi­no­ta, que, a su vez, en­tre­gó al Co­mi­té de Vi­gi­lan­cia pa­ra que controle obras, pe­ro ter­mi­nó sien­do utilizada por la Cen­tral Cam­pe­si­na, que has­ta le pu­so un lo­go­ti­po. Es pro­ba­ble que aho­ra esté en una ca­sa par­ti­cu­lar de Pla­ya An­cha.

 En el hos­pi­tal Jo­sé de la Re­za, de Ca­pi­no­ta, una fuen­te con­fir­mó que hu­bo un ac­ci­den­te de esas ca­rac­te­rís­ti­cas el 26 de ene­ro, un día des­pués del re­fe­rén­dum re­vo­ca­to­rio, y que cuan­do la am­bu­lan­cia fue a au­xi­liar a los he­ri­dos, se constató la exis­ten­cia de un ca­dá­ver.

 Los he­ri­dos in­ter­na­dos en el hos­pi­tal son Ber­nar­di­no Vás­quez, Fe­li­pa Apa­za y Mar­tín Fron­ta­ni­lla. Se­gún re­gis­tros hos­pi­ta­la­rios, dos de ellos pasaron al hos­pi­tal Vied­ma.

 El en­ton­ces al­cal­de de Ca­pi­no­ta, Mar­co An­to­nio Co­rai­te (NFR), di­jo que se en­te­ró del he­cho una se­ma­na des­pués, cuan­do re­ci­bió una no­ta de par­te de la ad­mi­nis­tra­ción del hos­pi­tal so­li­ci­tan­do el pa­go por la aten­ción de los he­ri­dos. “Aun­que an­tes se ha­bían es­cu­cha­do al­gu­nos ru­mo­res”, agre­gó.

 Co­rai­te y sus ase­so­res re­cor­da­ron que fueron don­de la fis­cal Ma­ría Luz Pé­rez pa­ra pre­gun­tar por el he­cho, pe­ro ella no te­nía co­no­ci­mien­to y envió un re­que­ri­mien­to y una lla­ma­da de aten­ción a la Po­li­cía pa­ra ob­te­ner el in­for­me y abrir la in­ves­ti­ga­ción.

 El de­nun­cian­te di­jo que ése fue el mo­ti­vo pa­ra la des­ti­tu­ción del di­rec­tor de Dir­ca­bi y el re­le­vo de la Fis­cal por Ana Ma­ría Bal­de­rra­ma, quien con­sul­ta­da ayer por es­te me­dio di­jo que no es­ta­ba se­gu­ra del he­cho por­que no se hallaba en su ofi­ci­na.

 El ac­tual al­cal­de, Pas­tor Sa­las (MAS), di­jo ayer no sa­ber na­da del asun­to ya ­que es­ta­ba en fun­cio­nes só­lo dos se­ma­nas.

 Una ambulancia

 Otro ac­ci­den­te de ve­hí­cu­lo pú­bli­co ocu­rrió el pa­sa­do vier­nes en la Al­cal­día de Ca­pi­no­ta. Se tra­ta de una am­bu­lan­cia que re­tor­na­ba de la co­mu­ni­dad de Api­lla­pam­pa y que su­frió un vuel­co. El de­pues­to pre­si­den­te del Con­ce­jo Mu­ni­ci­pal de Ca­pi­no­ta, Mar­co An­to­nio Co­rai­te (NFR) de­nun­ció el uso dis­cre­cio­nal que se le es­tán dan­do a los bie­nes mu­ni­ci­pa­les.

 La am­bu­lan­cia, se­gún la de­nun­cia, fue sa­ca­da del hos­pi­tal por ór­de­nes del nue­vo al­cal­de Pas­tor Sa­las, pa­ra trans­por­tar el de­sa­yu­no es­co­lar de esa co­mu­ni­dad, lo cual es irre­gu­lar, pues ese ve­hí­cu­lo no es­tá des­ti­na­do pa­ra eso.

 “La di­rec­to­ra del hos­pi­tal nos ha in­for­ma­do que el Al­cal­de y el ofi­cial ma­yor Nel­son Ro­sa­les or­de­na­ron que la am­bu­lan­cia trans­por­te de­sa­yu­no es­co­lar y de re­tor­no a es­ta co­mu­ni­dad la am­bu­lan­cia su­frió un vuel­que y se­rios da­ños ma­te­ria­les en la  par­te la­te­ral iz­quier­da”, di­jo.

 El go­bier­no mu­ni­ci­pal de Ca­pi­no­ta cuen­ta con cin­co am­bu­lan­cias, dos do­na­das por Usaid, una se­mi­nue­va que fue ad­qui­ri­do en 2004 y dos nue­vas do­na­das el año 2008 por el Go­bier­no, una de las cua­les su­frió es­te ac­ci­den­te.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: