Origen y provincialización de Capinota

Por Nelson Paz Claure (Opinión, 19 de abril 2009)

Es motivo de satisfacción tener que escribir lo investigado sobre el origen y su futura provincialización de mi pueblo, fecha que ahora nos aprestamos a festejar sus 100 años.

Revisando documentación y datos históricos, muy escasos por cierto, nos inclinamos a creer que Capinota es el resultado del traslado de los collas aymaras llamados Soras, que se asentaron en Paria-Oruro, cuando Tupaj Yupanki, expandía el territorio de los incas ampliando sus fronteras, los pueblos sometidos eran trasladados a las zonas de mayor producción ya sea en granos, coca, calabazas u otros alimentos para colmar las “Kolcas” del incario, los Soras que nos ocupamos en la presente nota, eran numerosas familias asentadas en Huamanga-Perú, que una vez sometidos al dominio inca, fueron disgregados en grupos para evitar primero las sublevaciones y segundo mejorar ya hemos dicho la dieta alimentaria de las élites dominantes.

Era normal que el Inca que se hacia llamar “hijo del dios Sol”, sometiera a su pueblo y con mucho más rigor a los conquistados que si eran esclavizados era suerte ya que era normal el degollamiento. Nadie podía mirarle de frente y se sacaban las pestañas y cejas para soplarlos al viento en honor del Inca.

Después de esos datos sobre el incario, podemos decir que los Soras del Huamanga, fueron trasladados a Paria una parte, y otras parcialidades fueron a caer a Tapacarí, Sipi Sipi, Ayopaya e incluso a Sacaba, que con el tiempo aparecen como originarios de la zona. En este éxodo fueron dejando pequeños segmentos en diferentes lugares y donde se quedaban nombraban el lugar con el nombre de Capinota o Capiñata, no es extraño que haya este nombre en los Yungas de La Paz, hay otros nombres sobre el río Ayopaya, en una de las bandas lado del departamento de La Paz, Machaca hay Capiñata pasado el río en el sector de Ayopaya Capinota esto sin contar la población de Villa de Capinota, sería muy aventurado decir con exactitud de qué vocablos proviene el nombre de Capinota o Capiñata.

En el dialecto Puquina querría decir “lugar de tres casas” o viviendas, en aymara “Kapen-Uta” hilados casa o hilandería, todas estas apreciaciones ampliaremos en un libro con participación de gente preocupada de saber el verdadero origen de nuestro pueblo.

Llegada la conquista española y pasadas las guerras civiles entre pizarristas y almagristas, Pedro de La Gazca, presidente de la Audiencia de Lima y por orden de Pizarro, se entrega el requerimiento de Paria, al capitán Lorenzo de Aldana, al Repartimiento de Paria Capinota, Sicaya Sarcobamba, etc. quien a su vez ordena la construcción de un convento y dos hospitales en Capinota y Caracollo, cuya administración debía correr a cargo de los padres agustinos a la cabeza de Fray Francisco de López, esta orden la tomaríamos como fundación de la Villa de Capinota, el convento estaba ubicado donde ahora se encuentra el mercado central (esquina de la plaza).

La zona de Sarco Khucho, siempre ha sido endémica con el mal del “chukcho” malaria o terciana, creemos que este fue uno de los motivos por el que el encomendero hiciera su obra Pía, dejando una suma muy alta para la época para la construcción (80.000 reales, cada real era equivalente a cien pesetas) el capitán Aldana fue uno de los más adinerados de la segunda tanda de los conquistadores, que no volvió a España, luego de hacer su testamento a sus encomendados se fue a Arequipa donde murió de artritis deformante que al final de su vida andaba en los hombros de sus vasallos.

Capinota, siempre fue un valle apetecido por los conquistadores, comentábamos con un amigo que entre las riquezas que se quería entregar a Pizarro por la cabeza de Atahuallpa estaba Capinota y Potosí.

Nacida la república, Capinota por ley del Mariscal José Antonio de Sucre, el 1º de enero de 1826, pasa a formar parte de la provincia Arque, aunque por constantes anegamientos, mejor arrasamientos o destrucción del pueblo, la capital por leyes de José Ballivián y Narciso Campero, era trasladada a Capinota, que siempre fue asiento de Juzgado de Partido y sede de la Junta Municipal, hasta el 1º de octubre de 1908, que por trámites del diputado Tomás Careaga Lanza, y la presidencia del Dr. Ismael Montes, dicta la ley por la que la provincia de Arque se divide en dos. Capinota con su capital Villa de Capinota y segunda sección Carasa con su capital Villa de Santiváñez.

Su primer presidente de la Junta Municipal fue don Hermógenes Márquez, su primer alcalde don Roberto Christie Mendivil en 1936, fecha en que el presidente David Toro, crea las alcaldías provinciales.

Entre las atracciones turísticas, está principalmente su vegetación, tenemos un molino de cuatro paradas que se debe restaurar tanto en Capinota como en Irpa Irpa, estos molinos son coloniales, “motivo por el que en esa época los del lugar preferían ser arrieros que agricultores por el alto tráfico de granos (Francisco de Viedma).

También queremos señalar algunas tradiciones que perduran hasta la fecha “Larkha Allay” o cava de acequia, que se efectúa cada año en Pascua, terminada la Semana Santa, se cita a todos los “estantes y habitantes” para ir a cavar su suyo que le toca en la acequia principal que viene desde Chiñiri, paralelamente al río Arque, después de finalizada la Semana Santa, todos los habitantes deben ir a cumplir con su obligación así no tengan huerta ni terreno, es para esta fecha que los pobladores hacen sus mejores huarapos y platos que se invitan al que pase por su sitio terminada la cava, es competencia de platos a cual mejor y lo invitado no se rechaza, hay que “ch’allar” para que la acequia no se seque en todo el año. Cabe señalar que entre los habitantes hay viejos o incapacitados para efectuar la labor, entonces pagan un jornal de trabajo a la intendencia que debe comprar coca y chicha, para repartir a lo largo de unos tres kilómetros de acequia, ir y ver desde el cerro este espectáculo es realmente hermoso. Esta tradición persiste hasta la fecha. Otra tradición es la de Todos los Santos, la gente se traslada al cementerio desde el día 1º de noviembre a pasar la noche en el interior del Campo Santo a esperar sus almas, se puede encontrar comida, tragos o lo que le gustaba al difunto, se reza, hay música con bandas, hay rezadores, la fiesta termina al día siguiente.

La Pakgoma, que consistía en ir a las huertas a cosechar los miércoles de ceniza, pero para comer en el sitio sin sacar en canastos o bolsas, hay tantas huertas que nadie pakgomaba más de una huerta, pero con el crecimiento de la población esta costumbre ya no se efectúa.

Por último quiero hacer conocer los nombres aymaras de algunos poblados de la provincia, Apilla pampa, significaría pampa de ocas, Yata moko viene de Jiata Mokgo, loma muerta, Sarcobamba o Sarkja bamba, pampa de la despedida, aquí termina el pueblo para ir hacia Oruro, Phoko-taika nuestro cerro emblemático, quiere decir Madre Grande o llena, Charamoco de Chiara mocko – lama negra.

Nelson Paz Claure es capinoteño.

Anuncios

5 comentarios so far »

  1. 1

    jose ayala said,

    saludos.
    estoy interesado en la informacion que has escrito sobre la etnia de los soras.
    estoy realizando un trabajo sobre la etnia de los soras, soy de huamanga peru.
    he leido tu punto de vista sobre los soras, quisiera saber los documentos, libros y/o fuente donde te basan para afirmar que los soras de charcas son fueron trasladados de huamanga peru?.

    • 2

      Campuruna said,

      Te sugiero revisar nuestro archivo sobre Historia, allí existen referencias sobre los Soras. Pienso que la mayor investigación (ver: Libro sobre los Soras muestra orígenes de la población de Capinota) es la tesis de Mercedes del Rio, de origen argentino. El libro lo publicó en Oruro. Espero que tengas suerte en la búsqueda. Saludos.

      • 3

        jose ayala said,

        Saludos.
        sobre tu respuesta acerca del libro de maria de las mercedes del rio, la he leido y no afirma precisamente que los Soras de huamanga hayan sido trasladados a charcas.
        Del Rio plantea una posibilidad, de las tres que existe en su libro, pero nada está claro todos son posibilidades.
        Por tanto te recomendaria humildemente que no hay que afirmar nada, mientras no está demostratado.

      • 4

        Campuruna said,

        Gracias por tus comentarios. Nosotros sólo dirigimos este blog sobre la Provincia de Capinota, donde insertamos opiniones y artículos elaborados sobre este tema. El artículo que mencionas habla sobre los soras pero no creo que de certezas absolutas. En todo caso el artículo lleva la firma de su autor, a quien le haremos llegar tus opiniones. Entretanto nos gustaría recibir algún aporte tuyo sobre lo que en la actualidad se conoce sobre los soras, sería de mucha ayuda para conocer nuestros ancestros. Saludos atentos.

  2. 5

    jose ayala said,

    Lo que podría decirte es de los Soras de Ayacucho Perú.
    Una vez que Cusi Yupanqui venció al ejército Chanka el futuro gobernante no se aventuró a grandes campañas de expansión. El naciente Tahuantinsuyo todavia no era lo suficientemente fuerte. Una prueba se puede encontrar en el matrimonio de Cusi Yupanqui con Mama Anahuarqui; existieron curacas de los alredores que no acudieron a reconocerlo como Sapa Inga. Más bien sufrió un atentado por parte de los Cápac Cuyos. Era necesario, primero someter en un futuro inmediato a los curacazgos vecinos.
    Dominados los alrededores del Cuzco, Pachacútec, que apartir de su coronación y matrimonio habia adoptado un nuevo nombre trató de anexar de acuerdo a un plan expansivo los territorios vecinos de Andahuaylas como los Soras, Vilcas, Rucanas, Pucaray y que habían sido centros Chancas o que por lo menos los habían apoyado durante el ataque al Cuzco. Había llegado el momento de la expansión tahuantinsuyana.
    El Sapa Inga dejó la capital a su hermano Lloque Yupanqui y al mando de un poderoso ejército se dirigió al norte. Lo conducían en “andas ricas de oro y pedrería”. Según afirma Cieza de León (1965: 156) iba a la redonda su guarda con alabardas, hachas y otras armas y a sus costados los miembros de la nobleza.
    La coya y otras mujeres distinguidas también era también trasladas en hamacas con un apreciable cargamento de joyas, posiblemente para obsequiarlas a los jefes políticos que irían encontrando a su paso. Adelante habían servidores que “iban limpiando el camino que ni yerba ni piedra pequeña ni grande no había de haber en el”.
    Al llegar a Curahuasi, a veintiséis leguas del Cusco entregó una palla del Cusco al jefe Chanca Túpac Uasco. Con este acto Pachacútec logró la adhesión del Sinchi. La expedición continuó hacia Andahuaylas donde tras una reunión del consejo, se resolvió avanzar hacía el territorio de los Soras. Sabiendo los Soras la proximidad de los ejércitos del Inca, se prepararon apresuradamente para la defensa, capitaneados por el Sinchi Guacralla de Soras y Puxayco de Chalco. No pudieron resistir los aliados el empuje de los ejércitos de Pachacútec y no tardaron en caer prisioneros ambos sinchis, siendo más tarde, llevados al Cusco para la celebración del triunfo. Los desbaratados soras y Rucanas, huyeron refugiándose muchos de ellos en un peñol, situado según Cieza, cerca del río Vilcas. (ROSTWOROWSKI, 1983:137).


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: