Archive for enero, 2010

Larq’a Allay una costumbre de años que continúa vigente

(Extraído de la Revista El Pueblo, noviembre 2009)

Durante la Colonia el valle de Capinota se caracterizó por dar servicios de molienda para la producción de granos como el trigo, la cebada y el maíz, Los molinos de Cucuni y Chocapata recibían ingentes cantidades de granos trasportados en burros y en llamas que llegaban desde las comunidades altas de Arque, Tacopaya, Bolívar, Banderani, La cumbre, toda la producción de harinas eran destinados a las mina de Oruro y Potosí.

Cuando con las primeras lluvias de la época, se producían las riadas que cargaban las tomas de agua haciendo que los molinos paren y la gente emprendía una febril tarea para reparar los daños en las tomas y canales y otra para desmontar las grandes piedras, volver a tallarlas y ejecutar cuanto trabajo era necesario para el mantenimiento de la infraestructura molinera.

Con el pasar de los años los molinos pasaron a propiedad y usufructúo de la Iglesia Católica quienes se encargaban de la provisión de agua para mover las enormes ruedas de piedra que tenían las paradas de molino, al igual que de su mantenimiento y administración. Uno de los cuidados más importantes era el de preservar los canales de riego y tomas de agua del río Arque, trabajos que se realizaban con “reparos” y    “arreglos” a cargo del cura encargado, después del periodo de lluvias y casualmente esta actividad coincidía con el lunes de Pascua.

Como en toda costumbre señorial, el señor Feudal o sea el Cura a quien llamaban también “Tata Reparo” corría con los gastos de comida y bebida para estimular la mano de obra gratuita que se empleaba en los arreglos de los daños causados por el río Arque. La comida abundante era preparada en base a cuyes, gallinas acompañado de bebidas como el vino tierno que hoy tiene el nombre de “guarapo” y chicha elaborados con una receta ancestral como es el “muko”.

Al pasar los años, ésta actividad social costumbrista de efectuar la limpieza y arreglos de las tomas y acequias de agua se amplió a los canales y acequias que utilizan los agricultores para regar los cultivos y huertos frutales. Esta responsabilidad es asumida por los cabecillas de riegos. Así nació la fiesta de la Larq’a Allay que se celebra cada año el lunes de Pascua, como inicio de un nuevo año agrícola y práctica de trabajo comunal.

Leave a comment »