Archive for febrero, 2010

El Tinku cierra el carnaval capinoteño

Jóvenes se castigan con látigo en el Tinku de carnaval

Este domingo 21, después de una semana de fiesta y alegría en la que dominó el Rey Momo, se terminaron las fiestas capinoteñas de carnestolendas con un encuentro de las comunidades campesinas, cuyo significado en quichua es Tinku.

La fiesta comenzó el domingo 14 de febrero con una entrada de comparsas, cuyo número ascendió esta vez a diez y nueve. O sea, un record para la fecha. Estuvieron presentes comparsas de toda la provincia, incluyendo comunidades campesinas y de la rivera del río, que desfilaron al compás de sus guitarras y charangos, entonando coplas carnavaleras, que sólo se cantan en la ocasión. No faltaron algunas innovaciones como la de bailar con bombos, quenas y zampoñas. Tampoco faltaron los carros alegóricos, que son una innovación que se va presentando y mejorando año tras año.  Las comparsas pasaron por el palco municipal desde las 16 horas hasta pasadas las 19 horas, motivo por el cual las últimas comparsas no tuvieron mucho público, siendo precisamente las comparsas más tradicionales del carnaval. En efecto, una de ellas fue la premiada, los Pisa Fuertes de Buen Retiro, con sus carros alegóricos inspirados en la película Avatar.  También fue muy bien caracterizada la comparsa de los Purisquiris, de Sackamalla y, finalmente, revivió la comparsa de los Karachupas, que esta vez fue reforzada con nietos e hijos de algunos fundadores. No faltaron algunos de éstos que, pese a las canas, se atrevieron a recordar sus tiempos de mejor comparsa.

La tarde calurosa fue motivo doble para la mojazón que, como siempre, fue profusa. Los globos se ensañaron con las reinas de las comparsas, que para el efecto estuvieron bien ataviadas y protegidas con mallas de alambre. El juego con agua sigue siendo la principal atracción de los turistas, que ahora llegan principalmente para este día.

El día lunes las  fiestas fueron más familiares. Grupos de amigos y familias se reunieron en huertas y domicilios para seguir festejando. El martes continuó la fiesta que se la dedicó a la ch’alla, es decir, a ofrendar a la pachamama los bienes que cada uno tiene o ha ganado. Serpentinas, misturas, globos y cohetillos sirvieron para realzar la ofrenda. El Martes de Ch’alla es el día de guardar más guardado del año. Prácticamente no circularon ni los micros ni buses del transporte urbano,  porque todo objeto de valor es ch’allado, incluyendo los vehículos.

Grandes cambios se notan en los carnavales de ahora. No hubo una fiesta grande, como las que solían hacerse en el Mercado Municipal. Hubo una fiesta reducida en un local privado y poco cómodo para la cantidad de gente que llegó el día domingo. Tampoco existen más las concentraciones para el Tinku de Irpa Irpa y Capinota, que se realizaban el miércoles y el sábado de carnaval. La fiesta siempre duró una semana.

Por esta razón el Tinku de Sackamalla reviste la importancia de ser el único Tinku y el que cierra la fiesta de carnaval. Jóvenes y adultos de las diferentes comunidades se reunieron  para luchar y hacer una demostración de hombría, que consiste en pegarse con un látigo largo, con mango de madera, en una pierna expuesta, que termina generalmente sangrando. Hubo gran concentración de gente, música, bebidas, y muchas parejas de luchadores que terminaron heridos o adoloridos por varios días, como el mejor recuerdo de un carnaval más que ya es pasado, como pasado es el tenor de esta copla:

“Estos carnavales quien inventaría…,  un viejo borracho, en la chichería”

Anuncios

Leave a comment »

Devoción y alegría en la fiesta del Señor de la Sentencia

Una parte de los asistentes a la fiesta del Señor de la Sentencia

Otro grupo de participantes

En la ciudad de Cochabamba, cada año, el jueves anterior a la semana del carnaval, se realiza la fiesta de los compadres en honor al “Señor de la Sentencia”, principalmente en los mercados de la ciudad, donde las comerciantes celebran a sus compadres y amigos con sendos platos de puchero y profusión de bebidas. En las provincias se festeja también, aunque todavía con gran énfasis religioso y girando alrededor de la devoción al Señor. En Capinota los feligreses llevan sus imágenes a la Iglesia de San Pablo, donde son  veneradas y bendecidas por el párroco de turno.

Existe una imagen del Señor de la Sentencia, del tamaño natural, que perteneció a la Señora Angélica Soria viuda de Rocabado, que desde muchas décadas atrás fue venerada y objeto de agasajos y pasantías por los vecinos del lugar. Esta costumbre fue revivida por sus nietos, pertenecientes a las familias Larraín – Rocabado – Zeballos, adquiriendo cada vez más adhesión de parientes y amigos.

En la presente ocasión la fiesta del Señor tuvo como pasante al Sr. Hugo Larraín Frontanilla y familia, que organizaron una fiesta memorable con gran participación de  amigos y devotos del Señor, en su nueva casa de Sauci Calle que, además, fue bendecida y ch’allada. Todos los participantes no sólo demostraron su devoción sino que alegraron la ocasión con bailes y músicas carnavaleras.  En Capinota se dio largada a sus famosos carnavales con la fiesta de los compadres

La fiesta comenzó a las 11 de la mañana con una misa en el propio domicilio del pasante, con la presencia de dos sacerdotes, el Padre Walter Rocha, Párroco de Tiquipaya, y el Reverendo Enrique Jimenez Rocha, quien acababa de cumplir 102 años, ambos parientes de la dueña de casa, Sra. Mirian de Larraín, además se tuvo la presencia de amigos, vecinos y visitantes. Después del almuerzo y los picantes de ocasión, comenzó la fiesta que duró hasta avanzadas horas de la noche y estuvo condimentada con buena música, buen licor y ruido de fuegos artificiales y cohetillos.

Devotos del Señor de la Sentencia: Yosko Zlatar y sra. llegaron desde Antofagasta para participar en la fiesta religiosa

En medio de la ceremonia se hicieron los reconocimientos respectivos a todos los que contribuyeron al éxito de la misma y se circuló el libro de adhesiones para la fiesta del próximo año, la misma que estará a cargo de la familia Arze -Torres – Soria. Se espera que nuevamente se logre la participación y la unidad de este grupo tan grande de capinoteños, motivados por su parentesco y su devoción al Señor de la Sentencia.

Comments (1) »