Archive for mayo, 2010

Campesinos rinden su devoción a San Isidro

San Isidro, patrón de los agricultores es objeto de devoción en Capinota

Como todos los años los campesinos capinoteños se reunieron para rendir tributo y veneración a su santo, San Isidro Labrador, quien es, además, el patrono de los agricultores en casi todo el mundo, teniendo especial festividad en Madrid, de donde es oriundo y es su Patrón desde 1212.

 El Almanaque Bristol, muy utilizado por nuestros campesinos para hacer seguimiento de las fiestas religiosas,  nos señala con precisión el 15 de mayo como día de celebración de San Isidro el Labrador, santo venerado por sus milagros y por su amor a la agricultura. Dicen que toda su vida fue dedicada a las tareas de agricultor, por lo que pasó a ser conocido como “Isidro labrador”. Falleció en el año 1132. Dejó una aureola de santidad, caracterizada por el amor a su prójimo y a los animales. Afirman que durante su vida nunca maltrató a los bueyes ni a los otros animales de trabajo de la hacienda donde prestaba sus servicios. Por todo ello es objeto de la devoción de los que trabajan en el campo. Su protección a los campesinos y labradores españoles así como de todos los agricultores católicos del mundo fue declarada por el Papa Juan XXIII en 1960. Sus devotos le invocan generalmente antes de la siembra, para el mejoramiento de la actividad agrícola,  para tener buena cosecha y para que llueva.

En casi toda la América del Sur se le rinde devoción en su día y de manera diferente. En las áreas rurales de Cochabamba se le dedican diversos actos litúrgicos que terminan generalmente en sendos juegos de bueyes.

La festividad era particularmente atractiva y llena de fuerza costumbrista en Capinota, donde los campesinos se reunían llevando consigo sus yuntas, haciendo demostraciones y desfilando en los campos recién arados con ellas. Este 15 de mayo la concentración para la fiesta fue nuevamente en Sarco K’uchu, con gran presencia de gente, aunque menor concentración de animales. Esto denota un cambio sustancial en la manera de celebrar esta fiesta, donde se nota que el buey disminuye su presencia y su atractivo central. Tal vez la explicación radique en la cada vez menor utilización de la yunta como instrumento de trabajo y en la mayor mecanización del agro.

Sin embargo, la veneración por el Santo no ha disminuido. Muchas de las efigies que se le dedican son objeto de veneración y de bendiciones. Es una temporada de mucho trabajo para el Maestro Escultor, don Edilberto Soto, quien se ha especializado en esculpir San Isidros, siendo su mayor proveedor para los templos y casas de los campesinos de la Provincia de Capinota y de las del Norte de Potosí. En ellas se ve a San Isidro labrando la tierra y empujado su yunta de bueyes. Unas verdaderas obras de arte.

Por lo demás, la fiesta se convirtió en otro motivo de reunión de la gente; con o sin bueyes, las comidas y las bebidas, principalmente la chicha,  circularon con gran profusión.

Comments (1) »

Capinota: Transportistas desaprensivos atentan contra la ecología de la Provincia

La bajada de Wasa Mayu es uno de los lugares preferidos por inescrupulosos camioneros que botan sus llantas al paso, ensuciando nuestro ambiente. Es necesario parar esta conducta que atenta contra la ecología

Resulta decepcionante ver cómo la ecología de nuestros pueblos es destruida por sus propios habitantes o por aquellos que usan y transitan por sus rutas. No nos cansaremos de repetir que la basura es el primer problema de la Provincia, misma que se acumula en sus múltiples formas en caminos, descampados, ríos y esquinas, muchas veces bajo la mirada contemplativa de las autoridades que poco o nada hacen para solucionar el problema.

 Uno de los escenarios más golpeantes es ver en cada recodo del camino un sinnúmero de llantas que son botadas por desaprensivos conductores que, ex profesamente, llevan su carga maligna para deshacerse de ella en el trayecto.

 En Capinota, son principalmente los transportistas que acuden por carga a la fábrica de cemento COBOCE los que se deshacen de sus  llantas viejas en el camino y, a veces, en los ríos, ayudando de esta manera a contaminar no solo nuestro paisaje, sino, sus más preciados elementos, como son el agua, el suelo y el aire. También el aire se contamina, porque muchas de estas llantas, de difícil degradación, terminan ardiendo en forma de fogatas, altamente cargadas de humo y de sustancias tóxicas.

 El tema de convertir nuestros caminos en botaderos debe ser objeto de control y de políticas municipales. Las autoridades tienen la obligación de castigar de manera severa y ejemplar a quienes eliminan sus desechos en nuestros caminos, para lo que deben trabajar de manera coordinada con la población, que debiera ser la guardiana de su propia ecología. Debieran, también, coordinar con los directivos de la fábrica COBOCE, para articular políticas educativas, en primer lugar, y punitivas, en segundo lugar. Todo camión que sea identificado como transportador de basuras y desechos,  y todo conductor que elimine sus llantas en los caminos, debería ser prohibido de llevar carga desde la fábrica o desde el pueblo.

 La tarea no es fácil, pero se imponen  intentos para mantener y cuidar lo más lindo que tiene Capinota, su naturaleza. Los discursos sobre los derechos de la naturaleza no deben quedar sólo en discursos, es necesario llevarlos a la práctica cotidiana.

 De manera más global y, tal vez, departamental, debiera estudiarse la posibilidad de reciclar en grande este elemento contaminante, como se hace en algunos países de la Región. En nuestro país, Santa Cruz dio el primer paso al inaugurar la primera planta de reciclaje de llantas, a fines del 2009. El anunció correspondió a la Empresa Municipal de Aseo de Santa Cruz (EMACRUZ)  que informó que la primera planta de reciclaje de llantas usadas del país, que se constituyen en el principal criadero de los mosquitos portadores del dengue, tuvo una inversión de 2 millones de dólares y podrá moler hasta 2.000 unidades por día. La planta Mundo Reciclaje, que fue  una iniciativa de la empresa privada, molerá llantas para hacer perfiles de acero, fibra de algodón, goma para los asfaltos y otros productos para trabajo y uso doméstico, además de preservar el medioambiente y generar empleo.

 Iniciativas de este tipo deben imitarse, aprovecharse, o, en su defecto, replicarse para el bien de nuestras comunidades y de su ecología.

Leave a comment »