Reminiscencias capinoteñas en el libro La Huella en la Nostalgia

Tapa del libro con ilustración de un molino de agua capinoteño, realizada por el pintor Darío Antezana

Por: Rosario Quiroga

La memoria, aquella parte del cerebro que almacena, como una base de datos nuestro cotidiano vivir hecho de situaciones objetivas así como de las experiencias subjetivas, le ha posibilitado al Dr. Tito Urquieta Márquez, capinoteño apasionado, plasmar sus sentimientos en un libro titulado “ La Huella en la Nostalgia “ ( Kipus, 122 pags )

Dos palabras que rotulan el titulo. Por un lado. Huella que significa lo que queda después del camino andado, recorrido, vivido y, Nostalgia un sentimiento de añoranza una necesidad de retrotraer al presente con la mayor fidelidad posible un pasado vivido.

“La Huella en la Nostalgia”, es eso, la recuperación de ese halito telúrico que nutre el acerbo hecho de paisaje, estampas, personas, hechos, costumbres y tradiciones del pueblo de CAPINOTA.

A lo largo de sus 122 páginas el lector podrá conocer, reconocerse, y revivir un pasado compartido a través de la palabra escrita y la estampa fotográfica.

El libro esta dividido en acápites a modo de segmentos:

-Motivación Telúrica., que es la evocación, es la profunda aspiración del espíritu y cuerpo de la tierra que responde como recuerdo.

– Perfiles Humanos, donde personas y hechos que dan significado a un tiempo determinado para formar parte de la historia capinoteña.

-Rescatando Tradiciones, es la recuperación testimonial y amorosa de la fisonomía de la cultura del pueblo de Capinota.

 

Presentación del libro (en la contratapa)

Por: J. Erick Rolon Anaya 

El Dr. Tito R. Urquieta Márquez, desde luego y sin duda, es un capinoteño de corazón, Ha escrito el libro titulado “La Huella en la Nostalgia” . Es un relato sentido, una semblanza lugareña, escrita con sencillez. Es una evocación romántica, que recuerda un pasado, ya pasado… de aquel rincón y añorado pueblo rural de Capinota.

En el pasado, Capinota era un poblado soñoliento, que de tanto en tanto, despertaba sobresaltado, tras cada estridente pitazo de la jadeante y cansada locomotora del ferrocarril a vapor, ya que su maquina debía repechar una sostenida y larga cuesta. La trayectoria de la locomotora se pintaba con negras volutas de humo, para luego dejar atrás la estación de Buen Retiro, hasta alcanzar y llegar a la extensa Altipampa boliviana….

El autor se pregunta… En este caso Tito Urquieta se pregunta, no sin alguna angustia ¿Cómo será el futuro de Capinota? …¿Cuál es o será el precio a pagar a nombre de SU PROGRESO….

Progreso que quizás embriague y entusiasme a los mas. Pero que preocupa hondamente a los menos. A esos capinoteños que como Tito Urquieta Márquez aun recuerdan su antiguo paisaje y su teluria lugareña. Junto a los recuerdos de una infancia despreocupada y juguetona, que “tigchaba” chuis de mil colores, hacia bailar trompos silbantes o romos y saltarines. Lanzaba canicas, o empujaba con los pies tejos y coscojas…

Mas tarde recuerda una pre adolescencia enamorada de los amores idealizados. Seguida de una juventud inquieta, musical y serenatera, con frecuencia desbocada, en la  pura juerga y bohemia valentona.

Todo ello entre medio de las acogedoras calles del poblado y a lo lejos un circundante romance de montañas, jugando sus enamorados “arrumacos” , junto a un paisaje de perfumada campiña, que gradualmente parecería se ha ido agotando y perdiendo…

Recuerda las grandes fiestas de los carnavales, las noches frías de San Juan y sus fogatas. Las pasantías en homenaje a la Virgen de la Asunta. Mas una enumeración de pro hombres nacidos en ese noble pueblo denominado CAPINOTA.

Anuncios

3 comentarios so far »

  1. 1

    SIWAR MAMANI said,

    Hay momentos en la vida, de la vida que nos detenemos inevitablemente, para volver al pueblo a traves de la memoria, caminando a pasos muy resumidos para no perder el diusfrute, cuando se esta en los calorosos brazos de los recuerdos vividos. de eso recuerdos que nos baña el alma de frias o tibias aguas de nostalgia. LA HUELLA EN LA NOSTALGIA. De mi amigo. Cuyo libro nos detiene en los parajes del mayor de los motivos humanos “la historia” todos caminantes, errantes o no, disfrutara enel lugar conocido el abrigo de una madre telurica, la madre tierra, la tierra donde se nacio, se vive o se esoge para morir. Mas alla de todo acometido formal, el texto siempre guardara en sus paginas la alegria de un niño al volver al regazo de su autora. EL POETA SILVESTRE

  2. 2

    juan carlos balza said,

    por lo poco que se puede leer, se ve muy bueno el libro, en que parte esta a ala venta, yo estoy en Venezuela.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: