Médico capinoteño es un ejemplo de vida pese a sus limitaciones

Jhenny Nava B. jnava@opinion.com.bo,  , Opinión, agosto 23, 2010

El Dr. Orlando Orozco en pleno trabajo de atención a sus pacientes

Sentado en la mesa de su consultorio y con su bata blanca el médico general Orlando Orozco, que sufre la enfermedad denominada osteogénesis imperfecta  (se le fracturan los huesos con facilidad) nos cuenta la historia de su vida, que se ha convertido en un verdadero ejemplo de superación para las personas con capacidades diferentes.

En la provincia de Capinota, de donde es oriundo Orozco, asistía a su colegio en bicicleta, pero a partir de los 15 años las deformaciones que se presentaron en sus extremidades inferiores, comenzaron a hacer molesto y dificultoso su desplazamiento al caminar, por lo que también dejó  de usarla.

En una consulta médica para saber qué era lo que tenía, un médico le diagnosticó osteogénesis imperfecta, una enfermedad que se caracteriza por la fragilidad excesiva de los huesos que tienden a partirse muy fácilmente.

A pesar de que contaba con el apoyo de sus padres para afrontar la enfermedad, Orozco decide migrar a la ciudad de Cochabamba para terminar de estudiar en el Colegio Bolívar, del que se graduó como bachiller en el año 1968, y así alcanzar el sueño anhelado que tenía de ser médico.

“Siempre fui muy independiente, sabía que tenía una enfermedad muy delicada, pero mi sueño de convertirme en galeno era una meta que tenía que lograr y por eso decidí salir a la ciudad para estudiar”, dice.

Antes de ingresar a la carrera de Medicina en la Universidad Mayor de San Simón, en el año 1971, Orozco viajó a La Paz donde le realizaron tres cirugías para que su desplazamiento sea mucho más fácil.

Cuenta que asistía a pasar clases con un bastón y luego de sufrir una caída tuvo que usar muletas.

“Caminar en la universidad era bastante difícil, sobre todo cuando hice mi rotación tenía que ir de un lado a otro en los hospitales, pero gracias a Dios nunca sentí discriminación, el trato era igualitario para todos los estudiantes”, señala.

En 1979 Orozco se graduó como médico general de la Universidad Mayor de San Simón y luego viajó a España para realizar la especialidad de traumatología pediátrica, la cual decidió abandonar por la avanzada tecnología que se requería para ponerla en práctica.

“Como los métodos de diagnóstico eran muy especializados y se ocupaba tecnología de última generación me di cuenta que eran tratamientos que iban a ser costosos para la población, entonces decidí dejar la especialidad, porque yo quería atender a personas de escasos recursos”, manifiesta.

Al retornar a Bolivia se caso con Doli Torrico Gonzáles, una médico con quien abrió el consultorio “Inti” en la provincia Punata, donde atendió a la población por más de quince años.

Tras el fallecimiento de su esposa, Orozco retornó a Cochabamba donde decidió abrir un consultorio.

Hasta hace una semana fue el responsable de discapacidad del Servicio Departamental de Salud, (Sedes), donde estuvo encargado de hacer el censo de las personas con capacidades diferentes, para calificar el tipo y grado de discapacidad de las personas.

Luego de haber cumplido con ese trabajo fue designado por el Sedes como médico de planta del Centro de Salud Pacata.

Su jornada diaria transcurre con la atención de pacientes en el Centro de Salud en horas de la mañana y en su consultorio particular, ubicado en las Torres Soffer, en horas  de la tarde.

En ambos ambientes recibe a personas de escasos recursos y a quienes, como él, tienen capacidades diferentes y requieren de su ayuda para salir adelante, pues los tratamientos del médico no solamente consisten en el diagnosticó, sino también en una serie de consejos para la superación.

“Cómo médico me he realizado plenamente, mi objetivo desde un principio era atender a las personas con escasos recursos y lo he logrado”, manifiesta el profesional.

 

“La ayuda es necesaria”

El médico Orlando Orozco asegura que a pesar de contar con capacidades diferentes, la superación de las personas que sufren alguna enfermedad o discapacidad es posible en Bolivia.  Indica  que uno de los principales elementos para lograr la superación es el apoyo de los padres de familia.

Aunque Orozco fue independiente desde sus 14 años, señala que siempre tuvo el apoyo moral de sus padres.  “Hay personas que actualmente viven frustradas y encerradas en su casa y no quieren salir a la calle porque le temen a la discriminación”, dice. 

Orozco, que estima que fue una de las primeras personas con capacidades diferentes en ingresar a la universidad, sostiene que los jóvenes y niños no deben desaprovechar la oportunidad de estudiar, porque la falta de alguna capacidad física no significa la falta de la capacidad intelectual.

 “Como profesional, yo me siento como cualquier persona normal y me demostré a mí mismo que todo es posible”, sostiene.

Datos:  Orlando Orozco

De 58 años nació en la provincia Capinota, Cochabamba, el 20 de julio de 1952, actualmente está casado con Alina Salinas y tiene una hija de 31 años.

14 años

Fue la edad en la que Orlando Orozco decidió migrar solo a la ciudad, con el objetivo de terminar sus estudios de secundaria e iniciar una carrera profesional.

30 años

De experiencia tiene actualmente Orlando Orozco como médico general.

Es miembro

De la Sociedad de Geriatría de Bolivia y de la Asociación Boliviana de Medicina Molecular.

Consultas

Atiende consultas a niños, adultos y personas de la tercera edad en el Centro de Salud Pacata y en su consultorio particular, ubicado en el primer piso de las Torres Soffer, en la avenida Oquendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: