Primeras protestas por el intento de convertir a Capinota en el basurero departamental

Basurero al inicio del camino hacia Capinota. Otro tanto sucede en el camino a Santivañez. La basura es el problema más importante en la Provincia.

Comienzan a llegar la protestas por el indisimulado intento de parte de las autoridades departamentales de convertir a Capinota en el basurero departamental, tal como lo denunciamos en anteriores artículos en este mismo blog. En la ocasión, el Ingeniero capinoteño, Antonio Rocabado Quevedo, nos ha hecho llegar una carta enviada por él al Alcalde Municipal del Cercado, fundamentando su rechazo al nuevo botadero, al tiempo de solicitar a las autoridades y al público capinoteño, pronunciarse sobre este hecho inconsulto. Esperamos que las fuerzas vivas de la Provincia, de los tres municipios capinoteños: Santivañez, Sicaya y Capinota, hagan llegar sus opiniones e inicien por todos los medios a su alcance una campaña de aclaración y rechazo.

Copiamos para ustedes la carta en cuestión, la misma que salió con copia al Presidente del Concejo Municipal de Capinota, Sr. Justiniano Bohorquez Sánchez; a la Presidenta del Concejo Municipal de Cochabamba, Ninoska Lazarte, Y al Gobernador del Departamento, Edmundo Novillo:

“Quillacollo, 17 de octubre de 2010

Señor

Edwin Castellanos Mendoza

H. ALCALDE MUNICIPAL DE COCHABAMBA

Cochabamba. 

REF.: CAMPAÑA DE RECHAZO AL EMPLAZAMIENTO DEL NUEVO BOTADERO DE BASURA DE COCHABAMBA EN EL MUNICIPIO DE CAPINOTA

Señor Alcalde Municipal:

El “INFORME A LA CIUDADANÍA” publicado el día de ayer (17/OCT/2010) por la Alcaldía de Cochabamba en los diarios de circulación nacional LOS TIEMPOS y OPINIÓN, confirma una vez más la audaz intención de las autoridades cochabambinas de trasladar los problemas de la contaminación por residuos sólidos y líquidos de la ciudad de Cochabamba a otros municipios del Departamento. Esta alarmante noticia ya fue anunciada con anterioridad, y recientemente también en un reportaje del diario LOS TIEMPOS del 10/OCT/2010, citando al municipio de Capinota como una opción para un nuevo “Botadero” de las basuras del municipio de Cercado y de otros siete municipios, los mismos que supuestamente conforman un eje metropolitano.

Bajo el eufemismo de “Planta Industrializadora de Basura” se pretende ilusionar y fomentar demasiadas esperanzas a los pobladores de los municipios más pobres de Cochabamba con promesas de producir biodiesel, compost, y otros productos reutilizables, como objetivos engañosamente simples, rápidos, y de alta rentabilidad. Toda esta gama maravillosa de producción rentable, provendría de los mayoritarios desechos de los barrios residenciales e industriales de la ciudad de Cochabamba, distinguidos prominentemente como los grandes consumidores de la región.

En cualquier caso, más allá de la quema de etapas de maduración de los proyectos ante las urgencias de los intereses en juego, de los análisis de costos-beneficios, de la estructuración financiera, y de las acechanzas e intimidaciones, resulta muy pertinente conocer de cerca la historia y el estado actual de la degradación ambiental de Capinota a través de los siguientes episodios de contaminación:

  • Desde la década del 1960 con la contaminación minera al río Arque, coincidente con la privatización e incremento de la explotación de las ancestrales minas de Cerro Grande y Berenguela con sus respectivas descargas de minerales. Posteriormente, las citadas minas pasaron al poder de Gonzalo Sánchez de Losada, y las secuelas de la irrigación agrícola con agua contaminada por las operaciones mineras nunca se evaluaron a cabalidad.

  • Desde 1972 en que comienza a funcionar la fábrica de cemento COBOCE con la contaminación del aire —aunque posteriormente aminorada de los polvos visibles y materia particulada en suspensión mediante la instalación forzada de colectores y filtros— permanece hasta ahora en descontrol de la emisión de una variedad de gases indeseables, los cuales provocan lluvias ácidas que dañan la vegetación y los materiales de construcción en varios kilómetros a la redonda. Lo más amenazante de este tipo de contaminación atmosférica —también sin el respaldo de evaluaciones concluyentes de su impacto ambiental— es que tiende a incrementarse ante la inminencia de mayores producciones de la fábrica de cemento, que se constituye en una de las más poderosas industrias del departamento.
  • Desde la década del 1980, en que se agudiza el descontrol de la contaminación hídrica del río Rocha que confluye con el río Arque para formar el río Caine en un extremo de la capital  capinoteña, se deteriora gravemente el ambiente natural local con los desperdicios malolientes de toda clase: desfogues de aguas residuales municipales desde Sacaba hasta Parotani, malfuncionamiento de la Planta de Alba Rancho, aguas residuales de variedad de industrias de la conurbación Cochabamba–Quillacollo, curtiembres, aguas servidas de plantas faeneadoras de aves y cerdos, etc., que hacen dificilísima cualquier caracterización de la calidad del agua resultante final que llega hasta Capinota.
  • Desde la pavimentación del camino Parotani-Capinota el 2005, se incrementa exponencialmente la contaminación del aire por los gases de escape de los motorizados que transitan a la fábrica de cemento y a los poblados aledaños. Muchos de estos vehículos —particularmente los de TRANSPECO— lanzan sus basuras y escombros en el trayecto de sus rutas cercanas a Capinota.
  • La contaminación electromagnética de las líneas de transporte de energía eléctrica de alta y media tensión que llegan o cruzan los poblados capinoteños, transformadores, antenas base de la telefonía móvil, son también otras fuentes de delitos ambientales que afectan la salud humana.
  • La contaminación sonora/acústica con efectos en el cuerpo humano y alteraciones mentales, poda o tala indiscriminada de la arboleda pública o privada, mutilación de ejemplares fuertes y sanos, y la falta de control fitosanitario de la agonizante vegetación, son otros ejemplos del desastre ambiental en Capinota.

A la luz de este cúmulo de datos de la contaminación medioambiental: ¿Será posible que alguien se dé el lujo todavía de pensar en un botadero o vertedero en Capinota donde se descarguen entre 600 a 1.000 toneladas diarias de basura sólida? ¿Considerando, además, que con tan sólo el ingreso de estiércol para abono agrícola en una cantidad aproximada de 600 toneladas/año para el agro capinoteño, se acompaña una invasión de millones de moscas contaminantes y sus olores nauseabundos?

La historia se repite con las mismas coincidencias: fantasmas de la improvisación ante el drama de la crisis ambiental, discursos demenciales, visiones estrechas, indolencia, y presagios de hecatombe de consecuencias funestas. No obstante, confiamos todavía en que los proyectos puedan adquirir cierto sentido, ante nuestra desesperación, y la absoluta indefensión técnica de los comunarios en general.

Debemos actuar decididamente y tenemos que hacerlo ahora, para alcanzar un trato justo, efectivo y ambicioso de nuestros gobernantes. De otro modo, tendremos que rendir cuentas a las generaciones futuras del costo de nuestra inacción.

Nuestros dirigentes deben actuar como líderes asumiendo perspectivas de futuro, y logrando acuerdos exitosos sobre los problemas ambientales, exigiendo la participación de todos los municipios en busca de objetivos comunes bajo la sugerencia de los siguientes parámetros fundamentales:

  • Cada municipio debe hacer todo lo posible para controlar las emisiones procedentes de sus propias fuentes, incluyendo las de los domicilios particulares y la mitigación de descargas industriales donde corresponda.
  • Ayudar a los más vulnerables a adaptarse a los inevitables impactos de la contaminación, como una obligación ética y una inversión inteligente para lograr ambientes más estables y seguros.
  • Deben buscarse fondos, recursos y tecnologías para avanzar en el desarrollo económico, y a la vez, conseguir contaminaciones ambientales bajas.
  • La gestión de los recursos debe ser equitativa, y deben asignarse de manera tal que todos los municipios puedan hacer oír su voz. 

Sólo un público bien informado y con programas educativos adecuados de saneamiento ambiental puede hacer juicios razonables sobre los riesgos aceptables del planteamiento de cada proyecto.

Con estos ingratos motivos, se le saluda atentamente”,

Antonio Rocabado Quevedo, Reg. Nacional de Ingenieros Nº 2847″

 CC:ARCH. ; CC:CONC.MPAL.; CC:GOBERNACIÓN··”

 

¡¡¡ Capinoteño, donde quiera que te encuentres, tienes la obligación de pronunciarte para revertir esta acción premeditada, que está en proceso de ejecutarse. Que no sea con la complicidad y el silencio de todos nosotros !!!.

Anuncios

5 comentarios so far »

  1. 1

    Maria Luz Mila Pacheco said,

    Queridos paisanos capinoteños al convertir esta zona en el nuevo botadero estaremos permitiendo que los suelos se vayan contaminando y no podremos tener agua como se anhela en la región nuestro pueblo que ha sobrevivido a la contaminación de las aguas del rio Arque así como al polvo de Coboce una vez mas será afectado con la basura NO DEBEMOS PERMITIR ESTO LUCHEMOS MIENTRAS SE PUEDA IMPEDIR.

  2. 2

    La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…

  3. 3

    SIWAR MAMANI said,

    Comenzo el momento de mostrar garras y colmillos para defender la naturaleza, con mayor razon si se trata del lugar donde esta nuestro hogar. El grito de llama a la defenza de nuestro mundo ya se ha lanzado, ahora esperamos que a todos las razones resectoras, a las cules esperamos que llegue, cause efecto de refleccion y en consecuencia nos sumenos a esta lucha en arbolando la mejor de nuestras armas la “razon”. POR NUESTRO LUGAR QUE ES HOGAR, FAMILIA Y PUEBLO.

    DEFIENDE TUDERECHO A LA SALUD Y VIDA…!!!
    CAPINOTA POR SIEMRPE Y PARA SIEMPRE

  4. 4

    Paula Rocabado Vía said,

    Considero que como CAPINOTEÑOS no podemos desentendernos del problema que representa la basura para la población en general. Sabiendo todo mundo que es un asunto de todos los días y un drama terrible de las grandes ciudades que ya no saben qué hacer con tantos desperdicios que son fuente de malos olores, de infecciones y enfermedades, de contaminación ambiental y de alimañas, que ahora quieren cargar a las espaldas de nuestra Capinota. No podemos permitir este peso.Aún no estamos preparados ni para la recolección y almacenamiento de nuestra misma basura, menos aún para la de toda una ciudad.

    Cada población debería buscar la forma de colectar, almacenar y procesar su propia basura!!! y así llegará el día en que los desperdicios sean fuente de riqueza para las comunidades que los generan.

    NO AL BASURERO DE COCHABAMBA EN CAPINOTA!!!

  5. 5

    Leonardo said,

    Me quede impresionado por la basura que hay en este principal rio, que otrora corria agua clara y cristalina, de donde también bebí y usé para la cocina. Con esta imagen quedé impresionado, es signo de que nos modernizamos y estamos desarrollando, pero hacia adelante o mas bien retrocediendo?


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: