Archive for junio, 2011

Alistan en Capinota el “Día de la Madre Tierra”

Foto de la contaminación que sufre un afluente del río Arque, cerca del botadero Municipal de basura

El siguiente artículo acaba de salir en el periódico Los Tiempos (26-06-11), el mismo que parece contradictorio con lo publicado antes por nosotros, sobre el descuido de la Alcaldía con relación a los problemas ambientales, principalmente la basura. Esperamos, en todo caso, que ese día se convierta en un día de sinceramiento y de toma de decisiones sobre nuestros problemas reales y no en simple especulación sobre problemas fuera de nuestro contexto y alcance. Lo vamos a repetir ahora y siempre: la mejor manera de luchar contra el calentamiento global es cumplir fielmente nuestra tarea en el nivel local.

El artículo en cuestión dice: “Con actividades culturales y de concienciación ciudadana, el primer domingo de los meses de septiembre y diciembre, se celebrará en el Municipio de Capinota el “Día de la Madre Tierra y Trabajo Comunitario”, con el propósito de mejorar la calidad de vida de los vecinos; pero sobre todo vivir en armonía con la naturaleza.

La decisión fue asumida el pasado viernes por autoridades municipales de Capinota y la Gobernación de Cochabamba, como una medida que podría replicarse en el resto de los 15 municipios del departamento, durante el lanzamiento oficial del “Día de la Madre Tierra y Trabajo Comunitario” en ese municipio.

El alcalde de Capinota, Sinforiano Paniagua, explicó que “es importante rescatar y respetar el lugar donde uno vive”, a tiempo de reconocer que existen muchas debilidades que se deben enfrentar, como los constantes cambios climáticos.”

Comments (1) »

Insólito, Alcaldía convierte el río Arque en basurero

En medio del río, en un espacio que fue preparado con topadoras, la Alcaldía Municipal está elimando la basura del pueblo

Un nuevo basurero Municipal se está estableciendo al mando de la Alcaldía Municipal, esta vez en el seno del río Arque. En un artículo anterior en este mismo blog denunciamos que el botadero Municipal que funciona en Alto Yatamoco era un atentado a la ecología y la salud de la población, por ser un importante foco de infestación del área y de las aguas de río abajo –Caine-, de donde es afluente el río de Samancha.

No sabemos por decisión de cuál autoridad, pero de manera insólita somos ahora testigos de la formación de un nuevo botadero, esta vez en pleno cauce de nuestro río más importante. Con este nuevo botadero termina el cerco de aguas contaminadas para el valle de Capinota.

Uno de los orgullos del valle era contar con dos ríos que bañaban y acariciaban sus laderas desde el este y el oeste. El río Rocha ahora no es más que un remedo de lo que fue en el pasado: río de pozas y de aguas frescas aptas para el baño y la cría de peces. Ahora, sólo se baña en sus aguas algún intrépido o ignorante de los detritus que ese río arrastra.

El río Arque, que baja caudaloso desde el oeste, ha soportado sendas contaminaciones provenientes de las minas de Cerro Grande y Berenguela y de las provenientes de la actividad de la fábrica de Cemento, que no solo ha aportado con el polvo de sus chimeneas, sino que ha deformado el río con su explotación de agregados. Por otra parte, debido al crecimiento poblacional de Irpa Irpa se ha instalado una alcantarilla que elimina sus desechos en las orillas del río, en una especie de planta de tratamiento que no soporta ninguna subida de las aguas.

El largo puente peatonal que atraviesa el río Arque sirve ahora de palco para contemplar el nuevo basurero Municipal

Ahora, para el colmo de las políticas públicas, la institución que debe velar por la salud pública y el respeto al medio ambiente, la Municipalidad, echa los desechos de la población en medio del río, ante la mirada atónita o complaciente de la mayor parte de la población. Lo hace precisamente en el momento en que el Gobierno nacional se ha convertido en defensor del medio ambiente y luchador frontal contra el calentamiento global, en el plano internacional. Los gobiernos locales, sin comprender los alcances de esta lucha, hacen exactamente lo contrario y ayudan a la contaminación y la destrucción del medio ambiente. No otra cosa significa la implantación de este nuevo basurero Municipal.

Es un hecho lamentable que desmoraliza a quienes vienen luchando por la limpieza, la higiene y la conservación del que fue un valle fértil y limpio. Por esta razón, solicitamos a los capinoteños de todas las latitudes a pronunciarse sobre estos hechos y frente a la poca capacidad y ninguna comprensión de las autoridades municipales sobre   la necesaria eliminación adecuada de la basura.

Comments (1) »

El valle encantado de Edgar Claure Paz

Por: Rosario Q. de Urquieta

Se dice  que  para justificar su paso por la vida terrena, el hombre debe  tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro, quizá así  también lo concibió  Edgar Claure Paz, sin embargo al leer el libro vemos que sus motivaciones van más allá  de ese objetivo.

“El valle encantado” está conformado por una serie de relatos  nutridos de las aguas rumorosas y coloquiales  que salen de la boca terrosa del  cántaro sempiterno  del ayer.

Desandar el camino, volver  la mirada que atrape cada instante significativo de lo ya vivido, es cobrarle a la memoria el rédito del recuerdo. Recordar es volver a ver. Eso hace Edgar Claure.

De entrada, está el hombre ostentando  un perfil que traza su identidad en la certeza de saber de dónde viene y quién es: viene del valle encantado que se llama Capinota, cuya geografía que  de norte a sur no hace sino regalar un paisaje que es un efluvio para la vista y  el espíritu, ¿quién es?, es un capinoteño o lo que es lo mismo se siente hijo legítimo de esa tierra.

            El libro editado por ABC, está prologado por Luis Ramiro Beltrán. En la solapa posterior  va impreso  un poema  del inolvidable poeta  boliviano Oscar Alfaro, que sirve  de motivación  para ese viaje al pasado. La contratapa  lleva una síntesis a la altura de la sapiencia literaria  del querido y admirado escritor Armando Soriano Badani.

El autor recupera  personas, personajes: José de Capinota, Ceñora Nati, Candidato a diputado, el abuelo, etc., cuyas vidas tipifican, describen o caracterizan una conducta, que en definitiva  constituye la idiosincrasia o, un modo de ser  en un tiempo y espacio definidos.

Fiestas y costumbres, creencias, supersticiones descritas con colorido y el gracejo propio  de cada circunstancia. El lector disfruta de: La fiesta y el Juturi, El tinku, El sábado de carnaval, etc.

“El tren” una maquinaria, un objeto inanimado cobra vida por la descripción  de detalles,  los  que se insertan en el pulso de la percepción total de los sentidos. Así la simple cosa adquiere  una dimensión humana porque es capaz, a través del recuerdo, de revivir sensaciones que hacen palpitar la memoria afectiva, que es la más fiel y leal y que no se agosta con el tiempo, el que deteriora otros datos  más objetivos. 

La lectura de “El Valle encantado” ofrece un estado de paz interior, un solaz entretenimiento salpicado  de  momentos de gozo por la picardía, las ocurrencias que se narran en las anécdotas  que caracterizan a un contexto y sus habitantes.

El autor Edgar Claure Paz ha inmortalizado sus vivencias  gracias a la palabra escrita que sobrevive al tiempo, bien por él.

Comments (3) »

Golpeadores harán trabajos comunitarios

Edición Digital – 17:53:27 | La Razón Digital, ANF

 

Cochabamba es uno de los departamentos con mayor violencia contra las mujeres y se espera que estos delitos tengan merecido castigo y no se trate de camuflarlos para hacerlos socialmente tolerables (Foto Los Tiempos)

Representantes de los municipios cochabambinos de Capinota, Santiváñez y Sipe Sipe firmaron un convenio con la Corte Superior de Justicia de Cochabamba para ayudar en la aplicación y control de la justicia comunitaria y así defender los derechos de las mujeres e hijos maltratados por sus esposos y padres.

Los acuerdos establecen que los agresores sean sancionados con trabajos comunitarios. La pena también es para quienes incurran en otros delitos castigados con tres años de reclusión (la ley establece que quienes reciban esta sanción no son derivados al a penitenciaría), explicó el alcalde de Capinota, Sinforiano Paniagua.

Entre los trabajos comunitarios se encuentran el barrido de plazas y trabajos para abrir y mejorar caminos.

El presidente de la Corte Superior de Justicia de Cochabamba, Juan de la Cruz Vargas, explicó que el convenio donde se definen las sanciones morales públicas sólo procederá experimentalmente en esos municipios, y para la suspensión condicional de procesos y penas máximas de tres años, según ANF.

Agregó que los trabajos comunitarios sólo son para los condenados que además no tengan otros antecedentes judiciales.

Sostuvo que para una aplicación del acuerdo interinstitucional, las alcaldías harán llegar mensualmente los requerimientos de trabajos comunales, para que el juez establezca la sanción.

Leave a comment »