Archive for marzo, 2012

Lluvias afectan a otras cinco comunidades de Capinota

Por: TATIANA CASTRO tcastro@opinion.com.bo | 07/03/2012 | Ed. Imp. 

Una vecina de Capinota limpia la inundación causada por el desborde del canal de riego. ARCHIVOLa zona urbana, Sarco Cucho, Yatamoco, Sarcobamba, Santa Bárbara y Pampa Capinota  se inundaron ayer en la madrugada. Más de 30 hectáreas de cultivos se anegaron. 

Continúa la emergencia en Cochabamba.  Ayer en la madrugada cinco comunidades y la zona urbana de Capinota fueron afectadas por las inundaciones, tras una lluvia torrencial de cerca de ocho horas en el municipio.

Sarco Cucho fue una de las comunidades más afectadas por el desborde del río Samancha que anegó sembradíos de papa y cultivos de remolacha, ajo, cebolla y otras hortalizas. También fueron afectadas las poblaciones de Yatamoco, Sarcobamba, Santa Bárbara y Pampa Capinota. 

“Estamos en época de siembra de papa y el lodo anegó más de 30 hectáreas de cultivos”, dijo el oficial mayor administrativo de la Alcaldía de Capinota, Omar Mérida Flores.

El lodo llegó a los cincuenta centímetros de altura incluso en el área urbana. La zona fue afectada por el desborde del canal de riego próximo al cerro Pocotaika.

En la zona urbana, cerca de 30 viviendas fueron afectadas, también tres unidades educativas y el hospital de Capinota. Hasta ayer, el personal de la Alcaldía realizaba trabajos de desfogue del agua de los domicilios, con ayuda de cuatro bombas. 

Mérida dijo que se han priorizado los trabajos en las casas más antiguas porque son más vulnerables a un derrumbe. “No teníamos por dónde desfogue el agua”, dijo la autoridad.

Las unidades educativas más afectadas fueron Víctor Barrientos, Juana Azurduy de Padilla y Rodolfo Montaño. En el hospital José de la Reza, el agua también llegó a los 30 centímetros de altura. Hasta ayer faltaba desfogar el agua de dieciséis casas, según la autoridad.

Mérida informó que se comunicaron con la Gobernación para coordinar trabajos en las principales torrenteras. Necesitan con urgencia el apoyo de maquinaria pesada.

La Alcaldía realizó trabajos preventivos en las torrenteras, por ello Irpa Irpa no fue afectada por las lluvias recientes.

El pasado 16 de febrero, la comunidad de Itapaya, sufrió los embates de la lluvia, tanto en la zona agrícola, como en las viviendas por el desborde de los ríos.

La evaluación realizada por el personal de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) dependiente de la Secretaría de la Madre Tierra de la Gobernación determinó como una de las causas del problema el desborde de una acequia en la calle Ballivián en el centro del pueblo de Capinota, debido a la falta de limpieza.

El responsable de la UGR, Óscar Soriano, señaló que el desborde del río Samancha fue por la falta del dragado del cauce.

Los comunarios exigieron a las autoridades de las Gobernación el traslado de un tractor oruga para el dragado del río.

En el departamento de Cochabamba hay casi dos mil familias afectadas por lluvias y otros en 22 municipios.

Leave a comment »

Iglesia de Capinota adquiere apariencia de una gruta escondida

Por Antonio Rocabado Q.

Iglesia principal de Capinota al inicio de la edificación adyacente de varios pisos (detrás de las calaminas). Visual desde una esquina de la plaza 1º de Octubre.

Las fotografías adjuntas al presente escrito son suficientemente claras y conmovedoras, como para ilustrar lo que actualmente sucede con muchas construcciones urbanas de Capinota, que al influjo del aumento de población y de recursos económicos, se producen resultados desastrosos en materia de preservación de importantes valores estéticos. 

En la primera fotografía adjunta, tomada al inicio de la construcción del edificio aledaño a la principal Iglesia Católica de Capinota, y que tendrá varios pisos de elevación, todavía se podía apreciar la fachada completa del santuario, e incluso, aun se podía divisar al fondo la silueta del emblemático cerro de Pokotaica. 

En la siguiente fotografía, el edificio señalado que se erige adyacente a la Iglesia, en el predio que fue de la familia de Don Darío Márquez, al avanzar constructivamente hasta tres pisos en pocos meses, definitivamente, ya no permite una visual íntegra de la fachada del templo católico. 

La iglesia de Capinota desde el mismo sitio de toma, tras la ejecución de tres pisos de la construcción adyacente. Evidente estorbo para la visión del templo.

Esta curiosa situación de caótica permisividad de construcciones elevadas alrededor de la Plaza “1º de Octubre”, de licencias constructivas sin consideración alguna a un ordenamiento de elevaciones y de estilos arquitectónicos, sin duda, conducirá indefectiblemente a que estructuras primigenias del centro urbano, como el caso del templo de Capinota, luzca cada  vez más alejado de la plaza. Y adicionalmente, en el estado actual de acontecimientos, existe la inminente posibilidad de un nuevo edificio de varios pisos en el otro terreno colindante al templo. En tal caso, la Iglesia de Capinota quedaría irremisiblemente más escondida aún, en el fondo de un callejón, cual si fuera una recóndita y recatada gruta. 

La Iglesia de Capinota, es una edificación monumental para los estándares locales, se rigió por la clásica norma de disponerla cerca de uno de los contornos de la plaza principal. Incrustada o adosada estrechamente entre otras edificaciones, permite un acceso despejado a la puerta principal, favoreciendo la afluencia de fieles hacia una larga entrada para las procesiones, y con esto, se procuró obtener una plaza más amplia delante de la puerta principal del templo. 

Emplazado de esta manera el santuario, en un sitio poco frecuentado del centro cívico capinoteño, como  esquivando las direcciones de tránsito, y así mismo evitando el tráfico por los ejes del centro de la plaza, se logró una multiplicidad de agradables impresiones artísticas. Así ubicado el templo, estuvo mucho tiempo sin obstrucciones a la libre dirección visual, como aquellas de los frondosos árboles que alguna vez crecieron en la plaza a la usanza colonial, y que para algunos fieles de la iglesia perturbaban el pleno goce de la fachada del templo.  

La fachada de la Iglesia de Capinota tiene un estilo dominante gótico, con algunos caracteres del Renacimiento español. Este estilo fue impuesto nítidamente en su última construcción que fue renovada en diversas ocasiones, y esto sucedió a mediados del siglo pasado, al influjo de un aggiornamento de la curia romana que reemplazó el fastuoso ornato de las iglesias católicas, particularmente de su interior, antes decoradas conforme al gusto churrigueresco de sus retablos, que tuvieron gran éxito en Sudamérica.

La portada del templo está configurada como una torre de homenaje dominante, donde el material es fuerte cantería que le da un tono de austeridad majestuosa. Consta de dos cuerpos robustos sobre los que descansa un campanario de base cuadrada con un total de 12 ventanas abiertas en forma de arcos apuntados y una cubierta de pabellón con faldones triangulares rematados en una esbelta cruz latina metálica. En la vertiente frontal de la cubierta está colocado un costoso reloj alemán marca “Junhans”, donado por el club de Leones capinoteño del 1972 y que nunca funcionó por falta de un adecuado mantenimiento.  

Lee el resto de esta entrada »

Comments (4) »

Dolor y muerte en el carnaval capinoteño

Los vehículos comienzan a llegar a la capilla de la Virgen y sus alrededores para ser ch'allados por sus propietarios, con excesivo consumo de alcohol

De la manera más irresponsable y descuidada, el carnaval de Capinota se vio enturbiado por cinco muertes, como consecuencia de un accidente automovilístico. La causa como en la mayor parte de estos accidentes, es el alcohol.

Como todos los años los chóferes capinoteños realizan la ch’alla de sus vehículos en toda la subida de Wasa Mayu, donde van con sus familias y amigos. Comen y beben todo el día. La costumbre es nueva y es producto de una devoción que ahora tienen por la Virgen del Carmen. Recordemos que al comienzo de la subida a Wasa Mayu se le ha erigido una capilla, Dicen que allí alguien tuvo una visión o visita de la Virgen.

Los devotos chóferes matizan su creencia con gran cantidad de bebida, que a veces es consumida toda, como en el caso que nos ocupa, cuando un muchacho joven se ofreció para ir a comprar más cerveza al pueblo en su Surubí. En el recorrido chocó, al final de la recta de Ch’ilca Pampa, contra otra vagoneta, que venía en sentido contrario, con una familia de Irpa Irpa. En el lugar fallecieron dos personas y pareciera que en el trayecto, otras dos. Al joven chofer tuvieron que amputarlo para sacarlo de entre los fierros retorcidos. Como era martes de ch’alla, el día feriado más guardado del país, todo el mundo estaba en lo suyo, hasta los médicos y la prensa, que prácticamente no reportó el caso.

Al lugar llegó una ambulancia del hospital y llevó los heridos al Hospital Viedma de Cochabamba, con tan mala suerte que en las proximidades de Quillacollo, embistió a un adolescente, matándolo en el lugar del accidente. Resultado final: cinco muertes ligadas a alcohol y la negligencia.

La Policía no tuvo mayor actuación que no sea el levantamiento de cadáveres y heridos. En materia de prevención nada. Este lamentable hecho, que no es aislado, tal como lo denunciamos antes con relación a otros accidentes de automóvil, debe llevar a las autoridades locales y policiales a poner coto a la costumbre de conducir con alcohol en la sangre.

Denunciamos el hecho desde nuestro blog y anunciamos que en el futuro habrán más accidentes como fruto de estas costumbres perniciosas, a menos que se tomen las medidas del caso. Se hace absolutamente necesario que en las fiestas exista control policial y, en el caso del Carnaval, especialmente el martes de ch’alla. Se debiera instalar un puesto donde se controle la alcoholemia de todos los conductores que pasan por el lugar, especialmente de los devotos que vuelven borrachos después de un día de libación.

Comments (2) »