Alegato en voz alta

Por:  Tito R. Urquieta Márquez

En el tramo de Parotani a Capinota se tiene una carretera cementada y en toda la vera del camino se ve basura y bolsas de plástico sobrevolando como pájaros de mal presagio.

En medio del laberinto de conflictos sociales que vive el país, quiero soñar buscando un destino para mi pueblo Capinota, pensando que siempre hay tiempo para rectificar y hacer cambios de fondo para su desarrollo integral.

Haciendo eco de las palabras del Sr. Presidente Evo Morales pronunciadas en uno de los pueblos que visito “Pido a todos los Alcaldes de Provincias que ya dejen de sembrar cemento y que es tiempo de hacer inversiones productivas, como en la Agro-industria……..y cuidando el sistema ecológico” verdades estas en las que, algunas veces, acierta el Mandatario.

Consciente y consecuente de mi posesión ideológica y política conocida por todos, sostengo lo anterior, al margen de todo  apasionamiento y compromiso partidario para que las Autoridades y mayorías de mi tierra me escuchen, por que siento que mi pueblo agoniza en la incertidumbre y la desidia de sus representantes, desde hace muchas gestiones.

Debemos entender que desarrollo no solo es cementar, pavimentar por pavimentar matando sus campos y áreas verdes, plastificar sus caminos y contaminar sus acequias y arroyos.

Que estamos haciendo con la seguridad alimentaria que tanto proclama el Gobierno?.

Una vez mas, solo será posible una oferta de vida digna haciendo una revolución verde, en la  que se respete la flora y fauna cuya consubstanciación equilibra el medio ambiente. Para nadie es desconocido que el Ecosistema  está resentido y enfermo, por la indiferencia, dejadez e indolencia de sus hijos que no hacen nada por su salud.

Para ilustrar lo anteriormente sostenido describimos a Capinota, en un recorrido habitual: distante a 68 Km. de la ciudad de Cochabamba, dividido  en tres tramos diferenciados física y ambientalmente: La primera de Cochabamba a la tranca de Suticollo, carretera  congestionada de movilidades y contaminación ambiental con un alto riesgo para la vida. La segunda, de la Tranca a Parotani con tráfico de vehículos que imprimen altas velocidades  y de curvas cerradas, pero abiertas a los accidentes o muerte por la irresponsabilidad de conductores. La ultima, de Parotani a Capinota o Irpa Irpa, una carretera cementada doliente y enferma por la siembra de basura y bolsas de plástico en toda la vera del camino y sobrevolando como pájaros de mal presagio.

Ocho kilómetros antes del arribo a Capinota, desde la comunidad de Ucuchi,  se tiene un río pestilente  con alta contaminación  por la irresponsabilidad humana que nos esta llevando a un suicidio colectivo, un río que en antaño fue balneario y pesca para todas las comunidades aledañas.

Llegando a lo que antes fuera el vergel de Capinota se observa nuevas edificaciones y calles, sin un orden ni respeto urbanístico. Frente a este aparente progreso podemos constatar la desaparición de acequias o canales de riego para huertos que se secan o desaparecen en su sed, canales que a la  vez servían de desfogue natural en la época de lluvias, la anulación de  estos es la causa de muchas inundaciones en los últimos años; con lo que  se constata la  falta de planificación para evitar futuros desastres.

Capinota, sin duda, ha crecido aceleradamente desde la década del  70 (Instalación de la fabrica Coboce) en edificaciones y población urbana (Charamoco, Buen Retiro, Capinota, Irpa Irpa, etc.) que sobrepasa los 10 mil habitantes, sin embargo confronta un retraso en servicios básicos (potabilización de agua, riego, electricidad, tratamiento de basura, Escuelas, Centros  de salud,  Institutos técnicos, etc.). La población urbana ha crecido por la migración de los campesinos de las comunidades de las alturas o serranías aledañas y también de comunidades que flanquean el río Caine y Arque, familias enteras que se han asentado en Capinota en busca de una mejor calidad de vida. Cuyos hijos entre niños y jóvenes debe exceder los 3 mil estudiantes, cuyo futuro es incierto, potenciales migrantes a las ciudades para engrosar el numero de  desocupados o hacia el exterior del país para ser esclavos de su suerte.

Entonces en ausencia de políticas gubernamentales nacionales y en el marco de las Autonomías, es necesario pensar en estrategias  de desarrollo regional y local, ofertando tecnología, cultura, agro-industria, en síntesis inversiones productivas y desarrollo humano, bien supremo.

Antes y después de la colonia Capinota era un emporio de frutas, verduras, cereales, y un verdadero granero etc., para las ciudades y las minas. Porqué entonces, ahora no se intenta recuperar ese pasado conformando cooperativas agrícolas en las que fueron grandes haciendas o latifundios como: Apillapampa, Hornoma, Villcabamba, Pusa- pusa, Cala-caja, Tocohalla, etc.

Frente a este panorama es justo y necesario pedir a las Autoridades locales y  a la fábrica COBOCE que se concienticen en la obligación moral y material de una compensación como regalías a la explotación de sus materias primas irrenovables en el tiempo y espacio.

Alzando mi voz e interpretando el sentir de muchos capinoteños, pedimos un resarcimiento real que se traduzca en beneficio de la educación, la salud,  lo que si significaría un verdadero desarrollo con proyección al futuro, un ejemplo a imitar: FABOCE de Viacha.

A pocos días de celebrar un Aniversario mas de nuestro amado pueblo Capinota sugerimos a  la Empresa COBOCE la creación de un  Instituto tecnológico para apoyar a la agricultura, un Hospital Completo de 2º nivel y geriátrico, una Casa de Cultura y Arte, que es nada para 40 años explotación y con la facturación de  millones de dólares al mes. Queremos progreso y desarrollo con justicia y equidad para todos los habitantes de la provincia.

Capinota merece una mejor suerte con sus hijos y migrantes a quienes  cobija como madre abnegada. Que los huertos y campos de sus serranías vuelvan a reverberar, los pájaros vuelvan a trinar con libertad, los arroyos sean espejos, las acequias discurran con su murmullo limpio y sin obstáculos y sus montañas  rujan por las vidas que habitan en su valle de misterios. Para que este Aniversario del 1º de Octubre del 2012 sea  de esperanzas. ¡Viva Capinota mayllapipis con sus Kjarkas!

Anuncios

5 comentarios so far »

  1. 1

    roberto rocabado e. said,

    Interesante el articulo como lectura, pero propongamos algo concreto y real a las autoridades, no hagamos lo de costumbre, incomodarnos un poco antes de un aniversario y ya.

    • 2

      Wendy Senzano said,

      Muy bueno el articulo. Las propuestas nacen de ideas e inquietudes y las realidades se plasman con un apoyo positivo y colectivo.

  2. 3

    marco camacxho g. said,

    La añoranza, la nostalgi se entremezclan con un toque reivindicativo de quien añora su terruño y desea su progreso.

  3. 4

    Hugo Plaza said,

    me parece un articulo de un valor patriotico en la busqueda de mejores dias para Capinota

  4. 5

    alvaro frontanilla marquez said,

    A los capinoteños que amamos nuestro pueblo, por razones obias nos preocupa todo lo que le concierne, sobre todo que su crecimiento y desarrollo no desfigure su esencia de villa, de campiña, su ecosistema e indudablemente que siga siendo el atractivo turistico de moros y cristianos.
    El articulo de Tito que es una remembranza, añoranza; pero tambien implica una alerta, una denuncia y una queja.
    De su contenido creo se podrian extraer muchasa propuestas concretas. Lo importante es que las autoriades actuales se identifiquen plenamente con las necesidades y prioridades de toda la provincia y quieran rescatar estas sugerencias.

    Finalmente sugiero con referencia a la Industria cementera emplazada en nuestro pueblo, que las autoridades edilicias mantengan un trato contraactual recirpoco, sin favores enmascarados, se de un trato igualitario, no es ningun secreto que en el mundo entero estas industrias estan catalogados entre los mas contaminantes y dañinos a la salud publica. No es ningun secreto que para producir una tonelada de cemento se extrae 1.5 tonelas de materia prima, No es ningun secreto que ingenierilmente es imposible suprimir en un 100% la contaminacion, sin olvidar que existen otras contaminaciones de tipo pasivo que perduraran por siempre.
    Debe existir un convenio contraactual leal y justo, suceptible de ser contabilizado y auditado y no acciones tipificadas como favores que dejan resquicios a manejos discrecionales y dan lugar a prejuicios y malinterpretaciones antajadisas .

    De esta forma creo que las alcaldias seccionales y pueblo en general pueden planificar sus proyectos de desarrollo y administracion bajo normas y convenios legalmente aceptadas. Pero de cuanto estoy hablando, me apoyo en un ejemplo que lei en el periodico los tiempos en el mes de agosto, donde se indica que el pueblo de yotala exige a Faboce que se incremente el monto de las regalias por la extracion de sus recursos materia prima para la cementera, cuanto les paga 3 bolivianos por tonelada, cuanto piden seis bolivianos.- Bien COBOCE esta eextrayendo en Capinota-Irpa Irpa, 150.000 toneladas metricas por año, que multiplicados por 40 años de explotacion nos da la suma 6. 000.000 miIllones de toneladas metricas de piedra caliza, si pagaran solamente 3 bolivianos por la extraccion de una tonelada como lo hacen en yotala, estariamos hablando que los munipios de la provincia deberian haber recibido la exorbitante suma de 18.000.000. millones de bolivianos, suma de dinero que en justicia les corresponde.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: