“Opinión” pide disculpas frente a aclaración sobre la historia de Capinota

El diario “Opinión”,  que el 14 de septiembre denominó a Capinota “tierra los locos”, tuvo que pedir disculpas por su desacierto histórico. Claro que lo hizo en una “Nota de Redacción” de letra muy menuda en el suplemento que dedicó a Capinota en su aniversario y  a raíz de este acontecimiento (29/09/12). En la página 3, en seguida del artículo de Antonio Rocabado Q., quien lo envió precisamente con el fin de aclarar el entuerto, el periódico escribió textualmente lo siguiente: “Con estas precisiones históricas queda claro que en Capinota no se construyó ningún psiquiátrico, como se mencionó en este diario en un suplemento del 14 de septiembre pasado, tampoco se conoció apelativo alguno respecto a sus pobladores. De este modo pedimos las disculpas del caso”.

Como el artículo mencionado fue decapitado en gran medida para introducir esta disculpa, consideramos oportuno transcribirlo íntegramente, junto con la carta que lo acompañaba:

 Precisiones históricas sobre la locura de los capinoteños

 Por: Antonio Rocabado Quevedo

“Según crónicas históricas, Capinota tuvo uno de los primeros hospitales de lo que hoy es Bolivia. El nosocomio fue un legado del conquistador español Lorenzo de Aldana quien mediante un testamento realizado en 1568 ordenaba la organización de una obra pía a la que llamó “Comunidades y Hospitales de Paria” a favor de los indígenas originarios de su legendario repartimiento Paria-Capinota en compensación por los abusos, exacciones, y falta de adoctrinamiento religioso.

El capinoteño es laborioso y querendon de su tierra; se reune cada Primero de Octubre para festejarla

La obra pía fundada por Lorenzo de Aldana estaba conformada por dos tipos de fondos: a) el primero, destinado para sostener dos hospitales para los indios de su encomienda; y b) el otro, integrado por un conjunto de bienes denominados “Comunidades de Paria”.

La administración de ambas rentas fue asignada al Provincial de la Orden de San Agustín y al Prior de Challacollo (Oruro) y Capinota (Cochabamba) quienes se constituyeron en patrones de la obra pía desde 1571 (tres años después de la muerte de Aldana) hasta la creación de la República de Bolivia.

Aldana para el mantenimiento de los hospitales había legado 2.000 ovejas de castilla hembras y, además, había dispuesto que dos de sus esclavas, Juanilla y Frasquilla, atendieran al hospital de Capinota. Ambos hospitales (Challacollo y Capinota) fueron declarados herederos universales de su inmensa fortuna y, como tales, debían recibir, después de la muerte de Aldana, el dinero procedente de la venta de todos sus bienes en forma de censo al quitar a razón de 14.000 maravedíes el millar de acuerdo a la Pragmática de su majestad (7%).

El objetivo final de esas rentas era solventar los gastos de los hospitales (camas, medicinas, etc.) y el sobrante distribuirlo entre los indios pobres, enfermos o impedidos de su encomienda conforme al criterio de los frailes. El propósito de los hospitales era la ayuda mutua y caritativa a los indios pobres, enfermos o impedidos del repartimiento, la instrucción religiosa y conversión, pero también, indirectamente, fueron agentes de cambio y transformación cultural.

En términos generales, continuaban con la tradición de los hospitales medievales europeos a cargo no sólo de del cuidado de los enfermos sino también de la protección de los pobres, huérfanos y peregrinos. Para esa época, el concepto de pobreza expresaba carencia o insuficiencia de bienes materiales asociados a situaciones de dependencia y de debilidad. En esta categoría entraban no solo los que no tenían nada, sino también aquellos cuyos bienes no rendían lo suficiente para vivir.

Por otro lado, el ideal de pobreza fue ganando un gran descrédito, pues no se lo consideraba necesario para ganar la perfección. Más aún se lo asoció a la enfermedad, la delincuencia, la holgazanería, la suciedad y los pecados. La Iglesia y, particularmente los frailes consideraban que aquellos que habían acumulado riquezas gracias a la usura y al comercio podían descargar su conciencia con limosnas y obras de caridad a los pobres. Pero como estos últimos no eran de fiar, se debían ofrecer a los Santos y a Dios y quedar su administración en manos de los conventos mendicantes. Era una posición contraria a los que clamaban por el trabajo forzoso y represión como castigo a la pobreza.

Esta generosidad de los más ricos permitía “encerrar”, usando una expresión de Michel Foucault (*), a la pobreza urbana en instituciones hospitalarias.

Los abusos y la política cacical justificaban por sí mismos, según los argumentos sostenidos en el testamento de Aldana, el gobierno económico y religioso de los frailes mendicantes, cuyos monasterios se hallaban presentes desde 1559 en los asientos indígenas de Capinota y Challacollo. Obviamente la realidad dio por tierra estos ideales utópicos. Los hospitales se fundaron, pero la población no acudió a curarse, dejando de funcionar en el siglo XVII”. 

En síntesis, Capinota nunca tuvo un manicomio o establecimiento alguno especializado para el tratamiento de esquizofrénicos, enfermos mentales o “locos” por dos simples razones: 1) El hospital descrito en nuestro artículo era de tipo medieval y no funcionó más allá del siglo XVII; y 2) Los hospitales psiquiátricos, como instituciones organizadas para la reclusión y, en ocasiones, para el tratamiento de las personas con desórdenes mentales, son un invento relativamente reciente (del siglo XIX).  

El actual Hospital “José de la Reza” de Capinota que es un hospital general empezó a funcionar aproximadamente a principios del siglo XX, tampoco tuvo dependencia alguna relacionada con el tratamiento psiquiátrico. 

Finalmente, cabe señalar que contemporáneamente los múltiples significados y acepciones han convertido a la “locura” en un concepto poco útil en psicología y psiquiatría”.   

_____________

(*) M. Foucoult, gestor del movimiento llamado antipsiquiatría que insiste en que la locura no es un fenómeno propiamente individual, sino social, ya que es una forma de respuesta a la incoherencia y contradicción de la vida.

________________________________________________________________________________

“Quillacollo, 28 de septiembre de 2012.

Señor

Federico Sabat Lara

DIRECTOR DEL DIARIO “OPINIÓN”

Cochabamba.

REF.: DISCULPAS POR LA LOCURA DE LOS CAPINOTEÑOS

Señor Director:

Se le adjunta una copia de la nota que circulará entre las autoridades y visitantes que estarán presentes en los próximos festejos conmemorando un aniversario más de la fundación de la provincia Capinota.

Estamos sumamente extrañados por la indiferencia de OPINIÓN con relación a las debidas disculpas que se le deben a Capinota por los agravios emitidos en una separata del diario en la edición del 14 de septiembre de 2012, y entendemos que todavía puede darse una nota aclaratoria sobre el tema en la nueva separata que sabemos se prepara para el aniversario de nuestro pueblo.

Aprovechamos esta oportunidad para indicarle que el pueblo entero dispone de nuestro blog www.capinota.worldpress.com para que puedan efectuarse muchas “locuras”, y se le sugiere que lo visite de vez en cuando para enterarse de pormenores de la vida cotidiana de Capinota. El blog tiene centenas de lectores, mayormente capinoteños radicados en el exterior de Bolivia, especialmente en España y Estados Unidos. Existe autorización para que cualquier persona honorable pueda usar y divulgar sus artículos que son elaborados para discusiones a favor de nuestra tierra, teniendo siempre el cuidado de mencionar la fuente de la información.

Con este motivo se le saluda atentamente,

ANTONIO ROCABADO Q.

C.I. Nº 605602 – Oruro

CC:ARCH.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: