Poema a Capinota

Capinota

Por: Rosario Q. de Urquieta

Sobre tu campiña, hacia el verde

Se elevan los sueños

Ágiles sus alas

Vuelan  al  horizonte

Sempiterno.

Cuando la tarde termina

Algún misterio que encierras

Alivia el tráfago cotidiano.

Entonces en la nostalgia

Se hace presencia

Aquella  sonrisa que sellaste

En la frente de los abuelos

Que a través de los tiempos

Inspira y permanece.

¡ay!

Tierra que te describes

En el moreno rostro de tus surcos

En la pedregosa voz de tus ríos

Que ya se alejan o se acercan

Arrastrando la hora que inexorable

Habrá de venir.

Reliquia de mejores días

Ahora  escondida

Por una siniestra y torva mano

La torre de tu iglesia

Guarda los secretos

Que entre sus muros reposa

Como serena plegaria

Que susurra en el silencio  de su portal oscuro.

Cuando los faroles de tu plaza

Se coronan de luces

Sobre el ambiente bullanguero

Se abre a la esperanza

Aquella huella

Que tus venas

motivan a seguirte.

¡Salud, Capinota!

copa llena

De misterioso lirismo.

Tierra que te describes en el moreno rostro de tus surcos, en la pedregosa voz de tus ríos …

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: