Graves inundaciones en Sack’ amalla

Como sucede todos los últimos años en esta época, y ya como una rutina, se produjeron graves inundaciones que afectaron a más de 80 familias de la zona de Sack’amalla y sus alrededores, en las calles que colindan con el final de la Avenida Busch y la zona de Pampa Capinota. Pero la novedad de estas inundaciones ya no son solamente las subidas del río Carcel Mayu, el río que atraviesa Buen Retiro, sino, ahora son las subidas de las  acequias que antes bajaban ordenadamente por Sack’amalla. O sea, a diferencia de las otras inundaciones, que son obra del embate de la naturaleza, estas nuevas inundaciones son obra del embate humano, son obra de la mano del hombre.

En efecto, en la madrugada de ayer, 17 de enero, una torrencial lluvia con granizo cayó sobre Capinota, aumentando las aguas en los canales de riego. La mayor parte de esta agua era de lluvia que cayó intensamente en el valle, no era agua que vino por ningún río. El agua de lluvia acumulada en exceso no encontró cauce y no logró salir por sus antiguos canales hacia el río Caine, simplemente porque han sido borrados del mapa, han sido disminuidos o construidos por encima del nivel de los terrenos por quienes han estado en los últimos  años pavimentando las avenidas y calles, sin ningún criterio técnico en materia de hidráulica y ningún reparo ni objeción técnica de parte de la Alcaldía Municipal. De esta manera, la mayor parte de los canales de riego que tenía el pueblo dentro y fuera del área urbana han sido simplemente borrados. Por esta razón los pequeños terrenos urbanos ya no pueden regarse utilizando los antiguos sistema de riego, mismos que existieron  durante siglos, y tampoco pueden eliminar las aguas que caen.

Lo que sucedió en Sack’ amalla  tiene la misma explicación. Las anchas acequias han sido suplantadas por estrechas canaletas que no se abastecen para eliminar las aguas acumuladas. En el caso más grave, la acequia que en forma de riachuelo bajaba desde Sack’amalla , cruzaba la avenida Busch y se dirigía a las acequias de la calle de la Escuela de Buen Retiro, ha sido borrada del mapa y toda el agua que debía conducir ahora se dispersa en medio de los terrenos de Sack’amalla, produciendo inundaciones frecuentes.

Frente a esta situación la actitud de las autoridades es de contemplación pasiva. Dejan que cada vecino solucione su problema, y solo se pronuncian acongojados, ante la prensa, cuando la inundación es grave, como en este caso. Se olvidan que la única manera de solucionar el problema es readecuar o restituir los canales antiguos, con la capacidad suficiente para desaguar estos caudales que se forman intempestivamente. Mientras no se haga esto, las inundaciones en el pueblo y en las zonas afectadas como Sack’ amalla  serán cuestión repetitiva y de cada año.

Esquina del cruce a Irpa Irpa donde fue borrada la acequia principal que conducía un gran caudal de agua hacia el río de Lucusa

Esquina del cruce a Irpa Irpa donde fue borrada la acequia principal que conducía un gran caudal de agua hacia el río de Lucusa

La acequia de Sack'amalla fue remplazada por esta canaleta, sin capacidad y obstruida.

La acequia de Sack’amalla fue remplazada por esta canaleta, sin capacidad y obstruida.

Vivienda de Sack'amalla enterrada por el cemento de la nueva avenida y altamente vulnerable a cualquier inundación

Vivienda de Sack’amalla enterrada por el cemento de la nueva avenida y altamente vulnerable a cualquier inundación

Entrada de vivienda de Sack’amalla que fue inundada por las aguas

Terrenos y viviendas afectadas por el agua

Terrenos y viviendas con gran cantidad de agua acumulada

Varias hectáreas de terreno fueron afectadas por las lluvias

Varias hectáreas de terreno fueron afectadas por las lluvias

Terrenos anegados por el agua en Sack'amalla

Terrenos anegados por el agua en Sack’amalla

Animales y maizales fueron también golpeados por el granizo y el agua

Animales y maizales fueron también golpeados por el granizo y el agua

Anuncios

2 comentarios so far »

  1. 1

    Edgar R. Claure P. said,

    !Qué pena por Capinota!. No se merece sufrir a las autoridades que tiene desde hacen tantos años. Ellos y el cemento nos han derrotado. A mi me derrotaron. Cuando aun tenía mi casa a la entrada de la Supay Calle, la que iba hasta el Colegio de Fe y Alegría, al ver lo que se estaba construyendo fui personalmente a la Alcaldía a sugerir que los bordillos de las aceras no sean continuos sino que se dejaran espacios para permitir el flujo de las aguas de lluvia, asimismo que se resguardara la capacidad de flujo de los canales de riego para evacuar esas aguas respetando las condiciones hidráulicas originales. Sería largo enumerar los argumentos técnicos que usé para prevenir cualquier daño. Ni los constructores ni las autoridades tomaron en cuenta esas sugerencias, ni las de otros vecinos igualmente previsores y preocupados por sus bienes y sus vidas
    Como a todo problema hay que darle una solución, me parece que aun se puede abrir espacios en los bordillos, uno frente a cada canal, para aliviar el exceso de caudal que solo tiene un curso, la avenida que va de Capinota a Buen Retiro; de la misma manera promover la acción comunal para limpiar todos los canales, antiguos y nuevos para que el flujo sea libre y repartido. Así también el rio Carcel Mayu será un colector mejor antes que la causa de tantos males.
    Al final, ante tanta ineficiencia e imprevisión de las “autoridades” que eligieron, solo queda el recurso de la acción conjunta, solidaria y responsable en defensa de nuestro pueblo. ¿Sera todavía posible?.

  2. 2

    sakamalla said,

    El día de ayer, 21 de febrero, a eso de las 17:45 comenzó a llover en Capinota con la misma intensidad del día 19 de enero, pero en menor tiempo. La avenida 15 de agosto de Sak’amalla volvió a convertirse en rio perjudicando a los transeúntes e inundando parcialmente algunas casas.
    Los vecinos de esta comunidad a la cabeza de la OTBs. Solicitamos con mucha anticipación, a la Alcaldía Municipal que ponga a disposición un tractor retroexcavadora para realizar la excavación de un canal de desagüe por el lado derecho de la avenida 15 de agosto, con el fin de evitar cualquier problema relacionado con las inundaciones. La obra ha sido interrumpida por los tubos en proceso de instalación que la empresa responsable de la construcción del Gasoducto Coboce lo dejo en pleno tramo.
    La torpeza de los dueños de las casas en construcción, casas nuevas y la ausencia de asesoramiento técnico de parte de la municipalidad son los ocasionadores de la desaparición de los canales de drenaje pluvial, de los que todos los vecinos del barrio nos beneficiamos en situaciones de urgencia.
    Después de ver con dolor y pena los acontecimientos de desastre que atravesamos, exigimos a que las partes involucradas en esta realidad de problema y también la población en general a dejar de lado los intereses personales y de una vez trabajemos todos por verdaderas soluciones a nuestros problemas.
    Nota.-
    El tiempo de lluvia todavía no ha pasado…!


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: