Dónde comer en Capinota: pizzas a la luz de la luna

DSC00853

Miguel Paz en la faena de preparar y servir pizzas calientes con prestancia, educación y conocimiento del arte de atender a sus clientes

En Capinota no es fácil encontrar lugares dónde comer. Es una conversación recurrente entre capinoteños la de constatar que no existen buenos restaurantes como para satisfacer la demanda del turismo local. La situación de los restaurantes es verdaderamente precaria y no pocos visitantes retornan con el sabor de la insatisfacción, al no poder comer como ellos deseaban. Esta comprobación es más evidente en fiestas, cuando llega un buen número de estos.

Algunas excepciones existen y las vamos a ir presentando de a poco. Empezaremos con un nuevo y novedoso emprendimiento: comer pizzas de manera romántica y en plena plaza principal. Parece una incongruencia y al principio desorienta la iniciativa de preparar pizzas en plena plaza, sin embargo, ella ha merecido una buena acogida y sirve para atraer gente a nuestro principal paseo nocturno. ¿Porqué no comer una pizza en la plaza, acaso no lo hacen así en las grandes capitales del turismo?

La iniciativa es de Miguel Paz Vélez, un joven e inquieto capinoteño que en cada ocasión presenta alguna novedad o empuja alguna actividad sana y con contenido cultural. Hace poco estuvo promoviendo un encuentro intercultural, con muchos números artísticos y juveniles. También lo vimos promoviendo una competencia de mountain byke de descenso, deporte del cual no sólo es promotor, sino un arriesgado cultor.

En las noches, de jueves a sábado, ha decidido impulsar la culinaria capinoteña con un puesto ambulante de comida rápida, donde prepara ricas y baratas pizzas de sabor local. Las prepara bien, con buenos ingredientes y con masa preparada anticipadamente junto a su esposa, Soledad, quien es la número dos en el emprendimiento. La demanda ha sido tal, que en las últimas noches hemos visto a cuatro personas trabajando denodadamente para satisfacerla. Aún así hay que esperar por lo menos 30 minutos para ser atendidos. Uno puede esperarlos en una de sus cuatro mesas, románticamente presentadas, con una velita en medio de la mesa. Las pizzas se preparan en platillos de material fungible y, optativamente, se pueden comer en platos con cubiertos limpios. La espera puede servir para tomarse un vino clásico tarijeño mientras se sostiene una charla con amigos capinoteños, quienes pueden optar por una de las cuatro pizzas ofrecidas: la Napolitana, la Criolla, la de Jamón Tradicional o la Hawaiana.

Unos clientes comen sentados, otros hacen fila para llevar sus pizzas a la casa

Unos clientes comen sentados, otros hacen fila para llevar sus pizzas a la casa

Los profundos cambios sociológicos que el pueblo ha sufrido en los últimos años se pueden percibir en el movimiento de esta atípica pizzería de plaza. Acuden a ella no solo los que quieren pasar un momento de solaz y sano esparcimiento, sino, y parecen los más numerosos, los que vienen a llevarse las pizzas a su casa. Muchos llegan a pie, otros en carros y motos, paran y salen con sus bolsas de pizza para compartir en familia. ¿Cómo entró la pizza en el gusto de los jóvenes capinoteños?, parece inexplicable, pero lógicamente que el condicionante mayor puede ser su contacto con la ciudad y con otros países, donde la pizza es de consumo frecuente.

Cualquiera que sea la explicación, la iniciativa de Miguel Paz parece haber prendido y despertado muchos apetitos con toque urbano. Su éxito lo está llevando a pensar en abrir su propio local, donde pueda atender sin temor al mal tiempo o a las exigencias municipales. Nos ha anunciado que la apertura será en febrero. No podemos más que desearle éxito, para lo cual lo apoyaremos desde nuestro blog y consumiendo sus ricas pizzas, que esperamos no bajen nunca de calidad. Estamos necesitando un lugar así, donde, además de comer se pueda compartir el espíritu bohemio y generar cultura de manera sana y sin abusar del alcohol. ¡Bien por Miguel, necesitamos muchos como él para levantar el pueblo!!

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    Antonio Rocabado Q. said,

    SUS PIZZAS TIENEN UN SABOR BUENO, COMO SE COME EN MUCHOS PAÍSES. FELICITACIONES,
    Nota.- Mientras llega la inauguración, ubicar las mesas en lugares no exactamente debajo los árboles, pues allí hacen puntería los pajarillos traviesos.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: