Poema: Mi río

Mi río 

Por Edgar Claure Paz

 

Ay, agua, huayño germinado

en albo seno rocoso.

Ay, en tu tiempo cantor,

cómo alegrabas mi tierra

preñando de frutos el campo,

pintando de verde la alfalfa

y de azul sus flores prendidas

a tallo esbelto, paisaje infinito.

Ay, agua, rueca danzarina,

lavandera dulce, de rostros profundos,

de aguayos, kantutas color de arco‑iris,

de tiernos coloquios, de amores paridos

a la sombra dulce de sauces llorones.

Ay, agua, nacida de truenos, lluvia,

feliz corredora de acequias y ríos;

amiga del valle, del llano y los mares,

huyendo y volviendo en juego infinito.

Ay, agua, nube, rocío,

nieve, arroyo, rio,

quién te emponzoñó el vientre

con negros venenos profundos?

Qué fiebre metálica mató tu dulzura?

Quién, estaño, hombre, fiera,

borró el oro del trigo,

hirió al durazno y al surco

y te hizo sierpe, horrenda venganza,

arrasando viñas en danza furiosa,

dejando a tu paso su huella ofendida?

Qué grito, llanto, rezo, insulto, ruego, palabra, gesto,

irá al poderoso ‑ya Dios no nos oye‑

a clamar el tiempo florecido

que su codicia se llevó del valle;

a mostrar que las lágrimas salobres

antes risa, antes canto, antes vino,

hoy son pena, duelo, mineral paisaje?

los hombres agotaron las injurias:

ahora forjan truenos y cuchillos,

buscan en el tiempo su ancestral rugido.

Hallarán el túnel, la sima profunda,

el vómito infausto del “tío” escondido

para ahogarle en vindicta, vallar sus hedores

y volverte a la vida, purgada, agua nueva;

traerte, tierna, al rostro profundo,

al valle, al sauce, al trigo y al surco,

con rumor alegre, argenta, liberta,

para siempre origen, para siempre nuestra.

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    Ruben Maldonado said,

    Querido Edgar.
    Felicidades por dedicarle un precioso poema a Capinota!!
    He disfrutado mucho al escucharlo y recordado con nostalgia el rio Arque, majestuoso e imponente cantarin que muy bien describes antes de la contaminacion. Es triste ver ahora el resultado de la avaricia y el dano causado al regalo mas valioso quiza , de Dios a nuestro valle Capinota.
    Manifestaciones de conciencia como este poema ,al igual que mi libro “Capinota Historia de un fraude” son campanas que llaman al despertar de los Capinotenos para quienes el rio es un hermoso recuerdo, a luchar para recuperar ese tesoro perdido , y para que las generaciones que no lo conocieron tengan la oportunidad de verlo renacer.
    Saludos de un capinoteno de cepa.

    Ruben Maldonado


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: