Envían a la cárcel a 4 presuntos autores de crimen de niña

Por: darynka sÁnchez a. darynkaperiodista@gmail.com | 15/06/2013 | Ed. Imp. Opinión

Dos de los cuatro detenidos y pobladores enfurecidos, ayer en Capinota. (Foto de  Rubén Rodríguez, Opinión)

Dos de los cuatro detenidos y pobladores enfurecidos, ayer en Capinota. (Foto de Rubén Rodríguez, Opinión)

Dos varones y dos mujeres fueron enviados a distintas cárceles ayer, imputados por la comisión de distintos delitos relacionados con la violación sexual y el asesinato de la niña de 13 años, Elizabeth Rivera Sánchez, ocurrido el lunes 10 de junio en Buen Retiro, Capinota.

El crimen develó el terrible drama que vivió Elizabeth mucho antes de ser asesinada. El primer aprehendido, Abel Hurtado, es un empleado de una granja avícola que confesó haber mantenido relaciones sexuales con Elizabeth en diciembre del año pasado, cuando ella aún tenía 12 años. Según su versión, fue la tía de Elizabeth la que le ofreció tener intimidad con la menor y le abrió la puerta de su casa en dos oportunidades. No quiso responder si pagó por esos contactos.

“Yo reconozco que he tenido relaciones el año pasado y no ha sido a la fuerza, de eso pueden acusarme, pero de ahí ya no más, yo tengo mi mujer y tengo testigos que el día que le han matado yo salí de mi trabajo y a las siete de la noche ya estaba en mi casa, jugando con mi bebé de 4 meses. Yo no la he matado”, juró en celdas de la fuerza anticrimen de Quillacollo.

Mientras él estaba aprehendido como sospechoso, su pareja, Florencia Sasio, también fue detenida en Capinota por una turba que le hizo llover piedras pese a que la mujer tenía a su bebé de cuatro meses cargado en su aguayo. La mujer resultó herida en la cabeza. Fue rescatada por la Policía y pasó la noche en el edificio de la institución ante las amenazas de linchamiento. Sasio dijo que una conocida suya, Ana Zárate, sabía quién era el verdadero autor del crimen y un grupo de gente capturó a esta mujer.

Presionada por la gente, contó que la noche del lunes 10 de junio ella vio llegar a su esposo Santos Machado con un cuchillo lleno de sangre y cuando ella le preguntó qué había pasado, él le respondió enojado que debía quedarse callada si no quería que le pasara lo mismo. Agregó que para intimidarla le cortó su cabello y, en efecto, su cabellera estaba recortada asimétricamente. El también empleado de la granja avícola, Santos Machado, fue detenido en la Policía y aunque según los pobladores confesó su delito ante ellos, después lo negó. Zárate fue trasladada a la FELCC de Quillacollo ayer temprano para tomarle sus declaraciones, pero la gente ya no dejó salir a Santos Machado y Florencia Sasio. Se arremolinó frente a la Policía y exigían que los detenidos den la cara y confiesen que son una banda de delincuentes. Por horas, la Policía trató de dialogar con los pobladores pero no entendían razones. Obligaron a salir a la ventana a los detenidos para que hablaran. Sasio dijo que no sabía del crimen y que ella siendo mujer jamás podría matar a otra mujer. Temblando, pidió disculpas.

Santos Machado dijo: “Vecinos discúlpenme, llévenme a la cárcel de El Abra, a la cárcel que quieran, pero yo no he sido”. Fue rechiflado y le llovieron tomates. Los dirigentes vecinales, el juez de Capinota y el fiscal tuvieron que prometer que los cuatro irían a la cárcel para que los dejaran salir con vida. El juez cautelar dijo que aunque no tenía suficientes elementos para concluir que todos los imputados son los probables autores del crimen, pero que la investigación estaba abierta para indagar más al respecto. Envió a las dos mujeres a la cárcel de San Sebastián por el delito de complicidad y a los dos varones a la cárcel de El Abra por violación y asesinato.

2 comentarios so far »

  1. 1

    alvaro frontanilla marquez said,

    Es de mucha preocupacion leer este tipo de noticias, que demuestran que en este bello pueblo puede tambien ocurrir estos acontecimiento delincuenciales; por otro lado ver como se desnuda la falta de autoridad, policias, jueces y fiscales.- Ver con preocupacion como una capital de provincia, es considerada como una simple comunidad o seccion municipal de Quillacollo.
    Honda y profunda pena que capinota haya perdido su sitial y prestigio departamental, hoy solo es noticia de los medios de comunicacion por los crimenes o por el narcotrafico, o por tener a la cementera mas grande de bolivia que solo le saquea sus recursos naturales y contamina criminalmente su ecosistema y biodiversidad a vista y paciencia de sus autoridades.
    Ocasion propicia para denunciar a la las autoridades judiciales, que su desidia es tan grande que nunca se preocuparon de construir una carcel.

    carcel
    carcel

  2. 2

    octavio said,

    la policia boliviana no sirve para nada les falta mucha preparacion y conciencia por dinero mueven el culo pero si no NADA.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: