El agua: problema número uno de Capinota

Por Antonio Rocabado Q.

La planificación, diseño, financiamiento, construcción y operación de los modernos sistemas urbanos de agua potable y residual, y de los sistemas de riego agrícola y de uso industrial, son empresas muy complejas. Y aún cuando cada proyecto de aguas debe ser concebido en forma exclusiva, su ejecución requiere información, decisiones públicas y apoyo tecnológico que sólo pueden suministrarse completamente en una organización de una estructura gubernamental y social altamente desarrollada, y una comunidad fuerte y diversificada.

De lo anterior, debe recalcarse que en muchos de sus aspectos, el factor de crucial importancia no es tan solo la empresa de ingeniería, sino principalmente la madurez política, social e industrial de la comunidad en cuestión.

Con este preámbulo de consideraciones generales, es preciso señalar que la problemática del agua para Capinota es actualmente la más acuciante para la región, y por lo tanto, debe estudiársela con seriedad, transmitiendo con precisión y sencillez la información especializada, y a la vez, tratando de romper la indolencia y apatía de autoridades y usuarios del agua en vista del deterioro paulatino del medio ambiente.

El acceso fresco a la realidad del agua de Capinota presupone investigar diversos factores que conciernen a la cultura del agua regional, como ser:

 – Cuencas de drenaje como unidades geomórficas fundamentales, ciclos hidrológicos y tendencias a largo plazo de las precipitaciones; meteorología; regímenes de los ríos, escorrentías e infiltraciones; erosión y sedimentación; e hidrología subterránea.

 – Características químicas de las aguas naturales de Capinota, y determinación de la contaminación por efecto de las actividades humanas en las cuencas.

 – Información para la historia del abastecimiento de agua potable y del saneamiento de Capinota.

 – Evaluación de la administración del saneamiento básico de Capinota.

Debemos evitar que la información útil sobre los recursos hídricos de Capinota se deteriore o pierda en frágiles papeles archivados en polvorientos anaqueles, y por lo tanto, debemos recurrir a la digitalización para la preservación de los datos relevantes en beneficio de futuros estudiosos del agua, y del público lector en general.

El tema común de estos enfoques indicados en las líneas anteriores, es el estudio del agua como ligazón para la comprensión de los ambientes físicos y las actividades del hombre en sociedad. De esta manera se podrá observar al agua como un recurso altamente variable y movible.

El agua no solamente es un producto básico que el hombre utiliza directamente, sino que muy a menudo, es la fuerza motivadora para el desarrollo económico extenso, es un elemento esencial en la experiencia estética del hombre, y siempre, es el principal factor formativo del ambiente físico y biológico que proporciona el escenario apropiado para las actividades humanas.

El ciclo hidrológico es un gran sistema natural, pero asimismo, se hace claro que es un creciente sistema tecnológico y social. Se estima que un gran porcentaje de la riqueza nacional de las regiones o países se encuentra invertida como estructuras de capital diseñadas para alterar el ciclo hidrológico: para colectar, desviar, y almacenar hasta un cuarto del agua superficial disponible de cada región o país, para distribuir el agua donde se la necesita, para limpiarla, trasvasarla, o retornarla a su sistema natural. Las estructuras técnicas son omnipresentes: represas, reservorios, acueductos, canales, y alcantarillados, y además, debe tomarse muy en cuenta y no olvidar, que todas estas estructuras se reconstruyen cada vez en forma más sofisticada.

El sistema social y político es también dominante e igualmente complejo, especialmente cuando el sistema se refleja en los que toman decisiones que involucran la asignación y utilización del agua. El número de los que toman decisiones incluye a miles de agricultores y regantes, a muchos sistemas municipales de abastecimiento de aguas potables y de alcantarillados sanitarios, y a numerosas modalidades de evacuación de desechos industriales distribuidos en cada cuenca de drenaje.

El ciclo hidrológico en sí mismo es una manifestación de gran extensión, poder, y belleza, que trasciende los linderos territoriales e intelectuales del hombre. Igualmente importante es que en el uso humano del agua hay un claro reconocimiento de la dependencia del hombre con respecto al medioambiente. En resumen, es innegable el atractivo universal del agua misma, atractivo que surge en parte de la necesidad, pero también del mito, del símbolo, y aun del instinto primitivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: