Crónica de una inundación anunciada

Inundaciones

A comienzos de 2013 ocurrieron graves inundaciones en diferentes puntos del pueblo, principalmente en la zona este

El gran escritor colombiano, Gabriel García Marques, demuestra su maestría en su novela “Crónica de una muerte anunciada” en la que relata al comienzo lo que pasará al final de la historia. De esta manera, dice, el día en que lo iban a matar, Santiago Nasar era el único en el pueblo que no lo sabía. Todo el pueblo sabía que iba a morir, menos él. El resto de la novela es un relato exacto de aquello que iba a pasar y pasó.

En Capinota sucede lo mismo. Todo el mundo sabe que habrán graves inundaciones, menos sus autoridades.

De manera repetida lo hemos dicho en nuestro blog. Por diferentes circunstancias se han agudizado las condiciones para que ocurran inundaciones cada año en el casco urbano, continuando lo que ya es una grave rutina desde hace algunos años. Las inundaciones del 2013 fueron particularmente graves.

Tan grave es la situación que la Unidad de Gestión de Riesgos del Gobierno Departamental ha elaborado un mapa de riesgos de desastres naturales y otro mapa de amenaza de inundaciones en el departamento. En este mapa Capinota figura entre los municipios de mayor riesgo junto a Quillacollo, Vinto, Colcapirhua y los del trópico, que son los más vulnerables.

Para confirmar nuestro presagio (que no es de mal agüero) hace pocos días y después de una leve lluvia ya ocurrieron inundaciones en casas ubicadas cerca del Colegio Fe y Alegría y en la calle Careaga Lanza, al final de Pampa Capinota; paradójicamente, cerca de donde se acaba de estrenar el pavimento.

Para que no quede duda, vamos a enumerar las causas por las que habrán inundaciones en Capinota en la próxima temporada de lluvias:

Inundaciones en domicilios

La gente luchó inutilmente toda la noche contra las aguas que penetraban por todo lado

1) Como efecto del pavimentado se eliminaron varias acequias y canales que conducían el agua hacia el río en sentido norte-sud. Ahora las aguas buscan un escape y bajan de oeste a este;
2) Pavimentación de calles con un nivel mayor que el que tienen las acequias de desagüe desde hace siglos, al extremo que muchas casas quedaron enterradas bajo el ripio y el cemento;
3) Casas antiguas sin posibilidad de desagüe pluvial porque quedaron debajo del nivel de un canal de riego (la acequia principal que atraviesa el pueblo) construido hace unos cinco años;
4) El acelerado e irracional negocio del loteamiento y parcelamiento de terrenos en jabros y alturas con total destrucción de los canales naturales y desvío de aguas hacia acequias insuficientes;
5) Falta de dragado de los ríos, principalmente el Cárcel Mayu y el Lucusa, que cada vez están más elevados, por lo que se deja que su desagüe sea por el método de inundación forzada;
6) Falta de criterio técnico de parte de la Alcaldía que acepta todo lo que hace la empresa constructora COBOCE y otras sin hacer propuestas ni servir como contraparte técnica. Esto los lleva a buscar soluciones parche, como el dragado de un canal nuevo sin opciones de desagüe real (ver nuestros artículos previos).

Por todo lo anotado y, sin lugar a equivocarnos, anunciamos como el gran Gabo: “El día que se iba a inundar Capinota, todos lo sabían menos sus autoridades”.

3 comentarios so far »

  1. 1

    Lokusa said,

    Sucesos de esta naturaleza, como otras han sido sospechadas y anunciadas por la intuición y el calculo de los seres capinoteños. La tragedia resultante y su carácter repetitivo sean hecho parte de una idiosincrasia que reconocemos en sus manifestaciones fácticas, pero desconocemos y/o negamos con sutil cinismo su origen subjetivo asociada a las pesadas fallas de una estructura administrativa. Y sin embargo insistimos con celoso ímpetu en oír el evocar capciosa, y dulce de la promesa.

  2. 2

    Lokusa said,

    Se admite, sea admitido y sea admitirá el desplazamiento de los errores por la circuito del consentimiento, si no, nos detenemos y nos dejamos adsorber por el cuestionamiento que hace la vida al lugar que debemos ocupar en el devenir histórico del pueblo que nos refugia en su terruño. Ahora asistimos a otra reunión, convocados por un instinto de clase social y aguardamos a la rezagada democracia popular.

  3. 3

    Lokusa said,

    “Todos los sucesos sociales se explican en términos de poder”. En los terrenos sociales de nuestro contexto se consuma una reyerta de intereses ocultos por el olvido y disimula por la costumbre, pero es claro que ni los combatientes se percatan del duelo que protagonizan. Hay manos felices que se ocupan de llenar el bolsillo propio y otras de llenar el bolsillo ajeno, ya que en creencia todos y todas salen ganando del umbral de la estafa más grande un pueblo.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: