Archive for diciembre, 2013

Se deteriora principal camino a Capinota

Rajaduras en el camino

Intenso tráfico pesado provoca rajaduras, hundimientos y deterioro temprano del camino a Capinota, tal como se puede apreciar en la foto

El camino de Parotani a Capinota fue inaugurado en octubre del 2006, aunque su finalización completa fue en 2007. Su costo fue de alrededor de 8 millones de dólares, financiados por la Prefectura de Cochabamba, siendo Prefecto, Alfonso Camacho. Fue construido por le empresa ECCSA- COBOCE.

La carretera es de dos carriles de circulación de un ancho de 7,30 metros; sobre una losa de pavimento rígido de 20 centímetros de espesor. El pavimento es caro para los 23,19 km de extensión que tiene, por lo que se entiende que debe ser durable; es de cemento grueso y tiene alma de fierro. Su duración debe ser mucho mayor que los pavimentos normales, que se arrugan como acordeón en casi todas las carreteras del país, por la mala calidad de los materiales empleados y la falta de supervisión adecuada.

Este pavimento, entonces, tiene siete años, pero comienza a mostrar su deterioro en casi todo su recorrido. Rajaduras, hundimientos y bateones comienzan a aparecer a lo largo de esta obra de gran importancia para la Provincia, amén de mal mantenimiento, derrumbes frecuentes de aludes que tapan las veras y alcantarillas y desaparición de las señales y pintura.

DSC01713

Antes de la tranca de Suticollo existe este pomposo letrero que no es obedecido ni por autoridades de tránsito ni por camioneros

Las causas son muchas pero las más importantes tienen que ver con el uso abusivo de los camiones de carga que a diario transitan desde COBOCE y los yacimientos de calizas. Los caminos en Bolivia han sido calculados normalmente para una carga máxima de 25 toneladas que, junto al peso del camión no debe sobrepasar las 45 toneladas. Sin embargo, a diario se ve que enormes camiones trasladan mucho más de este peso permitido.

La única opción de control es la tranca de Suticollo, donde los camiones pasan, dándose medios para ocultar su verdadera carga. Según la normativa allí existente, los camiones según sus ejes deben transportar la siguiente carga: eje simple, 11 toneladas; eje tandem, 18 toneladas; eje triple, 25 toneladas.

DSC01718

Antes de llegar a la tranca de Suticollo los camiones descargan su piedra caliza para volver por ella en un segundo viaje, aparemente “normal” en peso

Los camiones de COBOCE pasan sin mucho problema (habrá que ver cómo y porqué), en tanto que los camiones que transportan caliza descargan el excedente de su carga antes de llegar a la tranca y pasan con el peso permitido, para, en un segundo viaje, volver por el excedente; todo en las narices y a la vista y paciencia de autoridades de tránsito y aduaneras.

Los que sufren son los caminos por donde transita esta carga, que por lo menos debiera pagar un justo impuesto o tarifa de peaje. Pero en la tranca de Capinota los camiones de COBOCE sólo pagan dos bolivianos, en tanto que los de caliza pagan cinco bolivianos. No sabemos las causas para esta diferencia en el trato.

DSC01761

Camiones de alto tonelaje transportando cemento son los prinicipales usuarios del camino, pero pagan una exigüa cuota de peaje

En todo caso la Alcaldía de Capinota pierde otra gran oportunidad de aplicar algún impuesto o regalía, en este caso al transporte, mismo que podría ser por bolsa extraída o por tonelada, lo que serviría no solo para controlar la explotación de este recurso no renovable, sino, también, para obtener alguna retribución justa para el mantenimiento de nuestro principal camino, que se encuentra en vías de deterioro temprano.

Comments (1) »

Esperanzadora noticia: Minería revisa producción y pago de regalías de cementeras y anuncia ‘reliquidación’ si hay diferencias

Inundación 1

COBOCE explota los yacimientos capinoteños desde hace 40 años sin pagar regalías municipales, construyendo adornos y publicidades como las de la foto, sin ningún impacto en el desarrollo local

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz

12:57 / 06 de diciembre de 2013

El ministro de Minería, Mario Virreira, informó que el Gobierno realiza una revisión de la producción y pago de regalías por la explotación de la piedra caliza por parte de las empresas cementeras, ya que hay datos que muestran que el pago de regalías no corresponde al nivel de explotación de la materia prima. Si es así, anunció, habrá una reliquidación de pagos.

“Estamos haciendo una revisión profunda y detallada de todo lo que significa la explotación de los yacimientos de caliza, utilizados para la fabricación de cemento; hemos visto en inspecciones hechas antes que no se está manejando adecuadamente ese tema. Han eludido (las cementeras) el control del Servicio Nacional de Registro de Comercialización de Minerales”, explicó.

El Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom) regula y controla las actividades de comercio interno y externo de minerales y metales, además coordina sus operaciones con los gobiernos departamentales y municipales, e informa sobre aporte de cooperativas mineras y minería chica.

Virreira explicó en entrevista con la estatal emisora Patria Nueva que cementeras estuvieron eludiendo la fiscalización con el argumento, entre otros de que sus actividades están al margen de la minería porque ellos producen e industrializan. Ello, añadió, carece de sustento en la medida que explotan recursos naturales ya sea del suelo o subsuelo, por lo que están sujetas a obligaciones como pagar regalías y cuidar el medio ambiente.

“Estamos precisando los informes a cabalidad sobre cuántas bolsas (de cemento) han producido, cuántas entran al mercado nacional, cuánta caliza se ha utilizado porque es fácil estimar…Con eso vamos a evaluar todo aquello y en una semana vamos a tomar un información precisa de tal manera que queremos ver cuánto han explotado y cuánto han pagado en regalías”, anunció.

Aunque no precisó el período de estudio, la autoridad explicó que abarca “desde años atrás” y que en el Ministerio han observado que el pago de regalías no correspondería a los volúmenes de explotación de la materia prima. “Hay que revisar y cuantificar cuanto deberían haber pagado hasta ahora, a lo largo de los distintos años; si vemos que falta (pagos), vamos a hacer la reliquidación correspondiente”, aseguró.

La autoridad denunció el miércoles que se realizará una auditoría a la fábrica El Puente de Tarija, que forma parte de la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce), por una presunta defraudación tributaria. El líder de Unidad Nacional (UN) Samuel Doria Mediana es el principal accionista de la cementera Soboce.

Un trabajo de inspección también concluyó que cementeras no cuenta con licencias ambientales actualizadas, lo que implica que es una explotación “anormal” y alejada de los principios de una minería responsable. En la fábrica El Puente no había este tipo de licencia, informó.

“Nuestras comisiones están yendo a otras (fábricas), juntamente a autoridades de Gobernaciones de departamentos en los que hay esta producción”, sostuvo.

Leave a comment »