Acerca de Ch’ila Jatun: En la Viña de los chilenos, el jugo sigue siendo amargo

Por : Tito Urquieta Márquez

El dirigente cívico capinoteño Tito Urquieta, opina sobre el concurso de Viña del Mar donde participó el grupo de ascendencia capinoteña: Ch'ila Jatun

El dirigente cívico capinoteño Tito Urquieta, opina sobre el concurso de Viña del Mar donde participó el grupo de ascendencia capinoteña: Ch’ila Jatun

Soy cochabambino, nacido en Capinota, pero sobretodo soy boliviano. Me siento humillado, ofendido y maltratado. Estoy que me lleva el diablo. Una vez más se le ha robado a Bolivia algo que le pertenecía. Un premio que se lo ganó. Un galardón, ampliamente merecido, que no le ha sido otorgado por la cegatonería avinagrada y heredada del tiempo de los tiempos.
“Boquita de miel”, letra de Gonzalo Hermosa Camacho, titula la canción que fue al concurso. De fondo poético, de estructura y registro substancialmente musical e interpretada por un grupo de formación artística indiscutible Ch’ila Jatun. Los integrantes de este grupo folclórico han heredado la savia de sus mayores: “Los Kjarkas”, por quienes la música boliviana ha cruzado fronteras insospechadas.
Dizque, según el jurado hubo un empate con la Pájara, por supuesto chilena, que interpretó “La retirada”. Tuvo que dirimir la Paloma San Basilio y como ella ya estaba comprada con gaviotas y antorchas de plata y oro, tantas fueron que le faltaron manos para sostenerlas, y que además la trataron requetebién con bastantes pisquitos sour durante su estadía; así que no tuvo más la palomita que decidir por chile, pó.
El jurado y todos los organizadores del ¡¡¡uuyy, Festival!! mostraron una falta de ética que raya en la vergüenza. No es para menos el haberse atrevido a dar dos premios a la misma persona, uno dentro la mejor canción y otro a la mejor intérprete.
Lo sucedido en Chile, durante el festival musical de Viña en la Quinta Vergara, es una muestra más, entre las muchas ya vividas, que entre ese país y el nuestro hay sentimientos irreconciliables. ¿O será subestimación, tal vez racismo? Ni la música, el arte de las artes, ha logrado cerrar esa brecha que del lado mapochino insiste en agrandarla, en hacerla más profunda. Los artistas de Bolivia, las veces que han asistido a esa prueba, (el año pasado María Juana) han demostrado con sensibilidad, confianza y su arte que se podía dar la ocasión de superar los preconceptos de los tiempos del odio, resentimiento y que se premie al talento, así sin más. Por lo visto mana, never, no funciona tal.
Me uno a las voces que dicen que nunca más ningún grupo boliviano, que se precie de tener dignidad, debería asistir a la famosa Viña. Y una vez más con la palabrita de Abaroa: al carajo con su festival.
Felicidades muchachos de Ch’ila Jatun, son ganadores.

1 Response so far »

  1. 1

    JUAN CARLOS said,

    EY URQUIETA….MUCHAS GRACIAS PORQUE A BOLIVIANOS COMO TU………….EL PERÚ AHORA TIENE EL ESPACIO VITAL QUE SE MEREC EN VIÑA ¡¡¡EL EXITO PERTENECE A LOS SUPERIORES Y NO A LOS MEDIOCRES ¡¡¡PERÚ ARRIBA PARA SIEPMRE


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: