Protestas y descontento por alza injustificada de tarifas de transporte

El micro es el medio de transporte más utilizado, pese al desorden en su servicio y a la inseguridad de sus movilidades denominadas bambuchas

El micro es el medio de transporte más utilizado, pese al desorden en su servicio y a la inseguridad de sus movilidades denominadas bambuchas

Una vez más los transportistas de pasajeros han hecho de las suyas, aumentando de manera unilateral e inconsulta el costo de los pasajes en la ruta Capinota- Cochabamba. Lo hicieron a pesar de que hace muy poco tiempo habían firmado un convenio con el Concejo Municipal zanjando un problema previo de aumento de tarifas; los micreros y bambucheros aprovechando las fiestas del carnaval aumentaron sus tarifas en un Boliviano. Es decir, los pasajes que costaban 8 Bs. en los vehículos más grandes y 9 Bs. en las bambuchas pasaron a costar por decisión de los propios transportistas 10 Bs.; recordemos que en todas las fiestas estos transportistas aumentan discrecionalmente los pasajes, pero en la ocasión, después de aumentarlos ya no los redujeron al precio pre-carnavalero.

Las autoridades gubernamentales de Cochabamba, a través de la Policía, trataron de controlar el abuso de los micreros y tuvieron algunos amagos de enfrentamiento en la parada da la ciudad de Cochabamba, al encontrar resistencia por parte de los chóferes.

Que se sepa las autoridades locales no han reaccionado y, como de costumbre, demuestran una pasividad asombrosa, ratificándose como instancias pasivas que terminan aceptando cualquier imposición, principalmente del gremio del transporte capinoteño.

Como este problema se repite en varias provincias del valle Alto, al extremo de que se realizan protestas y bloqueos de ambas partes cada día, el Gobierno Departamental ha tratado, de manera infructuosa, de poner orden al sistema de transporte, estableciendo tarifas justas y acordadas entre las partes interesadas. En el caso de Capinota debieran opinar, además de las autoridades municipales, las organizaciones de la sociedad civil, los consumidores, que bien pueden estar representados por las OTBes.

Sabemos que el Comité Cívico de Capinota ha hecho sus propias representaciones mediante cartas enviadas a la Gobernación del Departamento y a la Alcaldía Municipal, esta última todavía sin respuesta.

Entretanto, el problema continúa y se manifiesta como una especie de demostración de abuso, imposición y falta de autoridad, mientras la población usuaria protesta por el hecho y espera que sus posiciones e intereses sean atendidas y defendidas  por alguna instancia de gobierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: