Se agrava caos vehicular en Capinota

Las motos aumentan en número y copan los espacios de estacionamiento

Las motos aumentan en número y copan los espacios de estacionamiento

Sin lugar a dudas la estructura del pueblo de Capinota no está conformada para el excesivo número de vehículos existentes y que aumenta día a día. Los sindicatos que más aumentan en número son los de transportistas: micreros, camioneros y, ahora, moteros. Parece que hay un sindicalizado del transporte por cada diez habitantes.

El domingo es el día que más se nota el caos vehicular. En ese día las paradas de micros se vuelven mercado y aparecen camiones con mercadería que estacionan donde les conviene y sin consideración con los transeúntes. Es un día que se debe caminar y manejar con mucho cuidado. Los peatones caminan en medio de la calle con gran parsimonia y esperando siempre el bocinazo; en tanto que las aceras han sido tomadas por los comerciantes.

El pequeño pueblo de dos calles paralelas y estrechas revienta, y su gente es sobresaltada por uno que otro camión de alto tonelaje que atraviesa la plaza poniendo en riesgo a los peatones y sin respetar las señalizaciones o las rutas. La calle de subida al molino es calle de doble ruta, pese a su estrechez, en tanto que la calle paralela está inutilizada hace muchos años. Desde la plaza se ven camiones bajando del parque, pasando por la calle del hotel hacia el mercado, sin obedecer señales y rompiendo la ruta establecida. Son volvos gigantes que no tienen opción de maniobra.

Las motos se multiplican y pululan por todo lugar. Ahora todo el mundo tiene su moto china y estaciona donde sea, sin que las autoridades pongan orden ni establezcan lugares de estacionamiento para motos. Gran parte del espacio de estacionamiento de la plaza principal ha sido tomado por las motos, por lo que los automotores deben buscar espacios más alejados para estacionar, con peligro de sufrir algún robo. En el pueblo ya existen ladrones de piezas de autos, lo que hasta ahora fue una rareza.

Las autoridades tratan de ordenar este caos con medidas por demás paliativas y sin efecto, tal es el caso de la colocación de dos semáforos que nadie obedece. O la presencia de autoridades de tránsito que hacen la vista gorda a toda infracción visible, principalmente de los moto taxis, que llevan hasta cuatro pasajeros en cada viaje.

No solo la densidad poblacional sigue en aumento, sino que ésta viene aparejada por un aumento de la densidad vehicular que el pueblo soportará difícilmente si no se le pone el orden respectivo.

 

1 Response so far »

  1. 1

    Tito Urquieta Márquez said,

    Primero felicitaciones por el articulo, de una realidad que llama a la reflexión. Que hacer me pregunfo?, frente a una falta de conciencia ciudadana e indiferencia de sus Autoridades.Por la experiencia observada y vivida hay un promedio de un accidente de transito por semana en Capinota. Un futuro desolador…………….si no hacemos algo. Un reto para las nuevas generaciones.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: