Archive for noviembre, 2016

Día de Difuntos en Capinota, reencuentro con nuestros seres queridos

DSC_0021.JPG

Tumbas bien adornadas y alumbradas caracterizan el cementerio del pueblo

Como todos los años asistimos a la fiesta más importante del año, la celebración de la fiesta de los Difuntos. Acudimos puntualmente a la cita en el cementerio. Allí nos reunimos los hermanos y encontramos a amigos y familiares. Todos llevaban flores y velas, además de algún traguito corto para calentar el ambiente. Limpiamos la tumba de nuestro padre y de las abuelas. Les ofrecimos  unas piezas de banda, principalmente a mi padre, que era muy alegre. Unos boleros y la canción de su equipo de futbol, el Aurora. Después dimos una vuelta al cementerio, visitando y saludando a los amigos. Siempre hay gratas sorpresas de gente que llega de lejos o de mucho tiempo a visitar a sus muertos. Todos se esmeran en limpiar y decorar las tumbas. Las  velas brillan y alumbran el camposanto. Hay música, bebidas y reencuentro. Todo en paz y familiaridad.

DSC_0007.JPG

Música de mariachis o de banda para alegrar el reencuentro con las almas

Al día siguiente debemos cumplir con los parientes y amigos que han partido. Pareciera que cada año aumenta el número de fallecidos. No nos pudimos dar abasto con todos. Visitamos a los más conocidos o cercanos. Empezamos con el mast’aku preparado para Don Félix Enríquez, bien provisto y con la participación de varios de sus hijos. Fue prolífico en su larga existencia. Rezamos y nos hicimos acreedores a nuestra ración de masitas y t’anta wawas.

De ahí partimos al pueblo, a rezar por el alma de Freddy Larraín, quien estaba muy visitado y con el apoyo y presencia de todos sus hermanos. Al tiempo la mesa estaba también ofrecida al cuñado, Guido Galleguillos, quien falleció coincidentemente este último año. Bien provista de los platitos y golosinas que ambos apreciaban en vida. Tomamos unos ricos cocteles preparados por el Negrito, quien era el responsable de las bebidas. Encontramos varios amigos, casi todos de la misma generación de Freddy. Abrazos y despedidas.

dsc_0003b

Mesa dedicada a Don Félix Enríquez, en Buen Retiro

Nos fuimos hacia Patay Parte, en el camino visitamos a Don Edilberto Soto, quien preparó una pequeña mesa para  su pariente y paisano arampampeño, Walter Soto, quien fuera prefecto de Oruro. Más que abundancia se  sentía el cariño y las siempre acertadas oraciones de Don Edilberto, el maestro de ceremonias más cotizado en estas ocasiones. Como siempre, hablamos con él de todo, sobre todo de pinturas; el ambiente del salón donde se armó el mast’aku es completamente artístico. Guarda las colecciones del Maestro.

El tiempo avanza y tenemos la obligación de visitar tres mast’akus más. No podíamos fallarle a Juan Romero, tan entusiasta de estas fechas festivas. Con él compartimos varias de ellas en los últimos años. Paradójicamente, ahora nos toca rezar por él. Son los avatares de la vida. Sentimos su alegría, sobre todo al contemplar su foto juvenil.

freddy

Simpática y surtida  la mesa armada para Freddy Larraín

Ya no hay tiempo. Nos dividimos. La mitad a visitar a la familia Barrientos, y la otra mitad a visitar la mesa de Jaime Larraín, quien partió este año, prematuramente. Llegamos unos minutos antes del mediodía. Rezos por su alma y por la de algunos otros parientes. Felizmente no eran muchos. Suelen hacerse listas de 30 o 40 difuntos, y el rezo se hace interminable. A las doce sus hijas, dirigieron la volcada de mesa. La despedida definitiva. Jaime se subía a su morada eterna bien provisto su avío y después de degustar lo que más quería. Buen momento de meditación e integración.

Después, todos a la mesa. El esfuerzo valió la pena. Fuimos premiados con un rico fideos uchú, suculento y bien acompañado de cervezas frías. Una buena charla y a juntar el montón de masitas y golosinas con que nos pagaron los rezos. Volviendo a nuestra rutina nos sentimos aliviados y reconfortados, porque en cada muerto visitado reencontramos a nuestros propios muertos y a nuestras propias familias. Por esto Difuntos es la mejor fiesta del año. Una fiesta de reencuentro.

Comments (1) »

Alcaldía atenta contra la Pachamama, promueve la deforestación del valle de Capinota

DSC_0059.JPG

Gigantescos árboles están siendo cortados con anuencia de la Alcaldía Municipal

De manera inexorable avanza la deforestación del valle de Capinota, y lo hace bajo la tutela de la Alcaldía Municipal y, casi siempre, con su aquiescencia. Lo que fue un hermoso valle verde ahora se convierte en una localidad dominada por el color del cemento, calles nuevas y tierras sin árboles. Se han hecho muchas denuncias por diferentes medios. Una de las últimas tiene que ver con los loteamientos y apertura de caminos inútiles, precedidos de corte despiadado de árboles locales..

En esta ocasión denunciamos el volteo de eucaliptos de casi cien años, promovidos y autorizados por la propia Alcaldía. El funcionario responsable, semi letrado que no tiene el mínimo conocimiento de lo que es la ecología ni el medio ambiente, se llama Juan Guarachi, paradójicamente lleva el título de Jefe de la Unidad Especial de Protección de los Derechos de la Madre Tierra, que a sus vez pertenece a la pomposa Dirección de Desarrollo Productivo y Medio Ambiente. Este señor, a pedido de sindicalistas de Sarcobamba, encabezados por Pedro Gutierrez, autorizó la eliminación de estos árboles, dizque para la construcción de puentes en Sarcobamba.

La afrenta fue descubierta tardíamente por los vecinos de Buen Retiro,  cuando ya iban dos árboles gigantes volteados y en tren de ser decapitados por los mencionados dirigentes que, sin duda, tienen su influencia en la Alcaldía Municipal. Los árboles pertenecen al último reducto existente de estos árboles, cercano a la estación de Buen Retiro, y que son cuidados por los vecinos por la belleza y el frescor que brinda al lugar. Todo el resto de los eucaliptos que alguna vez puso la Railway and Cia han sido depredados y cortados principalmente por yeseros y chicheros, bajo la mirada soliviantadora de las autoridades. Es más, se sabe que existe el propósito de eliminar este reducto de árboles para convertirlo en camino de transporte pesado. En alguna ocasión ya se pretendió abrir una zanja o canal de agua que, sin lugar a dudas, ya habría podrido las raíces de estos árboles. A menos de doscientos metros de este bosquecillo, las autoridades ya han tapado los rieles del tren y ya han convertido el espacio en camino polvoriento. Todo vale para facilitar a los camiones o micros. La gente y su calidad de vida no cuentan. Tampoco cuenta la opinión de los actuales propietarios del ferrocarril que brillan por su ausencia, aunque tienen un responsable en el campamento ferroviario de Buen Retiro y otro en Cochabamba. Este último, Luis Sierra,  como Representante de ENFE Cochabamba, se entera de las noticias cuando ya han sucedido y no tiene ninguna capacidad de reacción.

Entretanto, en Capinota y otras ciudades, el agua potable escasea como efecto, entre otros, de la despiadada deforestación que vivimos. El cambio climático es el pago que damos a nuestra falta de visión y planificación. El agua se ha convertido en una grave falencia y necesidad para la mayor parte del país. El Presidente Evo Morales, acaba de decir al respecto “Lamento mucho, la sequía nos afectó bastante en el campo como también en la ciudad, lamento mucho también (porque) en algunas ciudades y algunas regiones de áreas rurales no hemos previsto”. Lógicamente que hay previsiones de largo y corto alcance, la deforestación es una medida estructural de largo alcance que las autoridades de Capinota no conocen ni vislumbran.

Por nuestra parte, vamos a denunciar estos hechos a todas las organizaciones ambientalistas y de protección de los árboles que se van conformando con fuerza día a día para que nos ayuden a salvar lo que se pueda salvar de nuestra flora, como recurso prioritario.

dsc_0064

Los árboles ya estaban siendo trozados y cortados para llevárselos desde Buen Retiro a Sarcobamba, dizque con el justificativo de hacer puentes.

DSC_0073.JPG

Ultimo reducto arbolado que queda de lo que fue la forestación propiciada `por la Railway Cia en el siglo pasado

dsc_0078

Unos cuantos metros al oeste todo ha sido deforestado y en lugar de los rieles del tren se ha abierto un camino para transporte pesado

Comments (2) »

Grave escasez de agua en Capinota

dsc_0002_3En los últimos días y confirmando lo escrito hace un año, la escasez de agua en el poblado se ha agudizado al extremo de que su racionamiento dura de dos a tres días seguidos en la mayor parte de los barrios. Comenzó con un corte por horas y se fue ampliando a días enteros. Ahora existe la seguridad de que por el caño del grifo no saldrá el líquido elemento a ninguna hora del día. En algunos casos,  barrios íntegros están siendo atendidos por cisternas, siendo la situación verdaderamente preocupante.

Se trata de un pueblo que otrora era rico y privilegiado por contar con agua proveniente de dos ríos, además de un buen número de yacimientos o vertientes. Con el correr de los años esta situación se ha ido revirtiendo. El agua comenzó a ser cada vez más escasa y la desidia de las autoridades llevó a no intervenir oportunamente y de manera previsora.

El rio Rocha, desde el este viene totalmente contaminado, ya no es apto ni para bañarse. El río Arque, desde el oeste, viene también contaminado y con un caudal cada vez más disminuido. Lo mismo ocurre con las aguas que provienen de fuentes de filtración o vertientes.

El cambio climático general golpea, de esta manera, en forma silenciosa a los capinoteños, que en su mayoría no se percatan ni hacen nada para remediarlo. Aparentemente la solución debiera estar en manos de las cooperativas, pero éstas no tienen capacidad de solución para un problema estructural tan grande; sus administraciones han estado abocadas más bien a la gestión menuda, a cobrar multas o vender agua embotellada, que es su negocio más próspero. Pero el agua masiva, que debiera ser potable, es cada vez más escasa. Esto no quiere decir que esta gestión menuda estuvo siempre bien llevada. En muchas oportunidades se ha hecho malversación de los pocos fondos existentes, lo que hemos denunciado oportunamente: compra de regalos para los socios, baldes, material escolar; donación de basureros a la Alcaldía; pago a conjuntos musicales en ciertos aniversarios, etc.

A lo mencionado se suman las causas múltiples, externas o estructurales, que explican la escasez actual: aumento de la población; deforestación masiva en todos los cerros y municipios aledaños; explotación del rio por empresas de agregados que lo usan sin consideración; riego de huertos con manguera, al no contar ya con el sistema de riego ancestral, destruido por poner pavimento; empresa de cemento COBOCE, que aumenta su uso y personal con pagos miserables y sin aportar nada a la verdadera solución del problema. En suma, todo lo que los estudiosos proclaman y dicen acerca del cambio climático, todo incide en este mismo y, tal vez, el más grave problema para el habitante de Capinota y sus alrededores.

La solución lógicamente pasa porque el Municipio tome cartas en el asunto y oriente las políticas de dotación del agua por encima de los designios de las cooperativas de agua. Es su misión asegurar que cada uno de los habitantes del valle tenga por lo menos cien litros de agua al día, agua que debe ser potable y segura. El Gobierno ya proclamó el derecho al agua potable, es preciso que las proclamas se cumplan y no queden en el discurso..

Leave a comment »