Archive for enero, 2017

Alcaldía termina su trabajo de talado de árboles

Eucaliptos Alcaldia.jpg

Carta transaccional entre dirigentes de Buen Retiro y de Sarcobamba para llevarse los árboles cortados

Tal como lo dijimos en nuestro artículo previo titulado “Alcaldía atenta contra la Pachamama, promueve la deforestación del valle de Capinota” y pese a haber levantado la protesta de los vecinos, la Alcaldía de Capinota procedió a terminar su trabajo de talado de árboles, y de deforestación en el último bosquecillo de eucaliptos que existe, próximo a la estación de Buen Retiro. Todo viajero que pasó por el valle de Capinota recuerda el hermoso ingreso a la estación e Buen Retiro, bordeado de enormes eucaliptos que fueron plantados por la compañía ferrocarrilera Railway and Cia. Por lo tanto, su edad se calcula en aproximadamente 100 años.

 

De repente y sin ningún aviso previo, dirigentes de Sarcobamba procedieron a cortar tres gigantescos eucaliptos, con permiso firmado por Juan Guarachi, Jefe de la Unidad Especial de Protección de los Derechos de la Madre Tierra (sic), que a sus vez pertenece a la pomposa Dirección de Desarrollo Productivo y Medio Ambiente de la Alcaldía. Los árboles, según la autorización, serían para construir puentes en la rinconada de Sarcobamba.

eucaliptos-alcaldia

Con equipo pesado la Alcaldía procedió a retirar los árboles talados con su autorización

Como hubo resistencia de los vecinos, que se benefician de la belleza y el frescor de este bosquecillo, esperaron unos días y negociaron su venta por 2.000 Bs con los dirigentes de OTBs de Buen Retiro, que firmaron el documento de venta adjunto. Ellos son: Severino Condori, Presidente del Distrito III; Rosmery Ferrufino, Vocal; Fanny Velásquez y José López, de la Junta Vecinal de Buen Retiro; además de  Macario Paniagua, del Control Social. Por Sarcobamba firmaron la venta Pedro Gutiérrez, como Representante; Juan Carlos Chávez, de su Junta Vecinal.

 

Todo el trámite estuvo propiciado y apadrinado por la Alcaldía Municipal, que además prestó su equipo pesado para levantar y cargar estos gigantescos árboles. Se brindó con un tractor remolcador enorme y dos camiones (ver fotos).

Eucaliptos Alcaldia3.jpg

Los enormes troncos de los árboles caídos serán levantados con la maquinaria pesada de la Alcaldía

Repetimos que, de manera inexorable avanza la deforestación del valle de Capinota, y lo hace bajo la tutela de la Alcaldía Municipal. El poblado va perdiendo su antaño encanto verde y arbolado, para convertirse en una imitación de ciudad, deforestada, donde domina el cemento y construcciones de mal gusto. El loteamiento y urbanización del valle avanza a pasos gigantes. Donde uno ponga la mirada existen intentos de loteamientos y deforestación. Se abren calles y caminos sin ningún criterio estético ni ecológico. El pueblo comienza a hacerse irreconocible.

 

Las autoridades, en connivencia con los transportistas, han puesto su ojo en los terrenos de la ex Railway y avanzan de manera segura en su ocupación y reconversión de sus predios y rieles en caminos carreteros, pese a que en teoría éstos son privados. En ese su intento, el bosquecillo mencionado está entre sus objetivos depredadores, sus árboles caerán junto a todos los arboles añejos que ya han caído. Se podrá hacer algo para salvarlo?. La acción tendría que venir desde fuera, debido a que los dueños y sus responsables, no dicen ni se manifiestan para nada.

Anuncios

Leave a comment »

Crisis estructural del agua en Capinota

Río Arque 2.JPG

Rio Arque en proceso de secarse en época de estío como producto de la deforestación en sus nacientes

Lo que hemos anunciado en artículos previos se ha cumplido al pie de la letra. Capinota sufre de un grave problema de escasez de agua.  Los cortes de agua se han prolongado hasta enero y su duración es de casi seis meses. Esto quiere decir que durante seis meses los capinoteños no tienen la suficiente cantidad de agua para satisfacer sus necesidades más básicas, lo que pinta un panorama absolutamente crítico y desalentador.

El Gobierno nacional ha propalado durante los últimos diez años el derecho al agua potable como uno de los más básicos e importantes, junto a los derechos de la Madre Tierra; anteponiendo estos últimos a los demás derechos humanos. En los hechos la crisis del agua ha enterrado esta retórica, para convertirse en uno de sus más graves problemas en gran número de ciudades. Lo que acontece en Capinota no es, entonces, un fenómeno aislado, sino que responde a un problema mayor con ribetes nacionales y con fuerte base estructural.

Esta crisis del agua responde a carencias estructurales producto de la crisis ambiental, pero, al mismo tiempo responde a una falta y descuido en las políticas públicas gubernamentales y municipales. Pareciera que las autoridades se dieron cuenta de la agudización del problema únicamente cuando la carencia se hizo muy manifiesta. El problema en la ciudad de La Paz explotó cuando ya las represas de agua no tenían una gota de este líquido elemento.

En Capinota el problema es similar, y aunque ya se percibía y se anunciaba, nada se ha hecho por detener la emergencia del problema. Una de las banderas electorales del actual Alcalde fue “Agua para Capinota”, bandera que hasta el momento solo quedó en puro enunciado.

Los cortes de agua se han ido incrementando y en el último mes han tenido una duración de hasta cuatro días. Es decir, cuatro días sin agua, por un medio día de dotación para rellenar los cántaros y depósitos. Esta situación crítica parece no importar al poblador común, que tal vez tenga la costumbre de vivir con poca agua. El malestar mayor se nota, sobre todo, en los sectores con mayor nivel de educación, que son los que mejor perciben el problema y la carencia.

Como van las cosas, la escasez de agua parece que no tendrá solución inmediata. Por el momento las lluvias vienen en auxilio de la población, pero el fenómeno con seguridad se repetirá en el año que comienza. La solución inmediata es conseguir fuentes de agua para paliar el problema. Una vez encontradas, se requerirán estudios, financiamiento y el tendido de un sistema nuevo y complementario al existente. Se dice que la principal y más cercana fuente se encuentra en Apillapampa, donde a su vez los dirigentes del lugar han expresado su negativa a ceder sus aguas para la población de Capinota y sus alrededores.

La solución definitiva y de largo plazo debe ser la generación de políticas integrales de obtención y dotación de agua, y su ahorro respectivo a todo nivel.

Nadie puede creer que un pueblo, antes rico en agua, ahora tenga como su problema prioritario la falta de agua. Cuenta con dos ríos. Uno de ellos completamente contaminado y, el otro, en vías de secarse, por aumento de la deforestación y de consumidores.

Capinota no solo requiere de una fuente complementaria de agua, requiere de políticas públicas integrales que valoren la importancia del agua en cada una de sus facetas. Las montañas producen cada vez menos agua como producto de su desertificación. Se impone un cuidado de las fuentes que generan agua, en un trabajo coordinado, departamental, de largo alcance. De lo contrario, el problema superará rápidamente nuestra falta de visión y perspectiva.

 

 

Leave a comment »