Jallpa Salteas vuelven al ataque en Sarco K’uchu

26230673_1571192272956909_5642086476881729087_n
Maquinaria pesada de la Alcaldía limpiando el bosque de Payacollo

En buen quechua los “jallpa salteas” son aquellas personas que se dedican a asaltar tierras para lotearlas o distribuirlas entre sus allegados y algunos comunarios, sacando por su acción sus propias ganancias, ya sea en especie o en comisiones que ellos mismos fijan. En los últimos años han proliferado los loteadores en el valle de Capinota, amparados por una cierta ceguera intencional de las autoridades encargadas de controlar el orden y proteger la propiedad privada. En muchos casos estas mismas autoridades promueven el asalto de las tierras.

En Capinota ya se han hecho varias denuncias sobre el particular. Así, el 23 de junio del 2016, el Periódico Opinión informaba “que al menos un centenar de campesinos intentó avasallar ayer una propiedad privada en Capinota que pertenece a ocho familias” de la comunidad de Sarco Kuchu. Algunas de estas familias pertenecen al tronco inicial de Don Santiago Christie, quien en el siglo pasado adquirió esos terrenos, que a su muerte pasaron a manos de varios de sus descendientes.

Después de estas acciones, los propietarios, que sufrieron vejámenes y amenazas, lograron interponer un amparo judicial que paró por un tiempo el intento avasallador de tres o cuatro jallpa salteas que dirigían la asonada y estuvieron induciendo a los comunarios para apropiarse de esos terrenos que, en gran medida, ya en esos momentos fueron destruidos por la introducción de maquinaria pesada, que se encargó de abrir caminos y eliminar importantes secciones de bosque semiseco, con especies protegidas.

26239870_10213722664614354_6019340788433064370_n

El Alcalde Martín Jora inaugurando una improvisada cancha de futbol en terrenos privados de Payacollo

Ahora, de repente nuevamente vuelven sobre sus pasos, teniendo como Caballo de Troya a la Alcaldía Municipal de Capinota, a la cabeza de su Alcalde Martín Jora, quien sin previo aviso metió maquinaria para aplanar un terreno y entregarlo como cancha de futbol, el pasado domingo 14 de enero. Lo hizo en terrenos que tienen propietarios y sin ningún trámite de expropiación previa, ni nada parecido.Decimos que es Caballo de Troya, porque detrás de este supuesto acto deportivo vienen los loteadores, que culminarán su trabajo de avasallamiento, mismo que se acompaña necesariamente del desbosque respectivo y la “limpieza” del bosque nativo de esa microrregión denominada Payacollo. Los propietarios ya han sido amenazados con acciones violentas si siguen defendiendo sus terrenos, encontrándose sin ninguna protección policial, aunque tienen la protección judicial y constitucional.

La rinconada de Payacollo empieza a cambiar de rostro como todo el valle de Capinota. El famoso eslogan que dice que nos caracterizamos por tener viñas y campiñas, solo sirve para los afiches de carnaval. Donde ponemos el ojo, vemos que se impone el loteamiento y la destrucción de las campiñas y de los terrenos de labrantío o de bosque con árboles centenarios. Ninguna racionalidad existe en estos loteamientos destructores, que llevan a convertir el valle en una pequeña ciudad mal planificada, con servicios deficientes y con graves problemas ambientales. El paraíso con que soñamos, se está convirtiendo en un pequeño infierno, inmanejable desde el punto de vista social y ambiental. Por el momento solo interesa el rédito político inmediato y la prebenda a los que dicen ser sus apoyadores. La cuerda, que también se tensa por este lado, en algún momento se romperá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: