Archive for Agricultura

Carnaval sin agua potable y con fuertes inundaciones

Como en años anteriores las calles, acequias, terrenos y viviendas quedaron anegadas en poco tiempo de lluvia intensa

Como en años anteriores las calles, acequias, terrenos y viviendas quedaron anegadas en poco tiempo de lluvia intensa

El carnaval capinoteño 2015 se caracterizó por la falta de agua potable, debido a ruptura de cañerías por la crecida de los ríos que nos circundan. En los días de carnaval no hubo agua potable, lo que incidió en la disminución notable de los juegos con agua, principalmente debido a la imposibilidad de inflar los globos. Estos se vendieron a un boliviano por globo inflado, lo que redujo la mojazón. Muchas personas, principalmente mayores, se mostraron contentas, porque dicen que se exagera con este juego y no se respeta a nadie cuando hay que tirar un globo. En la ocasión el juego predominante fue con espuma, que viene en tubos de espuma comprimida. La falta de agua potable y la incomodidad que acarrea, también hizo que muchos visitantes retornen antes de lo previsto a la ciudad.

Sin embargo, lo más grave ocurrió el domingo por la noche, partir de las 2 y 30, cuando se desató una feroz llovizna que en poco tiempo anegó el valle capinoteño y una buena parte de Irpa Irpa, donde hubo, además, una fuerte granizada.

El canal construido antes del puente a Buen Retiro solo ocupa el cuarto superior derecho del tubo de desagüe a Carcel Mayu

El canal construido antes del puente a Buen Retiro solo ocupa el cuarto superior derecho del tubo de desagüe a Carcel Mayu


Como en años anteriores, este tipo de lluvia concentrada en el valle y sus alrededores incide para que se produzcan inundaciones en diferentes puntos de la localidad, en calles, terrenos y viviendas. Las viviendas antiguas, que prácticamente están enterradas bajo el nuevo pavimento, se inundan casi todas. Son grandes las inundaciones en la zona de la Avenida Busch, colindante con el Colegio secundario. Pero probablemente la zona más perjudicada resulta la zona este, al final de la avenida Busch y al final de Pampa Capinota, ahora avenida Careaga Lanza, donde casi todas las casas resultaron inundadas. En estas viviendas el agua entraba por todo lado, ante la mirada impotente de sus dueños.

Paradójicamente también se inundó la Plaza principal del pueblo, donde ya no existen canales pluviales, subiendo el agua sobre la misma plaza, en la acera cercana a la iglesia, que el lunes quedó completamente embarrada.

Los damnificados trabajaron toda la noche, tratando de botar el agua que entró en sus viviendas, tarea nada sencilla frente a la crecida de las acequias, que a su vez no podían desaguarse o lo hacían lentamente al recibir las aguas de los terrenos y las calles y avenidas, también inundadas.

La causa del fenómeno la denunciamos en varias ocasiones (ver: https://capinota.wordpress.com/2013/08/26/se-avecinan-nuevas-inundaciones-en-capinota/), pero sin respuesta ni mención alguna. Dijimos que ellas responden a las obras de pavimentación mal realizadas, con un nivel elevado y borrando acequias importantes; también debido al forzado loteamiento y la urbanización excesiva del valle. Se trata de convertir a Capinota en una pequeña ciudad, donde se eliminan las acequias, y los canales principales, aquellos que llevaban el agua de norte a sur hasta el río Arque. La mayor parte de ellos ahora ya no existen o han sido reducidos a su mínima expresión, tal es el caso de la acequia que conducía las aguas por la avenida Busch hasta Carcel Mayu. Su nivel ha sido elevado, y su caudal reducido en más de cuatro veces.

Como esto ya estaba anunciado, a la falta de previsión de las autoridades, se suma su falta de respuesta y de soluciones concretas a los hechos concretos. Mientras exista esta pasividad, las inundaciones se repetirán cada año. La única manera de evitarlas es ejecutando un plan local de desagüe y canalización, como el que existió durante siglos.

Leave a comment »

Capinota busca en 2015 competir con Tarija en producir uva (sic)

Opinión, 27/12/2014 | Ed. Imp.

Capinota, municipio enclavado en el Valle Bajo, busca competir con Tarija en la producción industrial de uva el próximo año, informó el alcalde Sinforiano Paniagua.

Con planes en curso, Capinota comenzó a sembrar, aproximadamente 1.500 hectáreas de la mano de 10 familias, señaló.

“Este año hemos comprado 3.600 plantas con la Fundación Valles que han plantado en 1.500 hectáreas para comenzar a producir”, declaró Paniagua.

Los productores plantaron siete variedades de uva resistentes al cambio climático, indicó.

La variedad de uva moscatel fue traída en este sentido desde Italia hasta Capinota para generar no solo producción, sino, a corto y mediano plazo, industria, señaló la autoridad.

Leave a comment »

Granizo daña 50 hectáreas de diferentes cultivos en Capinota

Opinión, 30/11/2014 | Ed. Imp.

El responsable de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) de la Gobernación, Óscar Soriano, informó que tras la evaluación en la zona de Playa Ancha, en Capinota, se conoce que 50 hectáreas de cultivos fueron dañadas por una granizada que cayó el jueves 27 de noviembre.

Soriano detalló que la comunidad de Playa Ancha se dedica a la actividad lechera y que por eso la principal afectación fue en el forraje del ganado. Aunque también se perdieron cultivos de maíz y alfalfa, entre otros.

Por otro lado, el mismo día hubo otra granizada en el municipio de Anzaldo. Reportaron cuatro comunidades afectadas , Taracucho, Tiquina, Pajchapata Alta y Tijrasca.

Ayer se realizó el trabajo de verificación de daños en esos lugares.

Leave a comment »

Feria de la leche y sus derivados, punto a favor para Ucuchi

Pobladores de Ucuchi mostrando con la feria una de sus fortalezas, su producción lechera

Pobladores de Ucuchi mostrando con la feria una de sus fortalezas, su producción lechera

Como todos los años, el 9 de noviembre se llevó a cabo la “Feria de la leche y sus derivados” en la localidad de Ucuchi, a una docena de kilómetros de Capinota. Esta fue la onceava versión de la feria que, creemos, se realizó con éxito dada la cantidad de expositores y de público asistente.

La feria es altamente positiva y da una pauta sobre lo que deben ser este tipo de eventos. En primer lugar, porque realza y estimula uno de los valores productivos de Ucuchi, cual es su producción lechera. En efecto, Ucuchi se ha constituido en uno de los centros productores de leche más importantes de la Provincia, gracias a sus fértiles valles, siendo un aportante importante de la fábrica PIL, que a diario pasa con sus camiones para llevar la leche que se acumula día a día en sus puestos recolectores.

En segundo lugar, la feria realza un valor productivo sin recurrir al alcohol, uno de los graves problemas de las ferias y de toda actividad provinciana, que se caracterizan por el uso excesivo de alcohol. Pudimos notar que en ningún puesto se vendían bebidas alcohólicas y, por el contrario, todos estaban abocados a resaltar su producción lechera y la de sus derivados.

Sin desmerecer los esfuerzos de los lugareños, diremos que hacia el futuro será importante aumentar la diversidad de los productos derivados de la leche, porque en la actualidad pudimos contabilizar tres, predominantemente: quesillos, yogures y helados. La producción de quesos en la Provincia en general es débil. El producto más conocido es el quesillo, por lo que hace falta desarrollar conocimientos y tecnologías para producir quesos semiduros, duros y madurados, tal como se hace en Mizque. Esto produciría mayor margen de utilidades a sus potenciales productores.

El yogur se ha convertido en uno de los productos derivados de la leche que se expende en la feria

El yogur se ha convertido en uno de los productos derivados de la leche que se expende en la feria

Hemos visto varios puestos donde se vendía yogur producido por los lugareños, lo que ya es un paso adelante. El yogur es relativamente nuevo en la canasta familiar del capinoteño. Es un área interesante que merece mayor desarrollo con conceptos y tecnologías innovadoras e higiénicas. Muchos de los productos eran vendidos en botellas de refresco, cuya etiqueta no había sido removida.

Por lo demás, todo visitante a la feria tenía la opción de degustar algunos de los platos ofrecidos, donde resaltaban los lambreados de conejo, tanto cuy como de castilla.

¡Bien por Ucuchi, les deseamos éxito en sus emprendimientos lecheros!

Leave a comment »

Donde comer en Capinota: Buscar a Doña Constantina

Doña Constantina vende todos los días nutritivos platos de trigo y quinua

Doña Constantina vende todos los días nutritivos platos de trigo y quinua

Si usted llega a Capinota y no consigue un lugar para comer, de seguro que Doña Constantina puede salvarle del problema, principalmente el día sábado, que es el día menos socorrido en materia de restaurantes. Como es día de cancha todo el mundo va a proveerse a la ciudad y no cocina. Además, los empleados públicos, que son los clientes más frecuentes también vuelven a la ciudad por lo que las ventas disminuyen.

Doña Constantina, desde varios años atrás, ha descubierto dos platos muy apetitosos y de alta consistencia nutricional. Uno en base a trigo pelado y, el otro, en base a quinua, el nuevo “grano de oro”. Evidentemente, usted puede comprarse un ligero plato de Phisara por unos 5 Bs. Desde media mañana, Doña Constantina se coloca con sus dos tremendas ollas en la plaza, frente al hotel Capinota, donde vende sus platillos a una clientela asidua que sabe lo que está consumiendo. Quienes no gustan de comer en la vía publica pueden pedir una porción para llevarse a casa.

Doña Constantina cocina cada día las mejores phisaras de la Provincia, intuyendo que en cada gramo de quinua vende un buen alimento, rico en proteínas.

Evidentemente, la quinua ha sido recientemente descubierta en países desarrollados, lo que ha aumentado su demanda internacional; ésta se ha elevado exponencialmente, lo mismo que su precio. Las exportaciones de quinua el año pasado, se aproximaron a los 80 millones de dólares, siendo Estados Unidos el mercado más importante con 54 por ciento del consumo de quinua, seguido de Francia Colombia, Canadá, Holanda y Brasil.

El “trigo de los Incas” se consume en nuestras tierras desde hace más de 5.000 años. Una leyenda del Kollasuyo –según Fortunato Esquivel- cuenta que el zorro volvía del cielo con tremenda barriga llena. En eso, los loros le rompieron a picotazos la cuerda por la que se descolgaba provocando se reventara contra los altos picos de la cordillera de los Andes. Del estallido se desparramó la quinua que había robado a los habitantes celestiales. Así, la comida de los dioses fue sembrada en el mundo. Los dioses permitieron que de esa manera sus hijos disfrutaran de este precioso grano, que crece en las condiciones más adversas de frío y sequedad.

Usted puede, todos los días, disfrutar de este grano de los dioses en forma de Phisara, su receta más conocida y fácil de preparar, gracias a Doña Constantina. Si no tiene la oportunidad, le pasamos la receta para que la pruebe donde se encuentre:

RECETA DE PHISARA DE QUINUA CON SOLTERO, para 4 porciones.

  • Valor nutritivo de una porción:
  • Energía 225 Kcal.
  • Proteína 4,7 g
  • Hierro 1,7 mg
  • Retinol 0,0 ug
  •  Ingredientes:
  • 100 grs.. Quinua (puede ser quinua negra o real)
  • 100 grs. Cebolla verde
  • 50 grs. Habas frescas
  • 100 grs. Tomate
  • 50 grs. Quesillo
  • 1 ramito Quillquiña
  • Sal a gusto y aceite
  • Preparación:
  • 1.- Tostar la quinua por unos 10 minutos y granear, agregando el cuello y la cola de la cebolla y las habas.
  • 2.- Cortar la cebolla en juliana al igual que los tomates y reservar.
  • 3.- Deshojar la quillquiña y mezclar con las cebollas y el tomate agregando el quesillo rectificando la sal y el aceite de oliva, de soya o el que tenga en casa.

(Receta inspirada en el Programa de TV “El Chef Sin Fronteras” – Emilio Garnica, 5 de octubre de 2013).

Leave a comment »

Capinoteño asume la Dirección General de la Hoja de Coca e Industrialización (DIGCOIN).

Fuente: Periódico Cambio. Miér, 07/23/2014 – 16:32

Foto: Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras

DSC_0131El Viceministro de Coca y Desarrollo Integral, Gumercindo Pucho, posesionó a Ricardo Alvino Paniagua como nuevo director la Dirección General de la Hoja de Coca e Industrialización (DIGCOIN). En el acto de posesión Paniagua agradeció a las autoridades de Estado por la confianza depositada en su persona, manifestando que trabajará de forma coordinada con las instancias competentes del Ministerio a través del Viceministerio de Coca y Desarrollo Integral, mejorando la gestión en comercialización e industrialización de la hoja de coca.

Ricardo Albino Paniagua Orellana nació el 1 de mayo de 1959 en Capinota, de profesión agricultor. Entre otros cargos fue Secretario de Relaciones de la Federación de Comunidades Interculturales de Chimoré, secretario local del Mercado de Comercialización de la Hoja Coca de Sacaba, consultor Social de Proyecto ArBolivia; Técnico II de Justicia Comunitaria en el Ministerio de Justicia, Jefe de la Unidad de Producción del Ministerio de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, además de Presidente de Consejo del Gobierno Municipal de Chimoré en el departamento de Cochabamba.

Comments (1) »

Adiós a los molinos harineros de la cuenca del Río Arque

Por Antonio Rocabado Q.

“…a los pueblos (indios americanos) llevaban el agua por medio de canales que eran verdaderas obras gigantescas. Componíanse de inmensas losas de piedra, perfectamente ajustadas, sin mezcla alguna, que por medio de compuertas dejaban salir la cantidad suficiente para regar las tierras. Algunos de estos acueductos eran sumamente largos tenían de cuatrocientas a quinientas millas de extensión…”

Pedro Sarmiento de Gamboa (1572)

Consideraciones iniciales. La región andina desde la antigüedad más remota tuvo una vocación agraria. La alta cultura andina significó sobretodo una agricultura plena, sustentada en una base de milenios de experimentación y domesticación de plantas.

En Irpa Irpa han colocado unas calaminas para proteger a los molinos, el resto está en franco deterioro

En Irpa Irpa han colocado unas calaminas para proteger a los molinos, el resto está en franco deterioro

En un medio que exige mucho del hombre, el andino fue capaz de sacar admirable partido de su ambiente hasta dominarlo y lograr un desarrollo muy original. El gran desarrollo alcanzado por la agricultura andina se debía a la extraordinaria afición de los aborígenes por el cultivo de la tierra. Los españoles maravillados por esta afición, observaron que incluso los que tenían oficios artesanales interrumpían sus trabajos para acudir a las sementeras, y llegado el tiempo, se dedicaban por entero al cultivo agrícola.

Habiendo sido los habitantes andinos casi totalmente vegetarianos, y en especial granívoros, su preocupación dominante fue la domesticación de gramíneas, tubérculos, y otras especies nativas, así como su cultivo, mejoramiento, recolección, y almacenamiento. En el transcurso de 20.000 años el andino no sólo fijó las características de plantas como el maíz, papa, quinua y setenta variedades más, sino que dio feliz solución a problemas agrológicos e hidráulicos mediante ingeniosos sistemas de cultivo, fertilización y riego. Por ello, no se puede ignorar que muchas de las acequias y canales en actual servicio en varias regiones de Bolivia sean anteriores a la Conquista.

En este contexto histórico, el admirable sistema de canales y acequias aún en servicio en sitios de agricultura intensiva como la amplia cuenca del río Arque, con una extensión cercana a los 2000 Km2, particularmente en los espacios cultivables de piedemonte, en las afluencias del Sopo Mayu, Sayari Mayu, Jankho Khala, y otras 500 quebradas que concurren en la corriente principal, demuestran el conocimiento práctico del régimen de descarga del río Arque y la mejor forma de utilizar sus aguas. Situación que fue aprovechada prontamente por los conquistadores y encomenderos españoles para fomentar las plantaciones de cereales e instalar una larga serie de molinos harineros hidráulicos, cuya tecnología primigenia se remonta al Asia Menor y fue transmitida a Europa por romanos y mozárabes.

Historia de los molinos harineros de la cuenca del río Arque. Estimamos que los tiempos en que se construyeron los primeros molinos hidráulicos harineros en la cuenca del río Arque fueron anteriores al 06 de marzo de 1553, cuando se registra fehacientemente una reunión de Lorenzo de Aldana con Martín de Almendras en Capinota, a la sazón importante pueblo de su encomienda. Los afanes de Aldana se encaminaban ese entonces a una rebelión general de los encomenderos charqueños para resistir a las disposiciones del virrey La Gasca en sentido de limitar el servicio de los indios.

Ese 1553 Aldana tenía 45 años, y fallecería 15 años después, dejando antes, sin embargo, una expresa constancia en la ciudad de Los Reyes, el 15 de noviembre de 1557, mediante una “Carta de Restitución”, una importante donación para los indios de su encomienda consistente en ovejas, ganado bovino, dos solares con edificios, y el “molino de pan moler de Sicaya”, por el hecho de “no haberles dado doctrina y otras causas”.

De estos datos se infiere que la serie de molinos que se erigieron en el corredor principal de la cuenca del río Arque (de un largo aproximado de 77 Km) fue construida antes del año 1600, y funcionaron por más de 400 años, como son los casos concretos de los molinos de la población homónima Arque, de Sicaya, Irpa Irpa, Capinota, Sarcocucho, y otros entre Colcha y Cona Cona, ubicados en las riberas del río hasta la década del 1970.

La construcción de molinos harineros de rueda hidráulica horizontal en la cuenca del río Arque, constituye un factor de producción de indiscutible importancia y amplia utilización para la subsistencia de habitantes de estas comarcas y de los asientos mineros nacionales. Su tecnología esencial proviene de la antigüedad (Vitrubio, siglo I a. D.), y su difusión en América proviene del medioevo español con ingredientes romanos, visigodos, y árabes.

El uso de la fuerza hidráulica parte siempre de una misma base conceptual extendida extraordinariamente desde el medioevo: la aplicación de una fuerza giratoria sobre el curso del agua a partir de la cual la energía se transmite a las piedras o “muelas” encargadas de moler el cereal. El despiece del más sencillo molino de eje vertical comprende palas en contacto con el agua, las muelas de piedra donde propiamente se hace la molienda, las piezas de engarce, y la “tramoya” o tolva que es la caja en la que se deposita el grano para caer en la muela.

La fotografía de la parte posterior de los molinos de Irpa Irpa muestra su absoluto abandono y descuido

La fotografía de la parte posterior de los molinos de Irpa Irpa muestra su absoluto abandono y descuido

Una complicada descripción de las partes de los molinos hidráulicos, que cuenta con una vasta terminología árabe/española, podría ser motivo de un nuevo artículo de molinería o molinología, a elaborarse esencialmente con miras de recuperar importantes partes de los molinos, en el intento ideal de conservar en un museo la memoria histórica de la región, o por lo menos, la de Capinota y sus campiñas, conocida desde tiempos remotos como la comarca más importante de la cuenca.

Entorno de la unidad denominada “Molino”. El molino era una unidad de producción con una serie de elementos que completaban la actividad principal. Todos ellos presentan en sus inmediaciones huertos, pequeñas áreas de pasto, corrales para las recuas de mulas, asnos o llamas que cargaban los productos del harineo, etc. Cuando se enajenaban estas unidades se especificaba con frecuencia precisando el molino con su soto, huerto, cespedera, pedrera, y demás complementos.

Aunque los componentes claves de la tecnología hidráulica de la molienda forman unidad, los documentos mencionan muchas veces la existencia de varias “paradas” dispuestas a lo largo de la corriente dentro de un mismo conjunto. Todo ello para elevar la rentabilidad de la fuente de energía, y en el cuidado de que dicho aprovechamiento del agua no lleve también a competencias con la agricultura de regadío, una limitación en el caso capinoteño que generó toda clase de choques y pleitos.

Denuncias sobre el estado actual de los molinos. A modo de conclusión, en esta oportunidad deseamos denunciar la grave situación en que se encuentra nuestro patrimonio hidráulico, principalmente el representado por sus molinos, acequias, canales y otros componentes, que están siendo derruidos sin respetar su valor cultural, histórico y etnográfico, y que representan, sin duda, un bien cultural vinculado a nuestros pueblos, que son fundamentales para la comprensión de lo que fue la vida cotidiana de nuestros antepasados. Esta clase de monumentos han sido declarados como Bienes de Interés Cultural en la mayor parte de las naciones del mundo, y son respetados.

Agradeceremos la difusión de estas ideas, pues entendemos que la cultura es un asunto a defender por parte de todos los que formamos la sociedad actual. Nuestros ríos están siendo castigados en los últimos tiempos por el caótico desarrollo urbanístico e industrial de las ciudades y la degradación generalizada de los espacios rurales.

El desconocimiento es el peor enemigo que tenemos. Necesitamos inventariar y catalogar nuestros ríos a efectos de conocer y proteger el patrimonio edificado y natural. Debemos conocer el valor de cada una de las construcciones para asignarles algún tipo de protección. Imaginarnos un retroceso a los siglos pasados, cuando aún existía una mayor armonía entre el hombre y los territorios fluviales, acequias, canales y… los molinos, que ya estaban integrados en esos paisajes. Todo un idílico paisaje en un entorno equilibrado.

Leave a comment »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 37 seguidores