Archive for Económía

Sobreexplotación obliga a dictar pausa en tres cuencas, entre ellas la del río Arque

6_p1_martin_numbela

Varias volquetas estacionadas en el río Arque. | Martín Numbela

Por Enid López Camacho

Las cuencas Viloma, Pankuruma y Arque, que forman parte del valle bajo del departamento, fueron declaradas en pausa ecológica por la excesiva extracción de agregados que se desató en la región.

El director de Medio Ambiente de la Alcaldía de Sipe Sipe, Óscar Coria, informó que las cuencas Viloma y Pankuruma están en pausa ecológica desde 2014 debido a la excesiva extracción de agregados. Pese a esa situación, un área del río Pankuruma fue cedida por el municipio para la extracción de agregados en favor del proyecto del tren metropolitano.

En tanto, el productor de Capinota Fernando Canelas sostuvo que, a raíz de una solicitud de los regantes, el municipio declaró pausa ecológica en el río Arque, pero que, pese a esa situación, los asociados al Sindicato de Transporte Pesado Irpa Irpa continúan extrayendo material.

Coria manifestó que, actualmente, Sipe Sipe controla la extracción de agregados de las cuencas de Tapacarí y Santiváñez en coordinación con otros dos municipios, pero que las otras dos cuencas están sujetas a estudio para levantar la pausa ecológica.

“Estamos en proceso de contratación de una consultora para el plan de manejo de áridos y agregados. Seguramente ahí nos van a dar los lineamientos claros de cuándo podemos o todavía no podemos levantar la pausa ecológica”, sostuvo.

La extracción de agregados no afectó de forma directa a los agricultores de Sipe Sipe, pero hubo un desgaste notorio en los terrenos. Sin embargo, en Capinota ocasionó la pérdida de cultivos, principalmente hortalizas.

Según el secretario de Minería de la Gobernación, Óscar Guzmán, la extracción de agregados debe ser normada y controlada por los municipios cuando la actividad está en las riberas de los ríos, pero cuando proceden a extraer agregados de los cerros pasa a ser supervisada por la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM).

En el caso de Sipe Sipe, se autoriza la extracción de agregados de las cuencas de Tapacarí y Santiváñez por temporadas y a 0,50 bolivianos el metro cúbico.

EN CAPINOTA

Persisten problemas por traspaso de un terreno. La reunión que estaba prevista para ayer en la mañana en Capinota se suspendió. El objetivo era medir la franja de seguridad del río Arque para evitar más conflictos por la transferencia de un terreno.

En antecedente. La venta de un terreno ubicado en inmediaciones del río Arque generó un conflicto entre productores de agregados y hortalizas, quienes denunciaron que la actividad de extracción de material provocó una caída del 70 por ciento en las cosechas.

LA ARCILLA PASÓ A SER UN MINERAL NO METÁLICO

El secretario de Minería de la Gobernación, Óscar Guzmán, informó que la arcilla pasó a ser tomada en cuenta como un mineral no metálico, por lo que su extracción está controlada por la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM).

“Con la Ley 535, es un mineral no metálico y hemos ido haciendo nuestras fiscalizaciones correspondientes”, manifestó.

Sostuvo que recientemente se resolvió una denuncia de extracción excesiva de arcilla en la zona de Tiraque.

“Hemos ido a verificar al lugar y hemos encontrado que operaban sin el formulario 101 (…) era bastante considerable porque ya habían explotado tanto tiempo, pero nosotros hemos ido a denuncia de los comunarios”, afirmó.

Guzmán manifestó que se requiere incrementar las regalías mineras por lo que los controles son constantes en todo el departamento.

Publicado en Los Tiempos,  el 02/08/2018

Anuncios

Leave a comment »

Conflicto de agregados salpica a Coboce y afecta a los agricultores

 

6_p1_numbela

El terreno de explotación de agregados, ayer en la comunidad de Yatamoco. | Martín Numbela

Por Roger Medina Candia

La venta de un terreno ubicado en inmediaciones del río Arque, en Capinota, generó un conflicto entre productores de agregados y hortalizas, quienes denunciaron ayer que la actividad de extracción de material provocó una caída del 70 por ciento en los rendimientos de la cosecha de hortalizas.

Los dirigentes y productores de comunidades agrarias de Sarcobamba, Yatamoco, Kollpamayu, Sancocucho cuestionaron ayer la venta de un terreno de más de 10 mil metros cuadrados ubicado a orillas del río Arque (Yatamoco), en diciembre de 2017.

Aseguraron que la superficie fue entregada en 2008 a la Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios (Coboce), para que ayude en tareas de manejo del caudal del afluente y evitar inundaciones. Sin embargo, acusaron a la cooperativa de haber vendido la propiedad, de forma “ilegal”, porque se encontraría dentro de la franja de seguridad.

En este sentido, el productor Esteban Arce explicó que las leyes municipales establecen que la explotación de agregados debe ser autorizada por la comunidad, para después avanzar en los trámites municipales. Sin embargo, afirmó que el procedimiento no se cumplió. “La venta es ilegal. Hemos notificado en su debido tiempo, no nos han hecho caso”, aseguró.

Este medio intentó entrevistar ayer al superintendente de planta de Coboce en Capinota, Daliborce Cesaredo, no obstante, el personal de la puerta de ingreso aseguró que no se encontraba en las instalaciones.

Contrariamente, el secretario de Transporte del sector cantera del Sindicato de Transporte Pesado Irpa Irpa, Raúl Sandoval, afirmó que se pagaron 90 mil dólares por la transacción, que Coboce demostró los papeles legales y que la misma se encuentra fuera de la franja de seguridad.

CAE PRODUCCION

Entre enero y junio de 2018, los productores de cuatro comunidades de Capinota reportaron un promedio de rendimiento de 30 cargas de zanahorias, frente al as 100 que se alcanzaron en 2013.

Asimismo, el productor Fernando Canelas detalló que el ajo fue la segunda verdura más afectada, ya que actualmente rinde 10 cargas por quintal de semillas por temporada de siembra, frente a las 15 logradas antes de la crisis del agua.

Por otro lado, la papa pasó de rendir de 15 bolsas por quintal a cinco, mientras que la remolacha cayó de 80 a 30 cargas en el mismo periodo. Los productores también lamentaron el rendimiento de la cebolla, que cayó de 50 bolsas por quintal a 30.

Atribuyeron la fuerte caída al incremento de cooperativas dedicadas a explotar agregados que se instalaron en diferentes comunidades del municipio desde 2010.

“El agua en este tiempo reduce su caudal y no alcanza para el riego de la producción agrícola. Resulta que estas empresas de agregados también usa el agua, entonces quita lo que debería utilizar el agricultor”, precisó Canelas.

La versión fue corroborada por otros cinco productores de las comunidades agrarias de Sarcobamba, Yatamoco, Kollpamayu, Sancok’ucho.

Sin embargo, el secretario de Transporte del sector cantera del Sindicato de Transporte Pesado Irpa Ipra, Raúl Sandoval, sostuvo que el bajo caudal se debe a la sequía.

TESTIMONIOS

“La extracción de agregados disminuye el agua del río y se agrava por la sequía, nos perjudica mucho”. Esteban Arce. Productor de hortalizas.

“Ya no hay agua, sólo viene barro en el río. Tenemos que pedir permiso para sacar nuestra carga”. Ana Salazar. Productora.

“En esta época ya teníamos agua para poder regar; ahora no hay, es muy poco, apenas nos llega agua del río”. Melvi Salazar. Productora.

UN ENFRENTAMIENTO DEJÓ HERIDOS Y DAÑOS MATERIALES

El dirigente del Sindicato de Transporte Pesado Irpa Irpa, Raúl Sandoval, denunció que un grupo de productores agrícolas avasalló la propiedad privada en el río Arque y dañó ocho volquetas en la comunidad de Yacamoco, el pasado lunes.

“Cinco transportistas fueron hospitalizados, está un mayor de edad herido”, precisó.

Por su parte una productora de la misma región, Melvi Salazar, acusó a los transportistas de iniciar el conflicto.

“Nos han agredido a las mujeres, directamente nos han venido provocar. Nos han pateado, nos han empujado, nos han hecho heridas, nos han fracturado las manos y dañado las cabezas”, afirmó.

El enfrentamiento fue interrumpido por efectivos policiales de Capinota, quienes lograron separar a las personas durante el proceso de vigilia en reclamo de la propiedad adquirida por los transportistas.

Publicado en Los Tiempos,  el 01/08/2018.

Leave a comment »

Según capinoteño Enrique García Ayaviri, Bolivia ‘está viviendo un momento de auge artificial’

La Academia Boliviana de Ciencias Económicas (ABCE) fue fundada en 1969 por 11 profesores de la UMSA con el objetivo de aportar al desarrollo del país. La institución, que reúne a docentes e investigadores de universidades e institutos científicos del país, cuenta al momento con 36 miembros. “Podríamos decir que nosotros hemos sido la semilla de la economía moderna en Bolivia”, afirma su presidente Enrique García.

Enrique-Garcia-academico-La_Razon-domicilio-Auquisamana_LRZIMA20180328_0021_11

Enrique García Ayaviri, Presidente de la ABCE

— ¿Cuáles son los principales objetivos de la institución?

— Ensanchar el pensamiento económico y enaltecer el crecimiento de la ciencia y su aplicación en Bolivia. En la ABCE tenemos tres ramas: la teórica académica, la de aplicación de la economía a la empresa y a la innovación, y la de profesionales especializados en la economía estatal y pública, personas que han hecho contribuciones al país con una aplicación sabia de principios económicos, como por ejemplo Herbert Müller. Sin él no tendríamos los actuales recursos (por el gas). NdR. Müller, ministro de Energía e Hidrocarburos en el gobierno de Jaime Paz (1989-1993), fue quien viabilizó el contrato de compra-venta de gas a Brasil.

— ¿Cómo evalúa la investigación económica en Bolivia?

— Regular. Hay muchos actores que quieren encontrar formas nuevas de ver las cosas, pero lo que falta en la academia es mejorar la calidad del investigador, no los temas. Cualquier tema puede llegar a ser útil si es que se estudian las partes importantes (…). Además, muchas investigaciones están dirigidas a probar algo que ya fue probado y mucho de eso es responsabilidad de los ministerios. Los estudios de factibilidad —por ejemplo para un camino— los sacan factibles; no hay alguno que diga “esto no es factible”, porque gastan miles de dólares en ello. Y se confunden las consultorías con la investigación (…). El problema siempre ha sido la relación entre los estudios para hacer algo y lo que realmente se hace después. Hay, asimismo, una tendencia de hacer dinero para los profesionales, porque los ingenieros y economistas que salen  (de las universidades) a veces no pueden ser empleados, por lo que optan por hacer sus consultoras y compiten para proyectos de los rubros privado o público. Aunque el sector privado casi no tiene (demanda laboral de este tipo), el público es el que convoca a estudios. Ahí el mérito es bastante oscuro, no hay transparencia ni en Bolivia ni en otros países y eso no es cuestión de un partido político o de un gobierno. El favoritismo es casi una costumbre que ha penetrado en la región desde los 50. El resultado: las carreteras, por ejemplo, se destruyen fácilmente porque las especificaciones de construcción no se cumplen, porque hay una gran diferencia entre lo que se ha estudiado y lo que se ha ejecutado. En medio está metida la corrupción. Para detener eso tiene que haber cambios en los cimientos de la sociedad misma.

— ¿De qué forma se pueden hacer mejor las cosas?

— Un país tiene que ayudarse a sí mismo, tiene que fortalecer sus propias capacidades intelectuales, educativas, morales, humanas y políticas. El propio país tiene que hacer eso y no puede estar recibiendo ayuda por 60 o 70 años con muy pocos resultados. Miles y miles de dólares de asistencia técnica han llegado a Bolivia para propiciar trabajos de muchos extranjeros, que han venido a ocupar casas en Calacoto, que educaron a sus hijos en el Calvert y que los pusieron en buenas universidades. El Gobierno americano ha pagado (proyectos), pero que de ahí saquen 60% para su propia gente es otra cosa. Los gobiernos bolivianos tienen que asegurarse de que las asistencias que recibe deben ir al lugar donde se necesitan.

— ¿Cómo ve la economía?

— Los datos económicos dan pero existe la posibilidad de que no sean sustentables a largo plazo, de que los que han subido vuelvan a bajar y de que los que han bajado vayan a estar siempre abajo. Entonces, para que una sociedad sostenga su ascenso se necesitan políticas económicas sociales que sean de largo plazo, políticas consensuadas con todos, que no sean impuestas por voluntad política. La voluntad política, a su vez, tiene que estar sustentada en ciencia, en hacer que las cosas se sostengan porque han sido bien pensadas, no porque se las ha hecho por emoción.

— ¿Y los cambios económicos?

— Dentro de la composición, por ejemplo, del salario hay mucho subsidio; termina el subsidio y terminará la calidad del ingreso de esa gente. El salario mínimo subió, también la inflación y hay cierto favoritismo del Gobierno con ciertos sectores sociales. Tenemos una economía distorsionada, subsidiada, basada más que en principios económicos en principios políticos de misericordia, de compasión. Dentro de eso, lamentablemente, las clases políticas no solo han tomado ventaja de los pobres, sino que muchas se han enriquecido.

— ¿Los desaciertos?

— La falta de inclusividad. El Gobierno se olvidó que está gobernando para todos los bolivianos.

— ¿Y los aciertos?

— Hubo buen manejo de la economía, pero eso no viene de este gobierno, es una disciplina. Ningún socialismo puede durar mucho si no equilibra bien sus finanzas. Después, creo que están gozando de un periodo de auge prolongado como nunca sucedió en Bolivia. Creo también que no hay un manejo previsor de lo que podría pasar en el futuro si es que hubiera eventos catastróficos en la economía en general, como la caída de los precios de los minerales. Bolivia sufriría ante todo un retroceso en los avances sociales que se han hecho artificialmente más que realmente. El buen ingreso de un trabajador durará si es que éste viene de su productividad, pero no durará si este ingreso se origina en un hecho fortuito, en que el mineral subió de $us 10 a 20. Ese no es un avance real (…). Estos incrementos salariales no son por productividad o por la mejora de su educación o tecnología. Entonces, esas personas no preparadas están felices, pero tienen su bienestar subsidiado. Ese es el mayor problema.

— ¿El actual Ejecutivo se está gastando toda la plata?

— No toda. Estamos viviendo un momento de auge artificial en el cual uno no ve avances en la economía real. Un avance real, por ejemplo, sería que tengamos muchos mejores caminos, mejor suministro de agua, escuelas sin vidrios rotos, que el estudiante boliviano sea más competitivo. Pero con todo lo que se gastó, el avance fue relativamente poco, hubiera sido mayor con una administración más sana y equilibrada y menos política.

— ¿Si fuera Ministro de Economía de Evo Morales por un día qué le sugeriría?

— Invertir en educación de valores, preparar a la población boliviana en habilidades para el futuro y hacer que las universidades cambien sus planes de estudio. Tenemos que empezar con la producción digital, inteligencia artificial, robótica y mejorar el transporte; dar más plata a las alcaldías sin tener en cuenta si son rojas, amarillas o verdes. El gobierno central tiene que ser como un papá por más que tenga hijos malcriados, debe ser un ejemplo y unir a los bolivianos.

Perfil:

Nombre: Enrique García

Profesión: Economista

Cargo: Presidente de la ABCE

Perito

El capinoteño posee una maestría y un doctorado en Economía, fue consultor nacional e internacional y trabajó para Usaid, además de llegar a ser presidente del Banco Central de Bolivia.

(La Razón (Edición Impresa) / Jorge Castel / La Paz / 28 de marzo de 2018)

Lee el resto de esta entrada »

Leave a comment »

Capinoteño Enrique García Ayaviri preside la Academia Boliviana de Ciencias Económicas (ABCE)

DSC_0085

El Dr. Enrique García Ayaviri, Presidente de la ABCE

 

Tenemos el orgullo de tener entre nuestros notables paisanos a Don Enrique García Ayaviri, capinoteño de cepa y de conocida familia irpairpeña. Es nieto de Custodio Ayaviri, meritorio profesor de la localidad, cuyo nombre lleva la principal Unidad Educativa de Irpa Irpa.

Enrique García ha tenido una brillante carrera dentro de la economía nacional, matizada por estudios profundos en el área, que le han permitido obtener los títulos de Ph.D, Master y Bachelor of Arts en Economía en las universidades americanas de Utah, Bucknell Pennsylvania,  Wesleyan Connecticut.  Además tiene estudios complementarios en el Instituto Internacional de Ciencias Sociales de la Universidad Erasmus, de Rotterdam, Holanda, donde obtuvo el .Diploma en Desarrollo Regional.

Durante más de cuatro décadas ha dedicado su vida al servicio y  al desarrollo económico y social de Bolivia y Latinoamérica, ocupando diferentes cargos dentro y fuera del país. En el país ha trabajado en diferentes instituciones de desarrollo y en  universidades e instituciones de investigación económica, llegando a ser Presidente del Directorio del Banco Central de Bolivia y viceministro de Desarrollo Regional del Ministerio de Planeamiento.

En el exterior se ha desempeñado como funcionario de las Naciones Unidas, habiendo ocupado el delicado cargo de Representante Residente de las Naciones Unidas en México y las Antillas Holandesas.

En el ámbito de la educación universitaria ha sido profesor de economía en la Universidad Católica Boliviana y la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz.

Actualmente es Miembro de Número y Presidente de la Academia Boliviana de Ciencias Económicas –ABCE- de la cual es socio fundador y desde donde ha desplegado una intensa y fructífera actividad académica en pro del país, misma que le permite decir que la ABCE ha “sido la semilla de la economía moderna en Bolivia”.

Sin embargo, sus actividades van mucho más allá de la economía y del país, puesto que es también Académico de Número Correspondiente de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas de España; Miembro del Comité Editorial de la Revista Latinoamericana de Desarrollo Económico del Instituto de Investigaciones Socio Económicas –IISEC-; Miembro Permanente del Comité Organizador de la Conferencia Boliviana en Desarrollo Económico, que es un evento anual promovido por la ABCE en  cooperación con  universidades bolivianas y entidades nacionales e internacionales de investigación del  desarrollo económico.

Sin duda, Enrique García Ayaviri es uno de nuestros economistas más reconocidos, sitial que lo ha logrado gracias a su esfuerzo y sacrificio. A partir de su actividad intelectual se ha ganado los méritos más que suficientes para ocupar un sitial especial junto a los grandes intelectuales capinoteños que enorgullecen nuestro terruño. Desde nuestras páginas le enviamos nuestras congratulaciones y nuestros mayores deseos de éxito en la culminación de su carrera, esperando que en algún momento las autoridades locales le brinden el reconocimiento merecido como hijo notable del pueblo.

Comments (1) »

Capinota produce más de 800 mil aves de corral. Principales estadísticas.

INE – Cochabamba, 1 de octubre de 2017.- Al cumplirse 109 de años de la creación del municipio de Capinota, el Instituto Nacional de Estadística informó que la producción de aves de granja figura como una de las más grandes en la zona del valle bajo central de Cochabamba, con 893.780 cabezas, según datos del Censo Agropecuario 2013.

Capinota que forma parte de la provincia del mismo nombre, también tiene una destacada producción de caprinos con 11.604 cabezas y ovinos con 8.879 cabezas.

Gráfico Nº 1Capinota1

MUNICIPIO CAPINOTA: PRINCIPALES ESPECIES GANADERAS, CENSO AGROPECUARIO 2013

(En cabezas)

Fuente: Instituto Nacional de Estadística

Fundado el 1 de octubre de 1908, durante el gobierno de Ismael Montes, Capinota posee vocación agrícola y cuenta con potencial y diversidad productiva, además de ser una zona turística. En época de verano, la uva es materia prima para la elaboración de uno de los guarapos más cotizados de la región. Este municipio se encuentra ubicado a 66 km de la ciudad de Cochabamba.

Los cultivos más importantes de verano son el maíz que se cultiva en una superficie de 846,1 hectáreas, le sigue la papa con 699,6 hectáreas y trigo con 515,5 hectáreas.

Gráfico Nº 2

Capinota2MUNICIPIO CAPINOTA: SUPERFICIE (1) Y PRODUCCIÓN DE LOS PRINCIPALES CULTIVOS DE VERANO, CENSO AGROPECUARIO 2013

Fuente: Instituto Nacional de Estadística

En este municipio se registraron 3.446 UPA, en las cuales 7.552 miembros tienen como actividad principal la agricultura, 430 personas se dedican a la ganadería y 38 a la actividad avícola, de acuerdo con datos del Censo Agropecuario 2013.

Gráfico Nº 3

Capinota3MUNICIPIO CAPINOTA: MIEMBROS DE LAS UPA POR ACTIVIDAD PRINCIPAL, CENSO AGROPECUARIO 2013  (En número de personas)

Fuente: Instituto Nacional de Estadística

En cuanto a la cobertura de servicios básicos entre la población del municipio según Censo 2012, da cuenta que 82,3% tiene acceso al agua, 80,7% cuenta con energía eléctrica y 42,7% tiene saneamiento básico.

Gráfico Nº 4

Capinota4

MUNICIPIO CAPINOTA: COBERTURA DE SERVICIOS BÁSICOS, CENSO 2012

Fuente: Instituto Nacional de Estadística

Respecto a su población, Capinota registra 20.068 habitantes para 2012 y proyecciones a 2017 señalan que el municipio tiene cerca de 21.025 habitantes, de los cuales 10.538 son hombres y 10.487, mujeres. Para el 2020 esta región contará con 21.644 habitantes, aproximadamente.

Gráfico Nº 5

Capinota5

MUNICIPIO CAPINOTA: PROYECCIONES DE POBLACIÓN, 2012 – 2020, (En número de personas)

Fuente: Instituto Nacional de Estadística

UNIDAD DE DIFUSIÓN Y COMUNICACIÓN

INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA

Publicado en OCTUBRE 2017

Leave a comment »

Nuevo conflicto con COBOCE por pago de regalías y propiedad de terrenos

Un conflicto que se encuentra latente entre la fábrica COBOCE y los municipios de Capinota y Sicaya, salió a flote por acción conjunta de comunarios y cooperativistas mineros de Sicaya, que reclaman  la propiedad de los ricos yacimientos de calizas y el pago de las justas regalías a los municipios citados. Los acontecimientos fueron relatados por el periódico Los Tiempos de la siguiente manera:

Coboce en conflicto por pago de regalías y propiedad de terrenos

Los Tiempos 29/03/16

2_a_4_jamessssssssss_0El enfrentamiento entre trabajadores de la Cooperativa Boliviana de Cemento (Coboce) con mineros cooperativistas de Capinota por la falta de pago de regalías a los municipios afectados por la explotación de recursos y con los comunarios de Sicaya por un conflicto de terrenos dejó ayer un saldo de cinco heridos leves. La Policía usó gases lacrimógenos para dispersarlos, pero el conflicto persistió.

En un pronunciamiento de 10 puntos, Coboce se declaró ayer “legítima titular del área minera denominada Sucesivas Coboce IV” (en disputa con comunarios de Sicaya), porque cuenta con certificaciones y pago de patentes hasta 2016 ante la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM).

También advierte sobre el “pago oportuno” de regalías mineras ante el Servicio Nacional de Registro  y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom).

“Como un acto irresponsable, estos avasalladores intentaron tomar las instalaciones de almacenamiento de material explosivo denominado polvorines”, indica el comunicado al que tuvo acceso anoche esta redacción.

Cerca de las 09:00 de ayer, los comunarios que viven en zonas aledañas a las canteras de Coboce, a 15 kilómetros de Capinota, oyeron los primeros dinamitazos producto del enfrentamiento entre cooperativistas y trabajadores. El enfrentamiento se prolongó hasta las 18:00 dejando levemente heridos a cinco trabajadores de Coboce, según el reporte del comandante departamental de la Policía, Luis Aguilar.

Este medio intentó ingresar al lugar de los enfrentamientos pero los trabajadores de Coboce pusieron barricadas de tierra y piedra en el único acceso a las canteras, negándose a cualquier acercamiento con la prensa.

“No hay ningún dirigente ni nadie está autorizado a hablar aquí”, afirmó uno de ellos.

Después de casi 10 horas de tensión y enfrentamientos se llegó a un cuarto intermedio para dialogar hoy a las 09:00 con autoridades de la Gobernación, informó Aguilar.

Sin embargo, el dirigente de los cooperativistas, Justiniano Catorceno, señaló que fue un repliegue pacífico de los cooperativistas y no descartó continuar hoy con las medidas de presión.

Según Catorceno en el lugar se encontraban alrededor de 300 cooperativistas y 700 trabajadores de Coboce. Desde un cerro aledaño se podía observar estallidos de cachorros de dinamita y gases lacrimógenos.

Indicó que la empresa adeuda un monto que no precisó por regalías a los municipios afectados por la explotación de recursos no metálicos. “Coboce hace tiempo nos ha saqueado nuestro recurso natural y no paga las regalías mineras al municipio, eso estamos pidiendo”, dijo.

Por su parte, el ejecutivo de la Central Regional Sicaya, Pedro Aguilar, informó que Coboce ingresó a explotar recursos de una zona límite entre la comunidad de Sicaya y Capinota. Explicó que esos yacimientos no son explotados hace 10 años por Coboce, por lo que estaban a la espera de un fallo para la reversión de terrenos a favor de Sicaya.

Persiste la tensión entre trabajadores de Coboce y mineros cooperativistas

Los Tiempos, 29/03/16

El dirigente cooperativista Justiniano Catorceno informó a Los Tiempos Digital, que hoy se registró un nuevo enfrentamiento entre trabajadores de la Cooperativa Boliviana de Cemento (Coboce) y mineros cooperativistas, dejando dos heridos que ya fueron trasladados en ambulancias para su atención.

“En este momento están descansando, parece que va a haber más enfrentamientos”, aseguró Justiniano.

Ayer, ambas partes chocaron dejando cinco heridos. La Policía usó gases lacrimógenos para dispersarlos.

El problema surge debido a la falta de pago de regalías a los municipios afectados por la explotación de recursos y con los comunarios de Sicaya por un conflicto de terrenos.

En una reunión realizada anoche entre los representantes de este municipio, la Central Obrera Departamental (COD) y la Cooperativa Boliviana de Cemento (Coboce), se acordó que el diálogo se realice mañana para solucionar todas las demandas de los comunarios, hasta entonces ambos sectores se comprometieron a suspender toda medida de presión; sin embargo la tensión persiste en el lugar.

De acuerdo al acta de entendimiento establecido entre el alcalde de Sicaya, Dario Jora; la concejal de Sicaya, Genoveva Mamani; Ángel Camacho, Frank Taquichiri, y Jorge Pérez de la COD; Joaquín Saucedo y José Luis Rendón de Coboce; Flora Orellana, asambleísta; Juan Carlos Murillo, directo de la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera, los involucrados se comprometieron a no realizar ninguna acción que genere agresiones, así como suspender las operaciones en la Cantera B mientras siga el diálogo.

De igual forma, una comisión integrada por todos, cooperativistas y comunarios, realizará una inspección en el lugar para verificar las denuncias y problemas generados por las vertientes de las zonas. También se acordó evaluar un programa de limpieza de las torrenteras en la región, Coboce apoyará en habilitar la carretera que conduce a los municipios de Sicaya y Arque.

Asimismo se esperará el informe de la inspección realizada por el Ministerio de Minería.

Leave a comment »

Todos ganan con calizas capinoteñas, menos la Alcaldía: lío entre FEDECOMIN y COBOCE

Dirigentes mineros de Fedecomin Cochabamba reunidos en su sede, para planear lucha por aumento de precios de la piedra caliza de Capinota . - Daniel James, Los Tiempos

Dirigentes mineros de Fedecomin Cochabamba reunidos en su sede, para planear lucha por aumento de precios de la piedra caliza de Capinota . – Daniel James, Los Tiempos

Todo el mundo disputa la tenencia o la explotación de las calizas capinoteñas y saca provecho de ellas, menos el municipio, que se contenta con las migajas que deja su explotación. Sus ganancias son mínimas e indirectas desde hace más de 30 años.

En el momento actual ha surgido un problema por el precio que COBOCE paga a los mineros que explotan piedra caliza para su uso, han solicitado un aumento, so pena de bloqueo si COBOCE no acepta su propuesta. La noticia salida en Los Tiempos, dice lo siguiente:

“Cooperativistas mineros de Cochabamba amenazan con bloquear la carretera a occidente desde el lunes si Coboce no accede a mejorar el precio por tonelada de la piedra caliza que recibe de ese sector.

El anuncio fue hecho ayer por la Federación Departamental de Cooperativistas Mineros de Cochabamba (Fedecomin) que se alista a bloquear en el sector de Huasamayu, en Capinota, tras la negativa de la Cooperativa Boliviana de Cemento (Coboce) de negociar un nuevo precio.

Fedecomin vende la tonelada de piedra caliza a 50,50 bolivianos y planteó un nuevo precio de 90 bolivianos; pero Coboce propuso subir hasta 55 bolivianos y se niega a pagar más.

Según el dirigente de Fedecomin, Víctor Inocente, hace tres semanas que comenzaron a negociar el incremento con Coboce; pero la empresa se cerró al diálogo después de hacer conocer su propuesta, motivo por el que su sector decidió asumir la medida.

Inocente dijo que el bloqueo, al se que se sumarán todas las cooperativas afiliadas a Fedecomin, se iniciará de madrugada y no se permitirá el paso de vehículos pesados y de ningún camión con carga de cemento, sólo de movilidades particulares.

Por su parte, el gerente de Coboce, Ivan Villca, afirmó que no tiene conocimiento de las demandas de los cooperativistas y que sostendrá una reunión con ellos en esta semana.

Añadió que el bloqueo impediría la salida de 50 mil bolsas de cemento que diariamente se envían a Cochabamba y Santa Cruz.

Los cooperativistas señalan que para producir 1 tonelada, los costos de combustible, alimentación y explosivos y el alquiler de la maquinaria suman 43 bolivianos, con lo que sólo estarían ganando 7,50 bolivianos por tonelada que no alcanza ni siquiera para cubrir los gastos de la canasta familiar.

Por su parte, el secretario general de Fedecomin, José Fernández, hizo notar que Coboce saca hasta 20 quintales de cemento por tonelada de piedra caliza y que cada quintal se comercializa a 60 bolivianos, además de advertir que “es incoherente que no quieran negociar”.

A Fedecomin están afiliadas 15 cooperativas mineras que se dedican a la extracción de piedra caliza que sirve para la elaboración de cemento, lo que sustenta a 1.500 familias de Tapacarí, Capinota, Sicaya y Sayari”.

Por Redacción Central – Los Tiempos – 1/04/2015

 

Leave a comment »