Archive for Historia

Resultados del Referendo Constitucional en la Provincia de Capinota

 

Referendo 2Aunque un poco tarde,  hemos visto por conveniente dejar constancia de lo que fueron los resultados en la Provincia de Capinota, del Referendo Constitucional realizado en el país el 21 de febrero de 2016. Los colocamos en nuestro blog únicamente para dejar constancia de este importante hecho histórico, cuyos resultados provinciales salieron un mes después de la consulta.

Los resultados en general muestran la tendencia de que cuanto más rural el Municipio, mayor la aceptación a la pregunta del referendo, que buscaba dar la oportunidad al Presidente y Vicepresidente de postularse una vez más a sus investiduras.

Como se sabe en el país (más el voto en el  extranjero)  ganó el NO con un 51,30% de los votos, frente al 48,70% del  SI. La participación fue del  84,45%, con un total de 5.490.919 de votos emitidos.

En el Departamento de Cochabamba  la victoria fue del  SI, con el 54,89%; frente al 45,11% del NO.  El total de votos emitidos fue de 1.034.384. La participación de la gente fue del  87,62%.

En general en las ciudades grandes el voto dominante fue del NO.  En la Provincia Cercado, que corresponde a la ciudad de Cochabamba, el NO ganó con el  58,09% de los votos.  La misma tendencia se vio en casi todas las zonas urbanas.  Todo lo contrario sucedió con el SI, que tuvo su mayor apoyo en las zonas rurales. Cuanto más rural el Municipio, más votos por el SI.

Es el caso de la Provincia de Capinota, donde el SI ganó con mayor holgura en los municipios con mayor población rural. En el Municipio de Sicaya ganó con el 87,88% de los votos; seguido del Municipio de Santivañez, donde el SI obtuvo el 78,87% de los votos. En el Municipio de Capinota, que tiene más concentración urbana, el SI tuvo el 64,82% de los votos, que si bien es todavía elevado es mucho menor que en los otros dos municipios, 23% menos que en Sicaya.

Los inscritos habilitados para el Referendo  en toda  la Provincia fueron 17.761 personas, de las que emitieron su voto 15.543 personas, con 351 Blancos y 572 Nulos. Del total de votantes habilitados,  11.872 correspondían al Municipio de Capinota ( 66,8% de la población electoral); 4.353 al Municipio de Santivañez (24,5%), y 1.536 al Municipio de Sicaya (8,6%).  La participación en toda la Provincia fue de 87,5%, tres puntos porcentuales más que en todo el país.

Leave a comment »

Roban campana de la estación del ferrocarril

Campana

Histórica campana de la estación del ferrocarril, uno de sus últimos equipamientos existente, fue sustraída por gente inescrupulosa

Como un símbolo más del desmantelamiento del  ferrocarril que unía Cochabamba con Oruro, en las últimas horas fue sustraída la campana que adornaba el principal pasillo  de nuestra estación de trenes, que en su tiempo fue de la mayor importancia en este tramo ferrocarrilero.  En efecto, esta memorable campana anunciaba con su repicar las principales actividades de la estación. Se encontraba a la salida de la oficina principal, donde a su vez se encontraba el telégrafo y colindaba con la oficina del  Jefe de Estación, quien salía a tocarla cuando el tren estaba saliendo de alguna de las estaciones próximas.  En ese momento se producía un bullicio y movimiento inusitado en toda la estación, tanto por parte de los pasajeros que debían abordar el tren, de gente que esperaba a algún pariente y, principalmente, de los comerciantes de verdura y de vendedoras de comida que preparaban sus platos para atender a los viajantes. Buen Retiro era la última estación del valle y la más importante antes de subir la cordillera.

La estación de Buen retiro funcionó desde 1915, y solo dos años después el  ferrocarril fue extendido hasta Cochabamba. La campana, por lo tanto, pudo tener un siglo anunciando el movimiento de trenes.  Como sucede con el ferrocarril en general, que es desmantelado todos los días, y su equipamiento y sus piezas son robados sistemáticamente, en la oportunidad fue robada la campana, pese a estar en un sitio público y estar sujeta con una cadena fuerte.

Algo sucede en el pueblo. Pareciera que la gente ha perdido su amor a lo viejo y a sus tradiciones. Existe no solo una falta de respeto a lo tradicional e histórico, sino, también, un desinterés por cuidar lo que es público y colectivo. Esperamos que este hecho no quede en el olvido. Debe ser investigado por las autoridades y la OTB del lugar. Es importante movilizar a la comunidad para dar con los autores del robo y para evitar que se siga desmantelando lo que queda del ferrocarril. Por eso escribimos, para mover un poco la conciencia de los que se sienten verdaderamente capinoteños y cuidan sus pertenencias.

Comments (2) »

Patrimonio capinoteño: El valle de Cucuni, rebosante de historia y belleza natural

Por Miguel Paz Velez

Restos de la casa de hacienda de Cucuni, que fuera de las más importantes de la Provincia

Restos de la casa de hacienda de Cucuni, que fuera de las más importantes de la Provincia

Camino a Irpa Irpa, aproximadamente a 2 Km. de Capinota,  se encuentra un hermoso paisaje interandino llamado Cucuni. Por las características de este hermoso valle, por su frondosa vegetación, las palmeras que lo caracterizan y las grandes exenciones de sembradíos que lo rodean, da la impresión que uno entra en otro ecosistema. Más cálido, más verde, con variedad de aves silvestres y flora nativa.

Es también considerado “Patrimonio Histórico y Cultural de Bolivia”, ya que ahí se encuentra la Hacienda Cucuni, que fue propiedad del Coronel Vitaliano Ledezma, considerado héroe de la guerra del Chaco, quien trajo consigo a 50 prisioneros de guerra paraguayos a quienes se les atribuye la construcción de esta hacienda, considerada una de las más grandes y hermosas de la cuenca del río Arque.

Bodega o depósito de granos de la hacienda Cucuni, rodeado de palmeras añosas

Bodega o depósito de granos de la hacienda Cucuni, rodeado de palmeras añosas

Por si fuera poco, en este mismo valle se encuentra el molino de Cucuni, que fue construido en la época de la colonia, por orden del Cap. Lorenzo de Aldana y posteriormente restaurado en la época Republicana.

Este lugar posee gran belleza y envuelve al visitante en una atmósfera cálida en contacto con la naturaleza y la historia, donde el espíritu parece retroceder en el tiempo y retornar fortalecido por la energía del lugar.

Es fundamental re- conocer e identificarnos con estos paisajes y edificaciones que son nuestro Patrimonio Cultural, que nos transportan en el tiempo dándonos la posibilidad de saber quiénes somos y cómo llegamos a serlo.

Sólo dando el valor que estos lugares se merecen, podremos fortalecer nuestra Identidad Capinoteña y empezar un proceso de desarrollo cultural, que tanta falta nos hace.

 

Comments (2) »

Los molinos de Capinota, patrimonio histórico y cultural de nuestro pueblo

Por: Miguel Paz Velez

Fotos: Miguel Paz Velez

Los bellos y antiguos molinos de Capinota en proceso de deterioro paulatino

Los bellos y antiguos molinos de Capinota en proceso de deterioro paulatino

Patrimonio, es la herencia histórica, cultural, artística, lingüística, natural, etc., que se nos ha legado y perdura a través del tiempo. Es este patrimonio, lo que nos determina como pueblo. Nos otorga “Identidad”. El patrimonio cultural nos permite entender lo que somos y cómo hemos llegado a serlo.

Es de fundamental importancia que le otorguemos el valor que se merece, ya que un pueblo sin identidad, una persona sin identidad, tiende a caminar por senderos de individualismo egoísta, y es presa fácil de la alienación cultural y la superficialidad.

Los molinos de Capinota, por ejemplo, son parte del patrimonio histórico y cultural de nuestro pueblo y han sido abandonados. Recuperemos estos espacios patrimoniales y llenémoslos de vida, de actividades.

Todos sabemos que las autoridades municipales de Capinota nos niegan ese derecho. Pero la ley nos ampara y fomenta la “Puesta en Valor”, que son normas y procedimientos que la LEY DEL PATRIMONIO BOLIVIANO promueve desde el Estado. El Gobierno Municipal debería tener políticas de desarrollo cultural y fomento al Patrimonio, pero no las tiene. Y no le interesa. Creen que no es importante… aunque el marco legal y normativo está dado, y la ley otorga a los ciudadanos organizados, facilidades para la “apropiación” de su Patrimonio Cultural.

Las piedras o muelas de los molinos se encuentran botadas y a punto de perderse

Las piedras o muelas de los molinos se encuentran botadas y a punto de perderse

Empecemos a darle valor a nuestra Identidad de Capinoteños, a través del Patrimonio Cultural. Organicémonos, al margen del Gobierno Municipal, que pone trabas en vez de facilitarnos las cosas. Además que la ley y su reglamento así lo establece.

Esta será una primera entrega en lo que se refiere al Patrimonio Cultural de Capinota. Pero habrán muchas más, somos ricos culturalmente. Sólo hay que abrir los ojos un poco más y el corazón de par en par.

COMENTEN, DIFUNDAN Y TOMEN CONCIENCIA ACTIVA!!

N.- Para mayores referencias ver el artículo previo: https://capinota.wordpress.com/2014/04/24/adios-a-los-molinos-harineros-de-la-cuenca-del-rio-arque/, en este mismo blog.

Leave a comment »

1° DE OCTUBRE: EFEMÉRIDE DE LOS CAPINOTEÑOS ALTOS Y BUENMOZOS

Por Antonio Rocabado Q.

En este aniversario, los capinoteños de corazón recordamos fervientemente, donde quiera que estemos, aquel 1° de Octubre de 1908 durante el gobierno de Ismael Montes, cuando se constituyó la Provincia, como una división política adicional del Departamento de Cochabamba. Y singularmente, en esta fecha también, se hace reminiscencia internacionalmente al Día del Árbol, como si se nos invitara a evocar tiempos en los que nuestro valle del embeleso era mucho más florido y pleno de árboles frondosos.

Actualmente, con los datos del censo de 2012, la Provincia de Capinota de 1.495 Km2, cuenta con 29.744 habitantes distribuidos en tres secciones municipales: Capinota (19.477), Santivañez (6.527), y Sicaya (3.740 habitantes). Cada una de estas secciones municipales está conformada por las siguientes divisiones cantonales con sus centros poblacionales respectivos:

Capinota (Villa Capinota): Charamoco; Villcabamba; y Tocoalla.

Caraza (Villa Santivañez): Huañacota; Poquera; Calera; Chojtama; y Caporaya.

Sicaya (Sicaya): Orcoma.

La capital de la Provincia, poco conocida como Villa Capinota, está localizada a 66 Km de la ciudad de Cochabamba. Tiene un escudo de armas, aunque no aprobado oficialmente por el Gobierno Municipal, que es ampliamente conocido y fue descrito a detalle con anterioridad en este Blog. Asimismo, regionalmente se conoce que la bandera capinoteña tiene dos franjas, celeste y blanca, por los limpios cielos, y dizque, por la armonía en la que viven sus habitantes.

Con estos datos estadísticos y geográficos en vigencia, los profesionales capinoteños de distintas áreas de especialidad y residentes en varios lugares del país y del exterior, han expresado en muchas oportunidades sus deseos para una Capinota de calidad y con desarrollo consistente a través de nuevas políticas, exigiendo oportunidades para participar en estos procesos. Urgen procesos de desarrollo con visión a largo plazo mediante la planificación de obras, con los mejores servicios de salud, la adecuada gestión ambiental, y una educación superior.

Capinota tiene una estratégica ubicación geográfica, y está llamada a integrar, por un lado, al departamento de Potosí con Cochabamba, y también, a ser el eje de conexión caminera y ferroviaria con las provincias de Arque, Tacopaya, Bolívar, hasta del mismo departamento de Oruro, utilizando la cuenca del río Arque para explotar las ricas potencialidades mineras existentes.

En consecuencia, en este día de regocijo general, hacemos votos para que por la acción de sus hijos más preclaros y visionarios, Capinota se convierta a corto plazo en un referente de la integración departamental, del aprovechamiento de ingentes recursos mineros, de las industrias derivadas de estos recursos naturales, y finalmente, por qué no soñar, hasta de modelo del turismo nacional con el desafío de beneficiarse de los recursos de la cuenca del río Arque.

Jóvenes capinoteños adquieren cada vez mayores niveles de educación, garantía para el desarrollo provincial

Jóvenes capinoteños adquieren cada vez mayores niveles de educación, garantía para el desarrollo provincial

Leave a comment »

Himno a Capinota

Como homenaje al 106 Aniversario de la Provincia de Capinota transcribimos la letra del Himno a Capinota que fue compuesto en 1972 por encargo del entonces Alcalde Municipal, Don Hugo Rocabado Soria. La letra fue encomendada a Juan J. Quezada y la música al conocido músico Don Pacífico Terán. Este himno fue cantado en pocas ocasiones y después fue olvidado. Es tarea de todos recuperar la música y volverlo de uso general. El himno dice :

 HIMNO A CAPINOTA

CORO

Entonemos el himno que brota

Desde el alma de un pueblo sin par

Capinota, el altivo y patriota

Con su lema: Dios, Patria y Hogar.

 

Centinela de la LIBERTAD

Palpitante de amor nuestros pechos

Sean baluartes a los sacros derechos

De justicia, progreso y honor.

 

Con ideales de ACCIÓN Y TRABAJO

Capinota, domina el camino

Desafiando el rigor del destino

Del futuro que le es promisor.

CORO

Mientras haya un latido que aliente

Nuestra vida de pueblo con amor,

Demostremos que en alto llevamos

De Bolivia el augusto pendón.

 

Y a su sombra que inspira civismo,

Con orgullo de pueblo patriota,

Haga credo de fe Capinota,

Por la PAZ, HERMANDAD Y UNIÓN.

 

(11 de septiembre de 1972)

Comments (3) »

Adiós a los molinos harineros de la cuenca del Río Arque

Por Antonio Rocabado Q.

“…a los pueblos (indios americanos) llevaban el agua por medio de canales que eran verdaderas obras gigantescas. Componíanse de inmensas losas de piedra, perfectamente ajustadas, sin mezcla alguna, que por medio de compuertas dejaban salir la cantidad suficiente para regar las tierras. Algunos de estos acueductos eran sumamente largos tenían de cuatrocientas a quinientas millas de extensión…”

Pedro Sarmiento de Gamboa (1572)

Consideraciones iniciales. La región andina desde la antigüedad más remota tuvo una vocación agraria. La alta cultura andina significó sobretodo una agricultura plena, sustentada en una base de milenios de experimentación y domesticación de plantas.

En Irpa Irpa han colocado unas calaminas para proteger a los molinos, el resto está en franco deterioro

En Irpa Irpa han colocado unas calaminas para proteger a los molinos, el resto está en franco deterioro

En un medio que exige mucho del hombre, el andino fue capaz de sacar admirable partido de su ambiente hasta dominarlo y lograr un desarrollo muy original. El gran desarrollo alcanzado por la agricultura andina se debía a la extraordinaria afición de los aborígenes por el cultivo de la tierra. Los españoles maravillados por esta afición, observaron que incluso los que tenían oficios artesanales interrumpían sus trabajos para acudir a las sementeras, y llegado el tiempo, se dedicaban por entero al cultivo agrícola.

Habiendo sido los habitantes andinos casi totalmente vegetarianos, y en especial granívoros, su preocupación dominante fue la domesticación de gramíneas, tubérculos, y otras especies nativas, así como su cultivo, mejoramiento, recolección, y almacenamiento. En el transcurso de 20.000 años el andino no sólo fijó las características de plantas como el maíz, papa, quinua y setenta variedades más, sino que dio feliz solución a problemas agrológicos e hidráulicos mediante ingeniosos sistemas de cultivo, fertilización y riego. Por ello, no se puede ignorar que muchas de las acequias y canales en actual servicio en varias regiones de Bolivia sean anteriores a la Conquista.

En este contexto histórico, el admirable sistema de canales y acequias aún en servicio en sitios de agricultura intensiva como la amplia cuenca del río Arque, con una extensión cercana a los 2000 Km2, particularmente en los espacios cultivables de piedemonte, en las afluencias del Sopo Mayu, Sayari Mayu, Jankho Khala, y otras 500 quebradas que concurren en la corriente principal, demuestran el conocimiento práctico del régimen de descarga del río Arque y la mejor forma de utilizar sus aguas. Situación que fue aprovechada prontamente por los conquistadores y encomenderos españoles para fomentar las plantaciones de cereales e instalar una larga serie de molinos harineros hidráulicos, cuya tecnología primigenia se remonta al Asia Menor y fue transmitida a Europa por romanos y mozárabes.

Historia de los molinos harineros de la cuenca del río Arque. Estimamos que los tiempos en que se construyeron los primeros molinos hidráulicos harineros en la cuenca del río Arque fueron anteriores al 06 de marzo de 1553, cuando se registra fehacientemente una reunión de Lorenzo de Aldana con Martín de Almendras en Capinota, a la sazón importante pueblo de su encomienda. Los afanes de Aldana se encaminaban ese entonces a una rebelión general de los encomenderos charqueños para resistir a las disposiciones del virrey La Gasca en sentido de limitar el servicio de los indios.

Ese 1553 Aldana tenía 45 años, y fallecería 15 años después, dejando antes, sin embargo, una expresa constancia en la ciudad de Los Reyes, el 15 de noviembre de 1557, mediante una “Carta de Restitución”, una importante donación para los indios de su encomienda consistente en ovejas, ganado bovino, dos solares con edificios, y el “molino de pan moler de Sicaya”, por el hecho de “no haberles dado doctrina y otras causas”.

De estos datos se infiere que la serie de molinos que se erigieron en el corredor principal de la cuenca del río Arque (de un largo aproximado de 77 Km) fue construida antes del año 1600, y funcionaron por más de 400 años, como son los casos concretos de los molinos de la población homónima Arque, de Sicaya, Irpa Irpa, Capinota, Sarcocucho, y otros entre Colcha y Cona Cona, ubicados en las riberas del río hasta la década del 1970.

La construcción de molinos harineros de rueda hidráulica horizontal en la cuenca del río Arque, constituye un factor de producción de indiscutible importancia y amplia utilización para la subsistencia de habitantes de estas comarcas y de los asientos mineros nacionales. Su tecnología esencial proviene de la antigüedad (Vitrubio, siglo I a. D.), y su difusión en América proviene del medioevo español con ingredientes romanos, visigodos, y árabes.

El uso de la fuerza hidráulica parte siempre de una misma base conceptual extendida extraordinariamente desde el medioevo: la aplicación de una fuerza giratoria sobre el curso del agua a partir de la cual la energía se transmite a las piedras o “muelas” encargadas de moler el cereal. El despiece del más sencillo molino de eje vertical comprende palas en contacto con el agua, las muelas de piedra donde propiamente se hace la molienda, las piezas de engarce, y la “tramoya” o tolva que es la caja en la que se deposita el grano para caer en la muela.

La fotografía de la parte posterior de los molinos de Irpa Irpa muestra su absoluto abandono y descuido

La fotografía de la parte posterior de los molinos de Irpa Irpa muestra su absoluto abandono y descuido

Una complicada descripción de las partes de los molinos hidráulicos, que cuenta con una vasta terminología árabe/española, podría ser motivo de un nuevo artículo de molinería o molinología, a elaborarse esencialmente con miras de recuperar importantes partes de los molinos, en el intento ideal de conservar en un museo la memoria histórica de la región, o por lo menos, la de Capinota y sus campiñas, conocida desde tiempos remotos como la comarca más importante de la cuenca.

Entorno de la unidad denominada “Molino”. El molino era una unidad de producción con una serie de elementos que completaban la actividad principal. Todos ellos presentan en sus inmediaciones huertos, pequeñas áreas de pasto, corrales para las recuas de mulas, asnos o llamas que cargaban los productos del harineo, etc. Cuando se enajenaban estas unidades se especificaba con frecuencia precisando el molino con su soto, huerto, cespedera, pedrera, y demás complementos.

Aunque los componentes claves de la tecnología hidráulica de la molienda forman unidad, los documentos mencionan muchas veces la existencia de varias “paradas” dispuestas a lo largo de la corriente dentro de un mismo conjunto. Todo ello para elevar la rentabilidad de la fuente de energía, y en el cuidado de que dicho aprovechamiento del agua no lleve también a competencias con la agricultura de regadío, una limitación en el caso capinoteño que generó toda clase de choques y pleitos.

Denuncias sobre el estado actual de los molinos. A modo de conclusión, en esta oportunidad deseamos denunciar la grave situación en que se encuentra nuestro patrimonio hidráulico, principalmente el representado por sus molinos, acequias, canales y otros componentes, que están siendo derruidos sin respetar su valor cultural, histórico y etnográfico, y que representan, sin duda, un bien cultural vinculado a nuestros pueblos, que son fundamentales para la comprensión de lo que fue la vida cotidiana de nuestros antepasados. Esta clase de monumentos han sido declarados como Bienes de Interés Cultural en la mayor parte de las naciones del mundo, y son respetados.

Agradeceremos la difusión de estas ideas, pues entendemos que la cultura es un asunto a defender por parte de todos los que formamos la sociedad actual. Nuestros ríos están siendo castigados en los últimos tiempos por el caótico desarrollo urbanístico e industrial de las ciudades y la degradación generalizada de los espacios rurales.

El desconocimiento es el peor enemigo que tenemos. Necesitamos inventariar y catalogar nuestros ríos a efectos de conocer y proteger el patrimonio edificado y natural. Debemos conocer el valor de cada una de las construcciones para asignarles algún tipo de protección. Imaginarnos un retroceso a los siglos pasados, cuando aún existía una mayor armonía entre el hombre y los territorios fluviales, acequias, canales y… los molinos, que ya estaban integrados en esos paisajes. Todo un idílico paisaje en un entorno equilibrado.

Leave a comment »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 37 seguidores