Archive for Problemas ambientales

Loteadores invaden bosque de algarrobos en Capinota

Sarcokucho

La deforestación causada para urbanizar el bosque de Lupaqa, Capinota. Luego, la apertura de camino hacia terrenos para asentamientos. | Los Tiempos

Katiuska Vásquez

Nadie detiene el avance de los loteadores en Lupaqa, Capinota. El lugar, un bosque de algarrobos, molles y quebrachos, tiende a desaparecer desde que en 2014 comenzaron los asentamientos sistemáticos en la zona, distante a más de 40 kilómetros de la ciudad y cerca del centro de la población.

El alcalde de Capinota, Martín Jora, dijo que desconoce la denuncia de avasallamiento y se comprometió a pedir un informe a los técnicos del municipio.

En tanto, exdirigentes manifestaron que el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) consintió la toma del predio que originalmente perteneció a la familia Cristy, que abarcaba 200 hectáreas y tiene títulos de 1956.

Antes del avasallamiento, el lugar se caracterizaba por ser un sitio natural y estar cerca del río, pero en 2014 comenzaron las amenazas para urbanizarlo porque presuntamente no cumple con la función económica social.

Los promotores del avasallamiento advirtieron a los dueños que, si no empezaban a hacer algo en esa tierra, “iban a venir los campesinos y tomarla; ahí empezaron un montón de complicaciones alrededor de la tierra y el bosque nativo fue el más afectado”, dijo un poblador. Además, desconocen que son áreas de pastoreo y franjas de seguridad de los ríos, aseveró un grupo de vecinos que desde hace cinco años es testigo del daño ambiental. Pero, además, en la zona se construyeron canchas deportivas y otro tipo de infraestructura.

Si bien la tala de algarrobos y otros árboles en Lupaqa fue mínima a un inicio, a partir de 2006 se intensificó porque los asentados ingresaron con violencia y maquinaria para construir una cancha de fútbol en los terrenos de viñedos y maíz, según los vecinos.

Uno de los grupos que entró al sector se identificó como campesinos de Sarco Cucho y comenzó a “cuadricular el bosque, al punto que ahora ya no se reconoce el lugar”.

Después de cinco años de ingresos a este sector hay unas 100 construcciones precarias, incluso sobre torrenteras y las caídas de agua. Muchas de estas viviendas luego se venden a gente humilde. Los primeros habrían adquirido los terrenos con una cuota inicial de 300 bolivianos.

Los trabajos para talar los algarrobos se realizan primero demarcando el área con un alambrado y luego entra la maquinaria. Además, “le han metido un camino con materiales pesados para hacer la plataforma sobre una torrentera sin que la Alcaldía de Capinota entregue los planos catastrales y de derecho propietario”, contó un vecino.

El bosque de algarrobos es considerado uno de los “pulmones” de Capinota, afectada por la contaminación de una cementera.

Las especies más importantes de este lugar son los algarrobos, molles y quebrachos, que son madera dura. Los asentados aprovechan los troncos para armar casuchas. En tanto, el algarrobo se usaba para alimentar el ganado, pero los asentados lo utilizan como leña.

Los campesinos le echan la culpa a la familia Cristy por la deforestación y dicen que han reforestado con 40 mil pinos, pero no cuidaron las especies nativas.

TIERRAS FISCALES Y OTROS CONFLICTOS

El conflicto por tierras en Sarco Cucho se originó por una resolución del INRA que declaró 258 hectáreas como tierras fiscales. Sin embargo, no tomó las acciones para que el lugar no se urbanice y que se conserve como una zona de pastoreo y bosque. En 2016, unas 100 personas comenzaron a urbanizar.

En Combuyo, Vinto, están en riesgo 54 hectáreas de terrenos dentro del Parque Tunari, debido a que comunarios de Llave Grande intentan asentarse.

En Cercado, el INRA tiene que realizar un nuevo saneamiento de 315 hectáreas declaradas inicialmente tierras fiscales.

En Pucun Pucun en el Parque Tunari, Tiquipaya, las construcciones sobre la cota 2.750 continúan avanzando.

En Tuscapujllo Centro, en el municipio de Sacaba, el año pasado se demolieron 200 viviendas por un conflicto por el derecho propietario y porque se construyeron en una zona agrícola sin autorización de la Alcaldía.

(Publicado en Los Tiempos, el 13/05/2019)

Anuncios

Leave a comment »

Periodistas de Los Tiempos retenidos por loteadores en Capinota

12_me_3_pablo_rivera

La Policía interviene para liberar a trabajadores. | Pablo Rivera

Tres trabajadores de Los Tiempos fueron retenidos por supuestos comunarios de Capinota ayer. Se presume que estas personas estarían vinculadas a la deforestación y loteamientos en áreas municipales.

Luego de casi dos horas de retención, y tras la intervención de la Policía, los trabajadores fueron liberados. Además, tuvieron que firmar un acta de entendimiento, redactada por uno de los comunarios.

El documento indicaba que los periodistas se comprometían a “publicar sólo el tema de cultura que fueron a cubrir”, según comentó Norman Chinchilla, periodista de Los Tiempos.

“Fuimos a Qollpamayu para entrevistar a una artista que hace tejidos, cuyos ancestros viven en el lugar hace bastante tiempo. Ella tiene problemas porque los comunarios están devastando los bosques. Al salir, nos encontramos con los comunarios que pidieron que borremos nuestro material”, contó.

En el grupo de los pobladores que retuvieron a los trabajadores de Los Tiempos se encontraban algunos supuestos familiares de autoridades departamentales del MAS.

(Publicado en Los Tiempos,  el 02/02/2019)

Leave a comment »

Sobreexplotación obliga a dictar pausa en tres cuencas, entre ellas la del río Arque

6_p1_martin_numbela

Varias volquetas estacionadas en el río Arque. | Martín Numbela

Por Enid López Camacho

Las cuencas Viloma, Pankuruma y Arque, que forman parte del valle bajo del departamento, fueron declaradas en pausa ecológica por la excesiva extracción de agregados que se desató en la región.

El director de Medio Ambiente de la Alcaldía de Sipe Sipe, Óscar Coria, informó que las cuencas Viloma y Pankuruma están en pausa ecológica desde 2014 debido a la excesiva extracción de agregados. Pese a esa situación, un área del río Pankuruma fue cedida por el municipio para la extracción de agregados en favor del proyecto del tren metropolitano.

En tanto, el productor de Capinota Fernando Canelas sostuvo que, a raíz de una solicitud de los regantes, el municipio declaró pausa ecológica en el río Arque, pero que, pese a esa situación, los asociados al Sindicato de Transporte Pesado Irpa Irpa continúan extrayendo material.

Coria manifestó que, actualmente, Sipe Sipe controla la extracción de agregados de las cuencas de Tapacarí y Santiváñez en coordinación con otros dos municipios, pero que las otras dos cuencas están sujetas a estudio para levantar la pausa ecológica.

“Estamos en proceso de contratación de una consultora para el plan de manejo de áridos y agregados. Seguramente ahí nos van a dar los lineamientos claros de cuándo podemos o todavía no podemos levantar la pausa ecológica”, sostuvo.

La extracción de agregados no afectó de forma directa a los agricultores de Sipe Sipe, pero hubo un desgaste notorio en los terrenos. Sin embargo, en Capinota ocasionó la pérdida de cultivos, principalmente hortalizas.

Según el secretario de Minería de la Gobernación, Óscar Guzmán, la extracción de agregados debe ser normada y controlada por los municipios cuando la actividad está en las riberas de los ríos, pero cuando proceden a extraer agregados de los cerros pasa a ser supervisada por la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM).

En el caso de Sipe Sipe, se autoriza la extracción de agregados de las cuencas de Tapacarí y Santiváñez por temporadas y a 0,50 bolivianos el metro cúbico.

EN CAPINOTA

Persisten problemas por traspaso de un terreno. La reunión que estaba prevista para ayer en la mañana en Capinota se suspendió. El objetivo era medir la franja de seguridad del río Arque para evitar más conflictos por la transferencia de un terreno.

En antecedente. La venta de un terreno ubicado en inmediaciones del río Arque generó un conflicto entre productores de agregados y hortalizas, quienes denunciaron que la actividad de extracción de material provocó una caída del 70 por ciento en las cosechas.

LA ARCILLA PASÓ A SER UN MINERAL NO METÁLICO

El secretario de Minería de la Gobernación, Óscar Guzmán, informó que la arcilla pasó a ser tomada en cuenta como un mineral no metálico, por lo que su extracción está controlada por la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM).

“Con la Ley 535, es un mineral no metálico y hemos ido haciendo nuestras fiscalizaciones correspondientes”, manifestó.

Sostuvo que recientemente se resolvió una denuncia de extracción excesiva de arcilla en la zona de Tiraque.

“Hemos ido a verificar al lugar y hemos encontrado que operaban sin el formulario 101 (…) era bastante considerable porque ya habían explotado tanto tiempo, pero nosotros hemos ido a denuncia de los comunarios”, afirmó.

Guzmán manifestó que se requiere incrementar las regalías mineras por lo que los controles son constantes en todo el departamento.

Publicado en Los Tiempos,  el 02/08/2018

Leave a comment »

Conflicto de agregados salpica a Coboce y afecta a los agricultores

 

6_p1_numbela

El terreno de explotación de agregados, ayer en la comunidad de Yatamoco. | Martín Numbela

Por Roger Medina Candia

La venta de un terreno ubicado en inmediaciones del río Arque, en Capinota, generó un conflicto entre productores de agregados y hortalizas, quienes denunciaron ayer que la actividad de extracción de material provocó una caída del 70 por ciento en los rendimientos de la cosecha de hortalizas.

Los dirigentes y productores de comunidades agrarias de Sarcobamba, Yatamoco, Kollpamayu, Sancocucho cuestionaron ayer la venta de un terreno de más de 10 mil metros cuadrados ubicado a orillas del río Arque (Yatamoco), en diciembre de 2017.

Aseguraron que la superficie fue entregada en 2008 a la Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios (Coboce), para que ayude en tareas de manejo del caudal del afluente y evitar inundaciones. Sin embargo, acusaron a la cooperativa de haber vendido la propiedad, de forma “ilegal”, porque se encontraría dentro de la franja de seguridad.

En este sentido, el productor Esteban Arce explicó que las leyes municipales establecen que la explotación de agregados debe ser autorizada por la comunidad, para después avanzar en los trámites municipales. Sin embargo, afirmó que el procedimiento no se cumplió. “La venta es ilegal. Hemos notificado en su debido tiempo, no nos han hecho caso”, aseguró.

Este medio intentó entrevistar ayer al superintendente de planta de Coboce en Capinota, Daliborce Cesaredo, no obstante, el personal de la puerta de ingreso aseguró que no se encontraba en las instalaciones.

Contrariamente, el secretario de Transporte del sector cantera del Sindicato de Transporte Pesado Irpa Irpa, Raúl Sandoval, afirmó que se pagaron 90 mil dólares por la transacción, que Coboce demostró los papeles legales y que la misma se encuentra fuera de la franja de seguridad.

CAE PRODUCCION

Entre enero y junio de 2018, los productores de cuatro comunidades de Capinota reportaron un promedio de rendimiento de 30 cargas de zanahorias, frente al as 100 que se alcanzaron en 2013.

Asimismo, el productor Fernando Canelas detalló que el ajo fue la segunda verdura más afectada, ya que actualmente rinde 10 cargas por quintal de semillas por temporada de siembra, frente a las 15 logradas antes de la crisis del agua.

Por otro lado, la papa pasó de rendir de 15 bolsas por quintal a cinco, mientras que la remolacha cayó de 80 a 30 cargas en el mismo periodo. Los productores también lamentaron el rendimiento de la cebolla, que cayó de 50 bolsas por quintal a 30.

Atribuyeron la fuerte caída al incremento de cooperativas dedicadas a explotar agregados que se instalaron en diferentes comunidades del municipio desde 2010.

“El agua en este tiempo reduce su caudal y no alcanza para el riego de la producción agrícola. Resulta que estas empresas de agregados también usa el agua, entonces quita lo que debería utilizar el agricultor”, precisó Canelas.

La versión fue corroborada por otros cinco productores de las comunidades agrarias de Sarcobamba, Yatamoco, Kollpamayu, Sancok’ucho.

Sin embargo, el secretario de Transporte del sector cantera del Sindicato de Transporte Pesado Irpa Ipra, Raúl Sandoval, sostuvo que el bajo caudal se debe a la sequía.

TESTIMONIOS

“La extracción de agregados disminuye el agua del río y se agrava por la sequía, nos perjudica mucho”. Esteban Arce. Productor de hortalizas.

“Ya no hay agua, sólo viene barro en el río. Tenemos que pedir permiso para sacar nuestra carga”. Ana Salazar. Productora.

“En esta época ya teníamos agua para poder regar; ahora no hay, es muy poco, apenas nos llega agua del río”. Melvi Salazar. Productora.

UN ENFRENTAMIENTO DEJÓ HERIDOS Y DAÑOS MATERIALES

El dirigente del Sindicato de Transporte Pesado Irpa Irpa, Raúl Sandoval, denunció que un grupo de productores agrícolas avasalló la propiedad privada en el río Arque y dañó ocho volquetas en la comunidad de Yacamoco, el pasado lunes.

“Cinco transportistas fueron hospitalizados, está un mayor de edad herido”, precisó.

Por su parte una productora de la misma región, Melvi Salazar, acusó a los transportistas de iniciar el conflicto.

“Nos han agredido a las mujeres, directamente nos han venido provocar. Nos han pateado, nos han empujado, nos han hecho heridas, nos han fracturado las manos y dañado las cabezas”, afirmó.

El enfrentamiento fue interrumpido por efectivos policiales de Capinota, quienes lograron separar a las personas durante el proceso de vigilia en reclamo de la propiedad adquirida por los transportistas.

Publicado en Los Tiempos,  el 01/08/2018.

Leave a comment »

Muere Manrico Montero, artista defensor del bosque seco capinoteño

Ha causado fuerte impresión la inesperada muerte de Manrico Montero, a quien conocimos en Capinota defendiendo la integridad de su bosque seco, ante la arremetida de los loteadores locales. Lo vimos trabajando su defensa y denunciando el daño ambiental que se estaba produciendo en el bosque nativo de Payacollo, Qollpamayu, por loteadores y comunarios de Sarcok’ucho. Lo que no teníamos claro es que quien defendía nuestro hábitat era un científico de la bioacústica y viajero empedernido, con trabajos en casi todos los continentes. Entre su ampuloso trabajo, inconcluso, existe preciado material de la bioacústica capinoteña que esperamos algún día conocerla, entenderla y conservarla. Veamos un poco de su frondosa biografía:

Manrico Montero (1973-2018). Artista sonoro, investigador de bioacústica y cineasta.

Sergio Sánchez Teissier | jueves, 24 de mayo de 2018

https://www.latempestad.mx/manrico-montero/

Manrico Montero 2El artista sonoro, investigador de bioacústica y cineasta Manrico Montero Calzadíaz nació el 10 de junio de 1973 en la Ciudad de México. Hacia finales de los años noventa, estudió Lengua y Literatura Modernas Alemanas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. A su vez, desarrolló una afición extraordinaria por la música y la documentación e investigación de los entornos ecológicos latinoamericanos. Esta afición lo condujo a realizar una vasta profesionalización en ambos campos, dotando a su trayectoria profesional del carácter multidisciplinar que permearía a lo largo de su vida. La tarde del lunes 21 de mayo en la Ciudad de México, Manrico perdió la vida debido a complicaciones durante una intervención que se le estaba practicando en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

Esencialmente, Manrico fue un investigador del sonido por excelencia. Su curiosidad y pasión por el mismo le llevaron a expandir su práctica. Desde la trinchera de la publicación discográfica, a través de las disqueras Igloo, Filtro y Mandorla, Manrico ayudó a perfilar muchos de los rasgos distintivos de las escenas electrónicas y experimentales de la Ciudad de México en sus respectivas circunstancias históricas. Como investigador y docente, participó en el programa Jóvenes Creadores del FONCA y, además, fungió como tutor de posteriores generaciones; asimismo, fue parte del Sistema Nacional de Creadores de la misma institución. Como músico y experimentador, forjó una significativa discografía bajo una variedad de alias, que iban desde su propio nombre, hasta DJ Linga, Karras y Karras In Dub. De manera paralela, formó parte de los ensambles interdisciplinares Estructuras de la Tarde y La Orquesta Silenciosa.

Su trabajo como investigador de bioacústica se basó en el enorme interés que suscitaba en él el estudio extenso y respetuoso de las especies animales oriundas de Latinoamérica y de la diversidad de sus ecosistemas. Dos de sus especies favoritas fueron los ortópteros y los flamencos. La documentación de la presencia de estos últimos lo llevaría a habitar por un tiempo los manglares del sureste mexicano, con mayor precisión geográfica en Sisal, Yucatán. Los ortópteros, por su parte, fueron objeto de un estudio complejo, el cual aún estaba en proceso durante el momento de su fallecimiento. “Semiosis”, “Sintaxis” y “Simbiosis” son los nombres tentativos de los capítulos dedicados al estudio de la biosemántica orientada a los ortópteros. La edición del primero de estos volúmenes se encuentra aún en desarrollo. Los dos últimos, por desgracia, estaban en una etapa de proceso aún incipiente hacia su deceso.

Viajero incansable, Manrico pudo llevar su trabajo alrededor del mundo. Argentina, Austria, Paraguay, Francia y Alemania fueron algunos de los numerosos lugares que le acogieron calurosamente como hogares. Montero eligió Bolivia para asentarse de 2009 a 2013. Su amor por su gente, el folclor y los ecosistemas de esta región hicieron que asumiera a dicha nación como segunda patria.

Manrico tenía un don con respecto a las personas. Sin dejar de ser un crítico severo cuando la ocasión lo ameritaba, era profundamente empático y buscaba con ahínco una cercanía auténtica y constante con quienes habitaban su corazón. Su expresión tendía al tacto y al interés. La última vez que lo vi, el sábado pasado, no paró de preguntar acerca de mis circunstancias, ofreciéndome consejos certeros y amables, con una voz confortante y fraterna a pesar de que su condición no era la mejor, evidentemente. Quiero creer que ninguno de los dos pensó en la proximidad de un fin y que ambos visualizamos que, en algún momento cercano, estaríamos de nuevo bebiendo unas cervezas, comiendo alguna de las delicias a las que era tan aficionado y conversando de manera interminable.

Su urgencia por completar sus múltiples y complejos proyectos fueron síntomas de una necesidad de dotar de sentido el continuo, la vida.

La tarde de su fallecimiento estuvo teñida, en un primer momento, de tristeza evidente en los cielos. Posteriormente, la noche se inundó del amor que empezó a contagiarse por la red, las llamadas, los abrazos y las incrédulas lágrimas una vez que comenzó a esparcirse la dolorosa noticia. La sala en que asistimos a la breve ceremonia se llenó y, con todo, resultaba evidente que no pudo presentarse ni una fracción de la mar de personas que quisieran haberse despedido de él, porque además de su familia cercana, le sobrevivimos también una multitud de colegas, entusiastas, amigos, hermanos.

Descansa en paz, querido Manrico Montero Calzadíaz.

Otras referencias:

1) Vuela alto, Manrico Montero. Por Lucía Querejazu Escobari. Periódico Opinión, 22/05/18.  http://www.opinion.com.bo/opinion/suplemento.php?a=2018&md=0527&id=14270&s=3

2) http://semiosis.manricomontero.com/

3) Facebook: Territorio Lupaqa

 

Leave a comment »

Jallpa Salteas vuelven al ataque en Sarco K’uchu

26230673_1571192272956909_5642086476881729087_n
Maquinaria pesada de la Alcaldía limpiando el bosque de Payacollo

En buen quechua los “jallpa salteas” son aquellas personas que se dedican a asaltar tierras para lotearlas o distribuirlas entre sus allegados y algunos comunarios, sacando por su acción sus propias ganancias, ya sea en especie o en comisiones que ellos mismos fijan. En los últimos años han proliferado los loteadores en el valle de Capinota, amparados por una cierta ceguera intencional de las autoridades encargadas de controlar el orden y proteger la propiedad privada. En muchos casos estas mismas autoridades promueven el asalto de las tierras.

En Capinota ya se han hecho varias denuncias sobre el particular. Así, el 23 de junio del 2016, el Periódico Opinión informaba “que al menos un centenar de campesinos intentó avasallar ayer una propiedad privada en Capinota que pertenece a ocho familias” de la comunidad de Sarco Kuchu. Algunas de estas familias pertenecen al tronco inicial de Don Santiago Christie, quien en el siglo pasado adquirió esos terrenos, que a su muerte pasaron a manos de varios de sus descendientes.

Después de estas acciones, los propietarios, que sufrieron vejámenes y amenazas, lograron interponer un amparo judicial que paró por un tiempo el intento avasallador de tres o cuatro jallpa salteas que dirigían la asonada y estuvieron induciendo a los comunarios para apropiarse de esos terrenos que, en gran medida, ya en esos momentos fueron destruidos por la introducción de maquinaria pesada, que se encargó de abrir caminos y eliminar importantes secciones de bosque semiseco, con especies protegidas.

26239870_10213722664614354_6019340788433064370_n

El Alcalde Martín Jora inaugurando una improvisada cancha de futbol en terrenos privados de Payacollo

Ahora, de repente nuevamente vuelven sobre sus pasos, teniendo como Caballo de Troya a la Alcaldía Municipal de Capinota, a la cabeza de su Alcalde Martín Jora, quien sin previo aviso metió maquinaria para aplanar un terreno y entregarlo como cancha de futbol, el pasado domingo 14 de enero. Lo hizo en terrenos que tienen propietarios y sin ningún trámite de expropiación previa, ni nada parecido.Decimos que es Caballo de Troya, porque detrás de este supuesto acto deportivo vienen los loteadores, que culminarán su trabajo de avasallamiento, mismo que se acompaña necesariamente del desbosque respectivo y la “limpieza” del bosque nativo de esa microrregión denominada Payacollo. Los propietarios ya han sido amenazados con acciones violentas si siguen defendiendo sus terrenos, encontrándose sin ninguna protección policial, aunque tienen la protección judicial y constitucional.

La rinconada de Payacollo empieza a cambiar de rostro como todo el valle de Capinota. El famoso eslogan que dice que nos caracterizamos por tener viñas y campiñas, solo sirve para los afiches de carnaval. Donde ponemos el ojo, vemos que se impone el loteamiento y la destrucción de las campiñas y de los terrenos de labrantío o de bosque con árboles centenarios. Ninguna racionalidad existe en estos loteamientos destructores, que llevan a convertir el valle en una pequeña ciudad mal planificada, con servicios deficientes y con graves problemas ambientales. El paraíso con que soñamos, se está convirtiendo en un pequeño infierno, inmanejable desde el punto de vista social y ambiental. Por el momento solo interesa el rédito político inmediato y la prebenda a los que dicen ser sus apoyadores. La cuerda, que también se tensa por este lado, en algún momento se romperá.

Leave a comment »

Alcaldía de Vinto convierte a Capinota en su basurero

Alrededor de las 21 horas del 23 de noviembre un grupo de ciudadanos de Buen Retiro y Sackamalla , después de notar movimientos sospechosos de camiones en los últimos días, que circulaban de noche y con carga tapada, procedió a detenerlos e inspeccionarlos, encontrando, para su sorpresa, que la carga se trataba de basura procedente del Municipio de Vinto. Era trasladada a Capinota por encargo o contrato de las autoridades de la Alcaldía de Vinto, según declaraciones de los propios choferes. La alarma cundió de inmediato y los propios pobladores detuvieron cinco camiones en la entrada de Yatamoco y uno en el cruce de la avenida de Buen Retiro. La población se fue reuniendo al llamado de alarma y por la explosión de cohetes alrededor de los camiones.

Basura Vinto 6

Camión con el logo de la Alcaldía de Vinto,  capturado con su carga de basura

El camión detenido en Buen Retiro no tenía logo y parecía privado, el chofer indicó que fue contratado por la Alcaldía de Vinto. El resto eran de color amarillo y llevaban en su puerta el logo de la Alcaldía de Vinto, coronado por el nombre de la Alcaldesa, Dra. María Patricia Arce Guzmán, y era solo para uso oficial.

 

Casi de inmediato, a las doce de la noche, se presentó la mencionada Alcaldesa en el punto del bloqueo, acompañada del Alcalde de Capinota, Martín Jora. Acullicando su buena porción de coca, la Alcaldesa pidió disculpas a los capinoteños, dijo que era la culpa de un funcionario de segundo nivel que sería sancionado y que ella asumía toda la responsabilidad del hecho. Al mismo tiempo los ciudadanos hicieron conocer su descontento y extrañeza por semejante atentado contra el medio ambiente de su Provincia.

Por su parte el Capitán de la Policía de Capinota pidió concentrar a todos los camiones en la cancha de futbol, donde ellos garantizarían su integridad y su permanencia. Incluso ofreciendo dejar las llaves en manos del Presidente del Comité Cívico, Teófilo Berbetty, quien se encontraba en el lugar del bloqueo. En el mismo lugar su conformó un grupo que hizo vigilia y otro en la tranca de la entrada a Capinota, mientras se proceda a consultar a la población sobre la conducta a seguir. Paradójicamente a las seis de la mañana hubo un movimiento de fuga de los camioneros que estaban parados en la cancha de futbol, de donde fugó uno de ellos. Se presume que fugó por Orcoma, dejando su carga en el camino.

Basura Vinto 4

Manifestación del pueblo de Capinota contra el atentado ambiental cometido por la Alcaldía de Vinto.

Si consideramos que los camiones que trasportaban la basura eran de 20 toneladas de capacidad de carga, estimamos que la carga contenida en esos momentos era de 100 a 120 toneladas. Si la operación se realizó durante 4 a 5 días, la carga de basura depositada en Capinota asciende fácilmente a unas 500 toneladas métricas. Algunos ciudadanos que subieron al botadero afirman que ya se había depositado gran cantidad de basura, misma que fue tapada con una maquina topadora que parecía de propiedad de la propia Alcaldía de Vinto.

 

Como programado desde las nueve de la mañana, la población comenzó a concentrarse en la cancha de futbol, en una espontánea y furibunda manifestación que se dirigió hasta la tranca, a la entrada al pueblo, teniendo a la cabeza al propio Alcalde y al Presidente del Comité Cívico, amén de otras autoridades municipales, policiales, cívicas, de OTBs, regantes, y otras. Por vez primera vimos a pobladores de Capinota, Irpa Irpa, Buen Retiro y alrededores marchando juntos y expresando su ira contra quienes atentan contra la ecología y el medio ambiente de la Provincia.

Basura Vinto 3

Un grupo de manifestantes había preparado un burro para sacar al Alcalde, Martín Jora, por la desconfianza que produce su accionar en este caso.

En el cabildo hizo uso de la palabra el Alcalde Martín Jora, que dijo que solo le quedaba el recurso legal para defender al pueblo. Su intervención fue cortada por gritos y tomatazos que expresaban la desconfianza de los pobladores en relación a su discurso. También hizo la palabra un enviado de la Alcaldesa de Vinto, quien no pudo venir personalmente; el enviado repitió su versión de que fue un funcionario técnico el responsable y que pedía disculpas. Su discurso fue rápido y cortado por algunos tomatazos y huevos que mancharon su ropa. Intervinieron otros ciudadanos y dirigentes, que de manera airada pedían una conducta clara y radical para cortar este tipo de atentados. En síntesis pidieron que los camiones no salgan mientras la Alcaldía de Vinto no resuelva el asunto, llevando de vuelta toda la basura acumulada; que las autoridades capinoteñas inicien un juicio ambiental a la Alcaldía de Vinto y se resuelva el asunto por la vía legal, debiendo acudir para este cometido al Gobierno Departamental y a la Fiscalía respectiva. Pidieron también atención al tema de la basura, de gran prioridad para el pueblo en estos momentos, que ve sus caminos ensuciados por transportistas que echan desechos en todo el trayecto, principalmente desde Parotani.

 

Finalmente, un grupo muy grande expresó su desconfianza para con el Alcalde Jora, le pidió su renuncia inmediata, no faltando algunos que propusieron la intervención inmediata de la Alcaldía. Para su cometido tenían preparado un burro, en el que querían sacar al Alcalde cuestionado. La propuesta, si bien tuvo eco, no prosperó, en gran medida por la llegada del responsable del medio ambiente de la Gobernación de Cochabamba, quien tomó la palabra y explicó que ellos no conocían nada de estos movimientos de basura de un Municipio a otro, movimientos que están prohibidos y normados, y cuya contravención es un delito que puede ser castigado con las multas respectivas. La Comisión de la Gobernación, dijo, haría un informe a la brevedad posible para que sirva de base para asumir algunas conductas legales. Se pidió incrementar el número de personas que harían la inspección ocular en los lugares donde se encontraban los camiones y el botadero Municipal. De esta manera terminó el Cabildo que   tuvo el mérito de haber revivido la conciencia cívica de los capinoteños alrededor del tema ambiental.

Basura Vinto 1

Numerosa concentración en el cabildo capinoteño para protestar por el atentado ambiental cometido por la Alcaldía de Vinto

En momentos en que preparábamos esta nota nos hemos enterado por el periódico Los Tiempos que en horas de la mañana de ayer sábado, los camiones fueron movidos y la basura fue trasladada a un destino desconocido. Al mismo tiempo, indica la nota, se espera una audiencia para el día martes con la Alcaldesa de Vinto, y que la Alcaldía de Capinota presentó una denuncia a la Fiscalía del Medio Ambiente, de la que se espera una respuesta la siguiente semana.

 

En resumen, gran movilización del pueblo que esperamos no sea en vano y que sirva para cortar a autoridades irresponsables, en este caso de una Alcaldía que ni siquiera es vecina; no se debe permitir que nadie se haga la burla de los capinoteños, mellando su dignidad y menospreciando el valor de su medio ambiente.

Leave a comment »