Posts tagged Agricultura

Loteadores invaden bosque de algarrobos en Capinota

Sarcokucho

La deforestación causada para urbanizar el bosque de Lupaqa, Capinota. Luego, la apertura de camino hacia terrenos para asentamientos. | Los Tiempos

Katiuska Vásquez

Nadie detiene el avance de los loteadores en Lupaqa, Capinota. El lugar, un bosque de algarrobos, molles y quebrachos, tiende a desaparecer desde que en 2014 comenzaron los asentamientos sistemáticos en la zona, distante a más de 40 kilómetros de la ciudad y cerca del centro de la población.

El alcalde de Capinota, Martín Jora, dijo que desconoce la denuncia de avasallamiento y se comprometió a pedir un informe a los técnicos del municipio.

En tanto, exdirigentes manifestaron que el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) consintió la toma del predio que originalmente perteneció a la familia Cristy, que abarcaba 200 hectáreas y tiene títulos de 1956.

Antes del avasallamiento, el lugar se caracterizaba por ser un sitio natural y estar cerca del río, pero en 2014 comenzaron las amenazas para urbanizarlo porque presuntamente no cumple con la función económica social.

Los promotores del avasallamiento advirtieron a los dueños que, si no empezaban a hacer algo en esa tierra, “iban a venir los campesinos y tomarla; ahí empezaron un montón de complicaciones alrededor de la tierra y el bosque nativo fue el más afectado”, dijo un poblador. Además, desconocen que son áreas de pastoreo y franjas de seguridad de los ríos, aseveró un grupo de vecinos que desde hace cinco años es testigo del daño ambiental. Pero, además, en la zona se construyeron canchas deportivas y otro tipo de infraestructura.

Si bien la tala de algarrobos y otros árboles en Lupaqa fue mínima a un inicio, a partir de 2006 se intensificó porque los asentados ingresaron con violencia y maquinaria para construir una cancha de fútbol en los terrenos de viñedos y maíz, según los vecinos.

Uno de los grupos que entró al sector se identificó como campesinos de Sarco Cucho y comenzó a “cuadricular el bosque, al punto que ahora ya no se reconoce el lugar”.

Después de cinco años de ingresos a este sector hay unas 100 construcciones precarias, incluso sobre torrenteras y las caídas de agua. Muchas de estas viviendas luego se venden a gente humilde. Los primeros habrían adquirido los terrenos con una cuota inicial de 300 bolivianos.

Los trabajos para talar los algarrobos se realizan primero demarcando el área con un alambrado y luego entra la maquinaria. Además, “le han metido un camino con materiales pesados para hacer la plataforma sobre una torrentera sin que la Alcaldía de Capinota entregue los planos catastrales y de derecho propietario”, contó un vecino.

El bosque de algarrobos es considerado uno de los “pulmones” de Capinota, afectada por la contaminación de una cementera.

Las especies más importantes de este lugar son los algarrobos, molles y quebrachos, que son madera dura. Los asentados aprovechan los troncos para armar casuchas. En tanto, el algarrobo se usaba para alimentar el ganado, pero los asentados lo utilizan como leña.

Los campesinos le echan la culpa a la familia Cristy por la deforestación y dicen que han reforestado con 40 mil pinos, pero no cuidaron las especies nativas.

TIERRAS FISCALES Y OTROS CONFLICTOS

El conflicto por tierras en Sarco Cucho se originó por una resolución del INRA que declaró 258 hectáreas como tierras fiscales. Sin embargo, no tomó las acciones para que el lugar no se urbanice y que se conserve como una zona de pastoreo y bosque. En 2016, unas 100 personas comenzaron a urbanizar.

En Combuyo, Vinto, están en riesgo 54 hectáreas de terrenos dentro del Parque Tunari, debido a que comunarios de Llave Grande intentan asentarse.

En Cercado, el INRA tiene que realizar un nuevo saneamiento de 315 hectáreas declaradas inicialmente tierras fiscales.

En Pucun Pucun en el Parque Tunari, Tiquipaya, las construcciones sobre la cota 2.750 continúan avanzando.

En Tuscapujllo Centro, en el municipio de Sacaba, el año pasado se demolieron 200 viviendas por un conflicto por el derecho propietario y porque se construyeron en una zona agrícola sin autorización de la Alcaldía.

(Publicado en Los Tiempos, el 13/05/2019)

Anuncios

Leave a comment »

Sobreexplotación obliga a dictar pausa en tres cuencas, entre ellas la del río Arque

6_p1_martin_numbela

Varias volquetas estacionadas en el río Arque. | Martín Numbela

Por Enid López Camacho

Las cuencas Viloma, Pankuruma y Arque, que forman parte del valle bajo del departamento, fueron declaradas en pausa ecológica por la excesiva extracción de agregados que se desató en la región.

El director de Medio Ambiente de la Alcaldía de Sipe Sipe, Óscar Coria, informó que las cuencas Viloma y Pankuruma están en pausa ecológica desde 2014 debido a la excesiva extracción de agregados. Pese a esa situación, un área del río Pankuruma fue cedida por el municipio para la extracción de agregados en favor del proyecto del tren metropolitano.

En tanto, el productor de Capinota Fernando Canelas sostuvo que, a raíz de una solicitud de los regantes, el municipio declaró pausa ecológica en el río Arque, pero que, pese a esa situación, los asociados al Sindicato de Transporte Pesado Irpa Irpa continúan extrayendo material.

Coria manifestó que, actualmente, Sipe Sipe controla la extracción de agregados de las cuencas de Tapacarí y Santiváñez en coordinación con otros dos municipios, pero que las otras dos cuencas están sujetas a estudio para levantar la pausa ecológica.

“Estamos en proceso de contratación de una consultora para el plan de manejo de áridos y agregados. Seguramente ahí nos van a dar los lineamientos claros de cuándo podemos o todavía no podemos levantar la pausa ecológica”, sostuvo.

La extracción de agregados no afectó de forma directa a los agricultores de Sipe Sipe, pero hubo un desgaste notorio en los terrenos. Sin embargo, en Capinota ocasionó la pérdida de cultivos, principalmente hortalizas.

Según el secretario de Minería de la Gobernación, Óscar Guzmán, la extracción de agregados debe ser normada y controlada por los municipios cuando la actividad está en las riberas de los ríos, pero cuando proceden a extraer agregados de los cerros pasa a ser supervisada por la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM).

En el caso de Sipe Sipe, se autoriza la extracción de agregados de las cuencas de Tapacarí y Santiváñez por temporadas y a 0,50 bolivianos el metro cúbico.

EN CAPINOTA

Persisten problemas por traspaso de un terreno. La reunión que estaba prevista para ayer en la mañana en Capinota se suspendió. El objetivo era medir la franja de seguridad del río Arque para evitar más conflictos por la transferencia de un terreno.

En antecedente. La venta de un terreno ubicado en inmediaciones del río Arque generó un conflicto entre productores de agregados y hortalizas, quienes denunciaron que la actividad de extracción de material provocó una caída del 70 por ciento en las cosechas.

LA ARCILLA PASÓ A SER UN MINERAL NO METÁLICO

El secretario de Minería de la Gobernación, Óscar Guzmán, informó que la arcilla pasó a ser tomada en cuenta como un mineral no metálico, por lo que su extracción está controlada por la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM).

“Con la Ley 535, es un mineral no metálico y hemos ido haciendo nuestras fiscalizaciones correspondientes”, manifestó.

Sostuvo que recientemente se resolvió una denuncia de extracción excesiva de arcilla en la zona de Tiraque.

“Hemos ido a verificar al lugar y hemos encontrado que operaban sin el formulario 101 (…) era bastante considerable porque ya habían explotado tanto tiempo, pero nosotros hemos ido a denuncia de los comunarios”, afirmó.

Guzmán manifestó que se requiere incrementar las regalías mineras por lo que los controles son constantes en todo el departamento.

Publicado en Los Tiempos,  el 02/08/2018

Leave a comment »

Conflicto de agregados salpica a Coboce y afecta a los agricultores

 

6_p1_numbela

El terreno de explotación de agregados, ayer en la comunidad de Yatamoco. | Martín Numbela

Por Roger Medina Candia

La venta de un terreno ubicado en inmediaciones del río Arque, en Capinota, generó un conflicto entre productores de agregados y hortalizas, quienes denunciaron ayer que la actividad de extracción de material provocó una caída del 70 por ciento en los rendimientos de la cosecha de hortalizas.

Los dirigentes y productores de comunidades agrarias de Sarcobamba, Yatamoco, Kollpamayu, Sancocucho cuestionaron ayer la venta de un terreno de más de 10 mil metros cuadrados ubicado a orillas del río Arque (Yatamoco), en diciembre de 2017.

Aseguraron que la superficie fue entregada en 2008 a la Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios (Coboce), para que ayude en tareas de manejo del caudal del afluente y evitar inundaciones. Sin embargo, acusaron a la cooperativa de haber vendido la propiedad, de forma “ilegal”, porque se encontraría dentro de la franja de seguridad.

En este sentido, el productor Esteban Arce explicó que las leyes municipales establecen que la explotación de agregados debe ser autorizada por la comunidad, para después avanzar en los trámites municipales. Sin embargo, afirmó que el procedimiento no se cumplió. “La venta es ilegal. Hemos notificado en su debido tiempo, no nos han hecho caso”, aseguró.

Este medio intentó entrevistar ayer al superintendente de planta de Coboce en Capinota, Daliborce Cesaredo, no obstante, el personal de la puerta de ingreso aseguró que no se encontraba en las instalaciones.

Contrariamente, el secretario de Transporte del sector cantera del Sindicato de Transporte Pesado Irpa Irpa, Raúl Sandoval, afirmó que se pagaron 90 mil dólares por la transacción, que Coboce demostró los papeles legales y que la misma se encuentra fuera de la franja de seguridad.

CAE PRODUCCION

Entre enero y junio de 2018, los productores de cuatro comunidades de Capinota reportaron un promedio de rendimiento de 30 cargas de zanahorias, frente al as 100 que se alcanzaron en 2013.

Asimismo, el productor Fernando Canelas detalló que el ajo fue la segunda verdura más afectada, ya que actualmente rinde 10 cargas por quintal de semillas por temporada de siembra, frente a las 15 logradas antes de la crisis del agua.

Por otro lado, la papa pasó de rendir de 15 bolsas por quintal a cinco, mientras que la remolacha cayó de 80 a 30 cargas en el mismo periodo. Los productores también lamentaron el rendimiento de la cebolla, que cayó de 50 bolsas por quintal a 30.

Atribuyeron la fuerte caída al incremento de cooperativas dedicadas a explotar agregados que se instalaron en diferentes comunidades del municipio desde 2010.

“El agua en este tiempo reduce su caudal y no alcanza para el riego de la producción agrícola. Resulta que estas empresas de agregados también usa el agua, entonces quita lo que debería utilizar el agricultor”, precisó Canelas.

La versión fue corroborada por otros cinco productores de las comunidades agrarias de Sarcobamba, Yatamoco, Kollpamayu, Sancok’ucho.

Sin embargo, el secretario de Transporte del sector cantera del Sindicato de Transporte Pesado Irpa Ipra, Raúl Sandoval, sostuvo que el bajo caudal se debe a la sequía.

TESTIMONIOS

“La extracción de agregados disminuye el agua del río y se agrava por la sequía, nos perjudica mucho”. Esteban Arce. Productor de hortalizas.

“Ya no hay agua, sólo viene barro en el río. Tenemos que pedir permiso para sacar nuestra carga”. Ana Salazar. Productora.

“En esta época ya teníamos agua para poder regar; ahora no hay, es muy poco, apenas nos llega agua del río”. Melvi Salazar. Productora.

UN ENFRENTAMIENTO DEJÓ HERIDOS Y DAÑOS MATERIALES

El dirigente del Sindicato de Transporte Pesado Irpa Irpa, Raúl Sandoval, denunció que un grupo de productores agrícolas avasalló la propiedad privada en el río Arque y dañó ocho volquetas en la comunidad de Yacamoco, el pasado lunes.

“Cinco transportistas fueron hospitalizados, está un mayor de edad herido”, precisó.

Por su parte una productora de la misma región, Melvi Salazar, acusó a los transportistas de iniciar el conflicto.

“Nos han agredido a las mujeres, directamente nos han venido provocar. Nos han pateado, nos han empujado, nos han hecho heridas, nos han fracturado las manos y dañado las cabezas”, afirmó.

El enfrentamiento fue interrumpido por efectivos policiales de Capinota, quienes lograron separar a las personas durante el proceso de vigilia en reclamo de la propiedad adquirida por los transportistas.

Publicado en Los Tiempos,  el 01/08/2018.

Leave a comment »

Estudio sociodemográfico para un proyecto de producción de Stevia Orgánica

Por los datos que en él se encuentran adjuntamos un estudio sociodemográfico que fue realizado para el efecto. El mismo que concluye:

“El diagnóstico previo, deja clara la importancia del impacto marginal que un proyecto agrícola puede generar en los habitantes de la zona. Este impacto mejora en la medida en que es los beneficios son visibles desde el inicio del proyecto y no requieren periodos de maduración, pues se trata de empleo de mano de mano en labores agrícolas y alquiler de tierras a los mismos productores.

Por tanto, el proyecto “Stevia Orgánica” genera impactos directos en el empleo de mano de obra local con enfoque de género, buen uso de tierras agrícolas con cuidados ambientales y una importante mejora en los ingresos económicos de los productores agrícolas. ”

analisis_sociodemografico_de_la_provincia_de_capinota

Leave a comment »

De la falta de agua a las inundaciones

El río Arque tiene sus aguas disminuidas por efecto de la deforestación, la erosión, la explotación de agregados y el aumento de la población.

El río Arque tiene sus aguas disminuidas por efecto de la deforestación, la erosión, la explotación de agregados y el aumento de la población.

El mes de octubre es el mes más seco en el pueblo de Capinota. Falta agua en las cañerías de la red de agua de la cooperativa, y falta agua para regar los terrenos de los agricultores. En la última semana esta falencia se dejó notar. El agua para beber venía racionada y no había modo de regar las plantaciones. Los agricultores tenían que  caminar largas distancias para conducir el agua a sus terrenos y cuando lo estaban consiguiendo, los caudales eran desviados para otros terrenos. El agua de riego no era suficiente.

Esto provocó descontento al extremo que los regantes hicieron manifestaciones, acudieron a la Alcaldía y exigieron apoyo y mayor compromiso de las autoridades con la distribución del agua. Criticaron al Alcalde por su compromiso con las múltiples empresas que se van instalando en los ríos para explotar los agregados, incluyendo una explotación municipal. Las explotaciones de agregados hacen que el agua cambie de curso o se insuma en el lecho del rio, sin provocar beneficio para la producción agrícola.

Los regantes organizados tuvieron que ir a limpiar el cauce y reconducir el agua del río Arque desde Orcoma, para utilizarlo casi por completo en el riego de los campos de cultivo. De esta manera llegó un poco más de agua por las acequias.

Pero cuando todo hacía suponer que el tema de la sequía sería un tema de discusión larga, el día 25 de octubre, se vino la primera lluvia fuerte, en el valle y las alturas, y en un santiamén a la sequía le sobrevinieron inundaciones, principalmente en los campos y casas que están al este del pueblo, cerca de la estación y de Pampa Capinota, que son los lugares donde ahora se concentran las aguas por la destrucción de los drenajes y acequias tradicionales, posteriores al pavimentado de las avenidas.

Agosto, septiembre, octubre y parte de noviembre son meses  secos, en los cuales se nota más la carencia de agua.  Parece increíble que esto suceda en un valle que tiene dos ríos que lo bordean. La prolongación del río Rocha, que llega completamente contaminada; y el rio Arque, que ha perdido su caudal, por la deforestación y la erosión, y es insuficiente para regar  y dotar de agua a una población en crecimiento. El otrora valle fecundo está a punto de verse obligado a extremar recursos para sostener su agricultura en decaimiento; deberá ordenar y manejar racionalmente sus recursos hídricos, también a la baja.

Leave a comment »

Se avecinan nuevas inundaciones en Capinota

En línea roja el canal que se pretende construir, teniendo a lado el río Carcel Mayu (línea amarilla). En celeste las acequias que han sido borradas en Sacka Malla, principalmente el riachuelo que bajaba por la Escuela de Buen Retiro

En línea roja el canal que se pretende construir, teniendo a lado el río Carcel Mayu (línea amarilla). En celeste las acequias que han sido borradas en Sacka Malla, principalmente el riachuelo que bajaba por la Escuela de Buen Retiro

Como van las cosas se avecina, nuevamente, una temporada de lluvias con fuertes inundaciones como efecto de las malas obras realizadas durante la pavimentación, además, por los intensos loteamientos en las serranías y por la falta de previsión de parte de las autoridades municipales, que son las directamente causantes de este desorden hidráulico. Ellas no han entendido aún que son las principales responsables de velar por la seguridad de las personas y de sus cosas.

En efecto, como consecuencia del pavimentado de las calles en la Avenida Busch y de las que corresponden a Sack’amalla, a todas luces sin planificación y sin contraparte técnica y nadie que objetara a los pavimentadores, se han borrado una serie de canales, dejando al agua correr a su libre albedrío. En las fotos que hemos bajado de Google se ha señalado con flechas celestes los lugares donde existían gruesas acequias de canalización y desagüe que, la mayor parte de ellas, echaban sus aguas con rumbo al rió Arque y que ahora ya no existen o han sido reducidas a su mínima expresión.

La falta de previsión y de soluciones hace que las inundaciones se produzcan cada año en todo el pueblo, pero principalmente desde la altura del Colegio Secundario hasta el final de la avenida Busch, donde los vecinos sufren las mayores inundaciones porque las aguas se acumulan a ese nivel, debido a que ahora el pavimento se convierte en un muro de contensión de las aguas. Cerca del puente de Buen Retiro (como hemos ilustrado en la última inundación), las aguas se acumulan en la avenida y no tienen capacidad de eliminarse si no es a través de su desborde y atravesando las casas aledañas. De esta manera, hemos visto casas, como las de la familia Encinas y vecinos, que han servido de paso a las aguas, subiendo de nivel hasta un metro de altura.

Para paliar esta deficiencia, el Municipio pretende hacer un canal en la parte superior, siguiendo los rieles del tren (ver flecha roja), teniendo paralelamente el Carcel Mayu (ver línea en amarillo) y un nacimiento casi junto. Este canal, que más parece planificado para desaguar las agüas del loteamiento de Chullpa K’asa, en vez de arreglar el problema traerá más problemas por diferentes motivos. Primero, su fondo está más bajo que el Carcel Mayu donde se pretende echar sus aguas. Segundo este río ha ido subiendo de nivel por la falta de mantenimiento y porque el propio cauce del río Lucusa ha ido subiendo. Segundo, como el canal que se pretende construir está en la zona Norte, las aguas de la Cooperativa y de Sack’a Malla difícilmente subirán hacia el cerro, por ser una pendiente cuya bajada es hacia el río, en este caso, el río Arque cuyo cauce tiene un nivel más bajo y una corriente más fuerte que la del Lucusa. En vez de abrir canales profundos en medio de tierras de sembradío y de frutales, se debe hacer el canal en el río, profundizando su cauce sin hacer daño a nadie. Con más lógica, y para darle una solución integral al problema, se debieran además recuperar las acequias antiguas, que fueron creadas de a poco, como parte de un sistema de riegos ancestral y probado a lo largo de los años.

Como estamos en el mes de agosto y ya se tuvo una lluvia en el último fin de semana, misma que ya produjo anegamientos y llenado de acequias cerca del puente de Buen Retiro, presumimos que en plena temporada el problema será tan o más serio que el del año pasado, a menos que de verdad se le de una solución integral a la reposición de todo el sistema de riegos.

En celeste algunas otras acequias que han sido eliminadas desde la altura del Colegio Secundario y en elipse su zona de influencia para el vaciamiento respectivo.

En celeste algunas otras acequias que han sido eliminadas desde la altura del Colegio Secundario y en elipse su zona de influencia para el vaciamiento respectivo.

Leave a comment »

Extraño canal se abre en paralelo al Carcel Mayu

De manera súbita y sin haber consultado con nadie, menos con los afectados, la Alcaldía Municipal de Capinota está abriendo un enorme canal de desagüe que va desde la altura de Chullpa K’asa, se extiende a lo largo de los rieles del tren y pretende echar su aguas en Carcel Mayu donde los rieles llegan a lo que fue el antiguo puente de la Estación.

Los pobladores, principalmente de esta zona, se vieron repentinamente informados por el ruido de la máquina pesada que abría un canal de casi dos por dos metros, lo que produjo su natural reacción; se pretende echar un enorme caudal de agua en un lugar donde el cauce del río ya está más elevado que el canal en construcción y donde las últimas inundaciones han producido los mayores daños.

Normalmente y desde que rige la participación popular, este tipo de obras deben ser consensuadas entre los vecinos, de lo contrario, producen mal entendidos y hasta enfrentamientos entre ellos. En este caso los de Sack’amalla creen que se librarán de las riadas, mientras que los de Buen Retiro sostienen que ellos serán los más perjudicados porque no se tomaron previsiones para el desemboque del canal en el río Carcel Mayu. Entre estas previsiones está el natural colmatado con lama que en poco tiempo tapará el canal por el efecto de reflujo.

En medio de las discusiones se vio que no existe ningún plano del trazado ni de la topografía del lugar. O sea, se le metió topadora así nomás.

Tampoco existe un estudio del impacto ambiental que, sin lugar a dudas, ya es negativo. La gran excavación está rompiendo acequias servidumbrales, dejando sin agua a extensos terrenos, está provocando la caída y cortada de árboles, está haciendo que la gente se lleve los durmientes y se están tapando los rieles del tren con la tierra extraída para convertir el espacio en una indisimulada calle donde ya se puede ver el futuro loteador en esta nueva avenida que se abre en lo que fue la vía del tren.

Como si fuera poco, la draga pasa por en medio de los añosos eucaliptos, cortando profundamente sus raíces, lo que ocasionará su corte prematuro o su caída, por muerte natural. De seguir el intento, el último bastión arbolado que queda, al final de los rieles, cerca de la estación, tendrá una muerte segura, lo que significa más deforestación. No olvidemos que esos árboles tienen más de un siglo, fueron plantados en el momento de la construcción del ferrocarril por lo que fue la Bolivian Railway.

Llama la atención que se construya un canal tan grande y que corra paralelamente al río Carcel Mayu, como eludiendo su cauce. Lo normal sería que se aproveche el cauce natural de un río para echarle las aguas en cada ocasión propicia; en este caso en por lo menos cuatro partes y no en una sola, al final del recorrido, cuando ya su cantidad sea inmanejable.

Una comisión de vecinos certificó que el canal que se construye podría votar sus aguas al río en por lo menos cuatro lugares. El lugar más importante es al comienzo mismo del canal, que está a pocos metros del inicio del río Carcel Mayu. En vez de echar las aguas al río ya en ese nivel, se prefiere echarlas al canal, lo que resulta absolutamente extraño. Son aguas con potencial caudaloso porque acarrearán las aguas que vienen desde Irpa Irpa y que, en gran medida, iban directamente al río Arque. Los nuevos asentamientos están eliminando acequias, desviando los canales y quebradas directamente hacia Buen Retiro; estas aguas debieran ser volcadas desde su inicio en el Río Carcel Mayu y no en un canal nuevo.

Unos cientos de metros más abajo, nuevamente el canal y el río se juntan, pero, nuevamente, no se aprovecha la proximidad para echar buena parte de ese caudal en el río. Sucede lo mismo al altura de Sack’malla . Finalmente, y en cuarto lugar, con un caudal reducido por lo menos en un 70%, se podría echar las aguas al final de los rieles, sin tener que soportar más inundaciones ni pérdidas de árboles ni sembradíos.
Soluciones técnicas existen pero no se las ha explorado o se las ha eludido. Esperamos que las autoridades den una solución integral al asunto, en vez de promover los problemas y sin tomar en cuenta que el medicamento puede ser peor que la enfermedad.

Leave a comment »