Posts tagged Capinota

Circula Revista Municipal en el 109 Aniversario de Capinota

Una colorida revista editada por la Alcaldía circula en este 109 aniversario de la Provincia. Su circulación está restringida a personas invitadas o seleccionadas previamente. Se caracteriza por ser a todo color y en papel de lujo.  En su portada resalta que ha sido publicada por el aniversario del pueblo,  al que lo califica como “cuna de artistas y poetas, vergel de viñas y campiñas”.  En la segunda página se ha transcrito la Ley del 1 de octubre de 1908, mediante la cual se crea la Provincia de Capinota, en el Gobierno del entonces Presidente, Ismael Montes.  En las páginas subsiguientes están las fotos del Presidente, Evo Morales, y del Gobernador del Departamento, Iván Canelas. En la página 4 se encuentra la foto y la salutación del Alcalde Capinoteño, Martín Jora, además de su mensaje de salutación, mismo que lo transcribimos ad integrum.

En la siguiente página está la foto de la Presidenta del Concejo Municipal, Francisca Colque Urquieta, junto a su mensaje. En las subsiguientes están las fotos de todas las autoridades, empezando por los cinco miembros del Concejo, y por todas las autoridades locales, además de sub alcaldes y fotos del personal del municipio.

Desde la página 9 se hace una descripción del municipio y sus características geográficas y culturales. Finalmente desde la página 13 hasta la 26 se colocan fotos de algunos de sus proyectos y obras en ejecución de su plan. La revista es un intento de informa las tareas ejecutadas, aunque es un informe netamente gráfico porque está basado en fotos, con poco texto.

En el adjunto hemos colocado el mensaje del Alcalde Municipal, Don Martín Jora, porque lo consideramos de interés general; y a continuación la portada de la revista:

Revista 2017IMG_0002

Anuncios

Comments (1) »

Capinota celebra 107 años con el desafío de crear empresas propias

Por: MELISSA REVOLLO P. mrevollo@opinion.com.bo | 02/10/2015 | Ed. Imp.

Capinota celebró, ayer, 107 años de su creación con el desafío de crear empresas propias para generar ingresos municipales.  Los actos principales se desarrollaron en el centro urbano de Capinota, en la Plaza Principal. Los capinoteños y sus autoridades participaron en la iza de banderas, la sesión conjunta entre el Concejo Municipal y la Asamblea Legislativa Departamental y el desfile cívico escolar.

El alcalde de Capinota, Martín Jora, informó que proyectan contar con una empresa de áridos y agregados y con una planta industrializadora de alimentos.

Desfile escolar en el aniversario provincial (foto de Opinión).

Desfile escolar en el aniversario provincial (foto de Opinión).

Dijo que no solamente deben esperar apoyo del Gobierno Departamental y del Central, sino que como gobiernos autónomos municipales tienen que estar preparados para generar ingresos y recursos propios que se va a invertir en beneficio de la misma población. Jora señaló que prevén la planta de alimentos para dentro de dos años aunque ya tienen avanzado el proyecto para una planta procesadora de tumbo.

DE LOS RÍOS:  En el caso de los áridos, el Alcalde, que cumplió cuatro meses en el cargo, informó que desde hace dos meses que perciben ingresos por la explotación en los ríos Arque y Rocha. “Es difícil empezar, pero ya se está encaminando el trabajo”, afirmó.

El presidente del Concejo Municipal, Adalid Zabala, expresó que es una materia prima importante que les está permitiendo generar recursos para su municipio. “En dos meses se ha recaudado más de medio millón de bolivianos por la explotación de agregados, antes se lograba esos ingresos en más de cinco años”, aseguró el presidente del Concejo.

El Alcalde aclaró que ya cuentan con una ley municipal y la reglamentación respectiva en este tema.

Describió que la explotación de áridos se realizaba antes en Vinto, Sipe Sipe y otros sectores, pero ahora se hace en Capinota. Agregó que, desde ahí, se provee de agregados a todo el departamento. Jora resaltó que con la construcción de caminos, carreteras y otras nuevas infraestructuras su materia prima les “abre las puertas” en el aspecto económico.

Aclaró que la creación de una empresa municipal tampoco afectará a quienes trabajan en la actualidad en ese rubro.

Zabala manifestó que para consolidar las empresas locales deben aprobar leyes municipales.

Lee el resto de esta entrada »

Comments (1) »

Poner en agenda pública las demandas de Capinota

Por Antonio Rocabado Q.

Un grupo de residentes capinoteños en Cochabamba, compuesto de paisanos de fuertes lazos emocionales con el terruño, bajo la batuta de Álvaro Frontanilla Márquez, ha iniciado recientemente una nueva cruzada para articular una serie de demandas e intereses sectoriales de Capinota, y llevar adelante reivindicaciones relativas a la educación, salud, mejoras urbanas, desocupación laboral, y depredación de recursos naturales. Estas demandas tienen relación esencial con el quehacer de la Cooperativa Boliviana de Cemento (COBOCE), cuyas utilidades la convirtieron en una de las más importantes corporaciones de Cochabamba.

La primera de las reuniones del grupo capinoteño fue con las principales autoridades municipales en Capinota (a fines de diciembre de 2012), y luego, entre los integrantes mismos de dicho colectivo (15 de enero de 2013) en Cochabamba. Ambas reuniones, fueron para tomar el pulso de los conflictos, y para elaborar un pliego de demandas que posteriormente se condensaría en unos cuantos puntos neurálgicos para la razón de ser del grupo.

El planteamiento y consolidación de las demandas intenta marcar un salto de calidad respecto a experiencias anteriores solicitando justos tributos a COBOCE para Capinota. Las movilizaciones del pasado se conformaron esencialmente al calor de demandas puntuales, como los casos de camioneros solicitando mayores cupos de cargas de cemento para la ciudad de Cochabamba.

Estas asociaciones circunstanciales para movilizaciones reivindicatorias, nunca colocaron como blanco, por ejemplo, a las construcciones socio-económicas y políticas que ubican a las capitales del eje troncal nacional como plataformas exclusivas de servicios (bancos, financiamientos, y poder económico-político). Mientras que por otro lado, tradicionalmente se relegaron a las regiones periféricas a un rol de despensas de recursos naturales aprovechables por los consorcios empresariales del eje.

Capinota considerada una región periférica fue sempiternamente postergada, y sus habitantes sumidos en la pobreza y la contaminación ambiental. Ante tal panorama, creemos que ha llegado la hora para que los movimientos sociales relegados de Capinota decidan su propio destino, estructurando formas de acción colectiva (demandas de obras y de servicios). La lucha social de las mayorías debe generar un despertar colectivo a la acción; y este intento de reinventarse, sea a su vez, una invitación al debate y a la reflexión.

Capinota pequeña ciudad, grandes preguntas: ¿Existe alguna población boliviana con tantos recursos naturales que esté peor que Capinota? ¿Existe alguna institución de la soberanía popular (Municipalidad, Comité Cívico) capaz de oponer su legitimidad a la supremacía de corporaciones como COBOCE? ¿Deben los ciudadanos capinoteños sufrir las consecuencias del incumplimiento de responsabilidades de sus autoridades?

La interpretación del nuevo orden constitucional y la letra de las recientes leyes de autonomía, en el contexto de un panorama económico nacional favorable, requiere miradas críticas a la situación de la inversión, del empleo, y de las perspectivas a futuro de Capinota.

Tomando en consideración todo lo anterior, la principal preocupación económica de Capinota estriba en generar políticas apropiadas y aprovechar la circunstancial bonanza nacional hacia el establecimiento de actividades productivas autónomas al estado de la economía regional.

Los capinoteños parecen caracterizarse por ser tremendamente nostálgicos al momento de pensar y actuar para el desarrollo local. Hay necesidad que los capinoteños se concienticen y se comprometan con el terruño en que viven. Reconocer que los tiempos han cambiado, que hay nuevos clamores, nuevas generaciones y rostros de la exclusión que emergen de la invisibilidad.

El gobierno municipal de Capinota tiene serias restricciones presupuestarias que limitan gravemente su capacidad de hacer frente a sus gastos y obligaciones. Los escasos impuestos por el acaparamiento y sobreexplotación de los recursos naturales de la gran empresa se van al gobierno central, y este poder los redistribuye entre diferentes comunidades del país con criterios de solidaridad. En este ejercicio de ida y vuelta de tributos, Capinota nuevamente pierde año tras año, pues se pueden evidenciar mejores servicios y niveles de vida en comunidades menos productivas que la nuestra.

La fuerza de las movilizaciones sociales puede obligar a que los gobiernos nacional y departamental coloquen en sus agendas la atención de las demandas de Capinota. Hay una gran injusticia en la situación de los impuestos y regalías de recursos naturales, de la contaminación ambiental, y de la inversión productiva.

Leave a comment »

Baile, ch’alla y tinku caracterizan al carnaval capinoteño

Alegres carnavaleros hacen uso adecuado de su imaginación para transportar una buena chicha

Alegres carnavaleros hacen uso adecuado de su imaginación para transportar una buena chicha

Pasó el tan esperado carnaval capinoteño y dejó una gran resaca en cada una de sus actividades. Es un carnaval con agenda propia, ya no es el carnaval de antaño con aire campestre, cuando se bailaba y festejaba toda la semana y se pasaba de una comunidad a otra para visitar a los parientes o amigos, para coplear, bailar con plantas de maíz al hombro y presenciar el Tinku, que acontecía por lo menos en cuatro lugares.

Ahora el carnaval se centra en el festejo del día domingo, cuando hacen su presentación las principales comparsas, que con alguna anticipación se prepararon para este día central del carnaval capinoteño. En los últimos años han aumentado las comparsas con carros alegóricos y representaciones de las más raras y diversas. Casi todas ellas preparadas con mucha habilidad y utilizando cañahuecas y cartón, forrado con papel lustre.

Sin embargo, como siempre, los grupos que predominan son los improvisados, que al calor del baile y la farra utilizan cualquier indumentaria para disfrazarse y participar en la “entrada”, que ahora se llama corso. Se pueden ver disfraces de mujeres, cholitas, espantapájaros, vagos y hasta de espíritus de barro (mayu almas). Cualquier cosa es conveniente para entrar bailando.

Un buen número de comparsas presenta una reina, que normalmente entra bien protegida, en medio de una cubierta de malla de alambre, so pena de recibir una andanada de globos, muchos de ellos dolorosos. De cualquier manera no hay reina que no salga mojada por completo, por lo que se le recomienda entrar en bikini.

Un adulto mayor festeja con su pareja a la antigua usanza

Un adulto mayor festeja con su pareja a la antigua usanza

Los tradicionales “bailes del mercado” (eran siempre tres) han sido reemplazados por bailes en locales privados, generalmente galpones grandes donde se reúnen los más jóvenes para seguir bailando, pero que no tienen el alcance ni la pluralidad de los famosos bailes del mercado. Sin embargo, así como se retomó la entrada desde la zona del Molino, así también se intentó este año retomar la “fiesta del mercado”, pero el intento fue impedido por las comerciantes que lo bloquearon desde temprano para evitar lo que consideran un atropello a su higiene y sus intereses. La fiesta, entonces, buscó otro refugio.

El lunes el pueblo se vació y casi no se vio actividad alguna, salvo algunos encuentros de amigos en casas particulares. Por el contrario, al día siguiente, como en todo el país, se celebró el martes de ch’alla, que es la fiesta de guardar más importante del año. Todo el mundo hace su ch’alla, ofrenda sus bienes a la pachamama o a la virgen, con cohetes, serpentinas, alcohol y comida. Cientos de transportistas se fueron alrededor de Wasa Mayu a realizar su ch’alla en las cercanías de la capilla que le fue construida a la virgen. Este día, que comienza calmo, suele terminar con grandes libaciones.

El cierre de carnaval se sucede en el Tinku de Sack’amalla, donde acuden jóvenes de las diferentes comunidades a lidiar con el chicote: látigo largo que sirve para pegar en las piernas del oponente. Normalmente el desafío consiste en dos golpes de cada lado en la misma pierna descubierta del oponente. Éste es miembro de otra comunidad. Recordemos que eran tradicionales los combates entre capinoteños e irpairpeños, que terminaban en una gresca general. Ahora esto se evita porque existe mayor control policial. En este año hubo patrocinio de la Alcaldía, con amplificadores, locutor en quechua y hasta premios. Considero que para la premiación el jurado ha tenido que vérselas en problemas, porque un buen número de los combatientes no tenían la suficiente puntería para asestar en la pierna del oponente debido al desequilibrio producido por el alcohol. De cualquier manera, vimos un renacer de la fiesta del Tinku, con gran cantidad de comunarios y de público asistente, generalmente del mismo pueblo, porque los turistas ahora son, en su mayoría, del día domingo.

Un curtido combatiente del tinku hace puntería con su látigo para asestar en la pierna del desafiante

Un curtido combatiente del tinku hace puntería con su látigo para asestar en la pierna del desafiante

Leave a comment »

2010-2012: un recorrido excitante de “www.capinota.wordpress.com”

Por Antonio Rocabado Q.

letrero

La campaña iniciada por nuestro blog para cambiar la actual publicidad vergonzante de COBOCE por un verdadero arco de bienvenida a Capinota, como el de la foto, montada por la página “Capinoteños En El Mundo”, tuvo gran repercusión entre los paisanos.

¡Los más sinceros deseos a los capinoteños para que el Año Nuevo de 2013 sea portador de bellas esperanzas y felicidades!

Consideramos que esta es una oportunidad para los recuentos, para evaluar los meses transcurridos, por lo menos desde el 2012. Porque si bien mirar atrás, como dice un sociólogo cochabambino, otorga alguna ventaja para “no tropezar con la misma piedra”, corremos el riesgo de caernos en un hoyo.

Hace aproximadamente tres años, http://www.capinota.wordpress.com emitió su primer mensaje por Internet, con el artículo titulado “Capinota y la sublevación de Tupac Amaru” con 659 palabras. Desde entonces, el portal o blog ya tiene 123.802 visitas, y desde entonces también, ya ha construido una apreciable historia, y hoy es la oportunidad para contar algo de ella.

Internet se convirtió en un medio de comunicación global que revolucionó el mundo. La red permitió romper todo tipo de barreras, crear nuevos mercados y posibilidades para las personas en el mundo entero. Se trata de una tecnología que muchos (entre ellos los capinoteños dispersos por el mundo) consideran ahora imprescindible.

La razón de ser del blog es su independencia, siendo su Administrador el que expresa mejor este concepto, diciendo que es un blog libre, en lo cual, precisamente se le pone el sello para generar opinión e influencia entre los capinoteños. Esto sí, sin calcular distancias entre la cruda realidad y el deber ser, y desde luego, sin terminar dando recomendaciones de estilo autoritario.

Los que escribimos en el blog hemos vivido con y para nuestros lectores capinoteños estos recientes años de acontecimientos y cambios asombrosos que nos han dado satisfacciones impensables. Asimismo, estos años, nos han dejado algunas heridas que nunca hubiéramos querido recibir, como los casos de accidentes automovilísticos de capinoteños, contaminación ambiental en nuestra región, inundaciones, incendios, hechos criminales, y….aunque parezca nimio decirlo, hasta el uso de materiales originales del blog,….sin la respectiva referencia sobre su autoría.

En nuestra opinión, en el terreno de los hechos cruciales respecto a los escritos para  http://www.capinota.wordpress.com de los últimos años, no solo por los comentarios suscitados entre los lectores, el carácter inspirador de su contenido, el estímulo intelectual, e incluso, por habernos ayudado a entretejer emociones, los artículos más relevantes son:

  • CAPINOTA A TRAVÉS DE LOS RECUERDOS DE MI JUVENTUD Y DE MI INFANCIA, por Humberto Guzmán Arce.
  • SIMÓN I. PATIÑO: EL CAPINOTEÑO MÁS RICO DEL MUNDO, por Fernando Rocabado Q.
  • “RUBÉN MALDONADO ESCRIBE SOBRE EL IMPACTO AMBIENTAL Y SOCIAL DE LA FÁBRICA COBOCE”, por Fernando Rocabado Q. comentando el libro “COBOCE historia de un fraude”, escrito por Rubén Maldonado Urquieta.
  • CONSOLIDAR EL CAMINO ASFALTADO DE INTEGRACIÓN COCHABAMBA-CAPINOTA-POTOSÍ, por Guido Espinoza Terán.
  • UN SORPRENDENTE VIAJE DE CAPINOTA A SAN PEDRO DE BUENA VISTA, por Antonio Rocabado Q.  
  • HISTORIA DE LOS MOLINOS DE CAPINOTA E IRPA IRPA, por Nelson Paz Claure.
  • CAPINOTA Y SU AMENAZA POTENCIAL por Edgar Claure Paz. 

El final de cualquier año insta, invariablemente, a hacer balance y 2012 ha sido, sin duda, un año pródigo en eventos dramáticos, cambios, acontecimientos de trascendencia aunque no siempre acaparen el interés popular.

¡Ya se ha trazado un camino a seguir! Se han dado pasos concretos y positivos hacia la consolidación de www.capinota.wordpress.com como el sitio de Internet más completo de información sobre Capinota.  

Leave a comment »

Los números de 2012 en Capinota.wordpress

Con mucha alegría y optimismo transcribimos el informe que  WordPress.com preparó sobre el año 2012 de este blog.

Para iniciar el año nuevo nos gustaría compartir con usted los datos sobre la actividad de nuestro blog en 2012.

Nuestro blog fue visitado en 60.000 ocasiones en 2012. En este año hubo 40 artículos nuevos, aumentando el archivo completo de este blog a 233 artículos. Hubo 77 imágenes subidas, ocupando un total de 34 MB. Eso es cerca de una imagen por semana. El día más movido del año fue septiembre 11th con 824 visitas.

Atracciones en 2012

Estas son los mensajes que tuvieron la mayor cantidad de vistas en 2012:

1. Simón I. Patiño: el capinoteño más rico del mundo, 13 comentarios, agosto 2010

2. Coboce Irpa Irpa, la más grande de Bolivia, 8 comentarios, marzo 2010

3. Símbolos o emblemas de Capinota: la heráldica de su escudo de armas, 1 comentario, julio 2012

4. Capinota festeja 102 años de vida y tradiciones, 0 comentarios, octubre 2010

5. Mast’akus para recibir a las almas, 0 comentarios, noviembre 2009

Los administradores de wordpress nos dicen: “Algunos de tus mensajes más populares fueron escritos antes de 2012. ¡Tu escritura tiene poder de permanencia! Considera la posibilidad de escribir sobre esos temas una vez más”.

¿Cómo nos encontraron?

Los sitios con más referencias en 2012 fueron:

➼facebook.com

➼36ohk6dgmcd1n-c.c.yom.mail.yahoo.net

➼search.handycafe.com

➼mail.yahoo.com

➼start.facemoods.com

Algunos visitantes llegaron buscando, mayormente por: capinota, fiestas capinota, carnaval de capinota 2012, provincia capinota, y carnaval 2012 capinoteño.

¿De dónde vinieron?

¡Nos visitaron de  un total de 73 países! Los más frecuentes fueron: Bolivia, España, y Argentina

El mensaje que tuvo la mayor cantidad de comentarios en 2012 fue “Rubén Maldonado escribe sobre el impacto ambiental y social de la fábrica COBOCE en Capinota”.

Las  4 personas que más comentaron fueron:

1. Alvaro Frontanilla Marquez, 14 comentarios

2. Edgar Claure P., 6 comentarios

3. Jaqueline Maldonado, 4 comentarios

4. DCS, 4 comentarios

A quienes les agradecemos su apoyo y les estimulamos a seguir enriqueciéndonos con sus comentarios.

Gracias por volar con WordPress.com en 2012. ¡Esperamos poder servirle de nuevo en 2013! Feliz Año Nuevo!

Haz click para ver el reporte completo.

Comments (1) »

Tradición y recogimiento en la fiesta de los Difuntos

Como toda víspera de la fiesta de los Difuntos acudí al cementerio. Eran las veinte horas y el cementerio estaba a tope. Todo el pueblo se había volcado a rendir tributo a sus parientes y amigos que los antecedieron en la otra vida. Todas las tumbas tenían sus velas, aún aquellas que no tenían parientes en ese momento. Es curioso, pero en Capinota nunca falta algún amigo o ahijado que se acuerde del muerto y le ponga una vela y, tal vez, una flor o le ofrezca un brindis de rica chicha.

Puse las velas en la tumba de los míos. Con recogimiento los recordé y me alegré porque estuvieran allí, entre tanto conocido. Después di una vuelta por el cementerio para ver aquel acontecimiento en la noche más linda del pueblo. Es, también, una buena ocasión para saludar a amigos que están en la misma faena que uno. Se escuchaba música, pero no porque se quiera fiesta, sino para brindar con los muertos y ofrecerles sus canciones preferidas. Por lo demás, es lindo que te recuerden con música, después de todo es más positivo que el dolor y el llanto. Varios conjuntos y bandas estaban presentes, incluso un desorejado mariachi.

Muchas tumbas remozadas, algunas en el suelo, pero se nota que vuelve la tendencia a enterrarse en mausoleos familiares. Vimos mausoleos nuevos, con luces y mucho brillo de vidrio, en los que se escribe con letras de molde el nombre de la familia a la que pertenece. En algunas tumbas fuimos invitados a beber alguna tutuma de chicha, que aceptamos siempre por el cariño con el que se manifiestan. No había viento. Nos alejamos del cementerio viendo cómo las velas se consumían sin apagarse. Vi por última vez las rosas rojas que dejé a mi padre. Se que estaría contento de saber que eran de su propio huerto.

Al día siguiente comenzaron las visitas a los mast’akus. En la ocasión sólo visitamos tres, de los más conocidos. En cada uno de ellos rezamos, guiados por viejos conocedores del ritual. Como siempre fuimos convidados con copitas de vino dulce y alguno que otro coctelito de colores. A la salida nos regalaron platillos de t’anta wawas, maicillos, biscochuelos y otras masitas dulces que son la retribución por nuestros rezos. El segundo mast’aku estaba lleno de gente. Ni bien entramos nos invitaron un plato de uchucu, que es el plato que se sirve en la ocasión. El uchucu tiene fama de ser el plato nacional aiquileño, pero, en realidad se lo sirve en todo el valle, especialmente en las fiestas de Todos Santos. Es un ají de carnes, que puede tener pollo, res y lengua, y viene acompañado con papas, chuños, arroz y fideos, todo rebalsando el plato, como para no dar crédito que aquello pueda ser consumido por un solo comensal. Pero en materia de comida, el cochabambino todo lo puede. He visto a algunos rezadores comerse hasta tres uchucus en su periplo de oradores compungidos.

Dejé este mast’aku para irme al mast’aku preparado por segundo año consecutivo para Filomena Enríquez, por su familia y, en especial, por su marido Willy Terceros. Tenía un compromiso con ellos, porque el año pasado fui nombrado “compadre” y, junto con mi mujer, recibimos a la t’anta wawa más grande en una llijlla, que este año la pasamos a otra pareja de compadres. Era una responsabilidad moral y espiritual y no podíamos faltar al acontecimiento final, antes de la levantada de la mesa. Consistió en rezar por todos los difuntos de los que los presentes tuvieron memoria. Estimo que fueron sesenta, lo que significó rezar un padrenuestro y dos avemarías por cada difunto. Tuvimos que hacerlo con dos pausas para refrescarnos y aclarar la garganta con rica chicha fresca, con un poco de helado de canela (garapiña). Finalmente, rezamos por todos nuestros difuntos y quedamos tranquilos por ellos. Los parientes y algunos comedidos levantaron la mesa. Regalaron todas las masitas y comida que quedaba y “volcaron la mesa”. El espíritu de los difuntos había vuelto al cielo y es mejor que la mesa esté volcada, para que no haya más muertos en la familia en este año.

Después de este ritual tradicional comimos un nuevo uchucu, el más suculento que haya comido en los últimos tiempos, digerible únicamente gracias  a que fue regado con chichita nueva, algo de cerveza y un guarapo que Willy había guardado para la ocasión.

Para la sobremesa, los hombres se pusieron a jugar rayuela en un adobe de plomo, comprado en La Cancha, mientras que las mujeres platicaban quedamente y con aire de satisfechas.

Alrededor de las seis de la tarde, se fueron al cementerio nuevamente, llevando todas las flores que quedaban. Dicen que no debe quedar ni una en la mesa o en la casa, todo pertenece al difunto.

Comments (2) »