Archive for agosto, 2011

Rosario Quiroga reedita novela juvenil

Rosario Quiroga de Urquieta, es una escritora con esencia capinoteña. Desde hace más de 40 años  tiene estrecha ligazón con el pueblo. Allí trabajó  en sus primeros años de profesora de literatura y se casó con un médico capinoteño. Allí tiene su segunda casa y un pequeño terreno donde se solaza, se dedica a la jardinería y al trabajo comunitario. Charo Quiroga ya es una escritora con amplia trayectoria. Cuenta con varias obras escritas. El día 24 de agosto presentó, en la biblioteca del Centro Simón I. Patiño, tres de ellas: “Las sirenas de Ulises”; “Del tiempo de la abuela Candelaria”; y la segunda edición de su novela “Amaru Mara”.

 Nos interesó ésta última como tema de comentario, para lo cuál nada mejor que transcribir lo expresado por la Ensayista y Gramaticóloga, Rosario del Carmen Mostajo, de la Unión  Nacional de Poetas y Escritores de Cochabamba, quien en el momento de presentar la obra expresó lo siguiente: “La acogida de la primera edición ha sido el aliciente para que  la autora se lance a la segunda. La trama da para hacerlo porque AMARU MARA es una obra extraída de la aguda observación del entorno y materializada por medio de una hábil narrativa.

 Algunos consideran a la novela corta un género menor, mas ello no significa que la brevedad novelesca deje de ser crítica y reflexiva, con mayor razón si la que ahora se presenta, desnuda ciertos pruritos nacidos al calor del ignorante prejuicio, así como las experiencias juveniles diseñadoras del andamiaje que habrá de consolidar la madurez.

 AMARU MARA posee los recursos narrativos esenciales que hacen de ella una obra fácil y digerible, pero no pronosticable en su desenlace. Con cuánta razón Julio Cortázar sostenía que la novela corta es un “género a caballo entre  el cuento y la novela”.

Cabe recordar que en la novela los relatos en muchos casos contienen extenuantes digresiones, la estructura de los personajes merece exhaustivos análisis descriptivos, exegéticos y justificativos. En cambio, la novela corta, sin ser contradictoria a la primera, se caracteriza por la cortedad de su extensión, mucha flexibilidad y la reducción del desarrollo material  de la historia en una suerte de síntesis; extremo que obliga al lector a concentrarse en cada línea, merced a que resulta sustancial e ineludible para la total comprensión de la historia.

Son justamente las limitaciones espaciales que hacen de la novela corta un género exigente y complejo en que la condensación desempeña un papel primordial, sin afectar la continuidad de su avance para que no se torne confuso o quede trunco. Eso acontece en esta novela, relatada en primera persona, que comienza in medias extremas res o principio abrupto, denominado así porque se inicia la acción cuando ella ya está en progreso evolución sin previa presentación de los personajes.

Otra característica es la alteración del decurso temporalización anacrónica que se representa en retrospectiva o analepsis, sin olvidar apariciones episódicas de los personajes que, por medio de aquélla, completan la historia.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Leave a comment »

Alegría, color y orden en la fiesta de la Virgen de la Asunción

En el atrio de la iglesia de San Pablo se colocó a la Virgen donde sus devotos le ofrendaron flores y velas

Nos causó grata impresión la realización de la fiesta de la Virgen de la Asunción, que sufrió notables cambios con relación a cómo se realizaba en décadas pasadas. Los cambios se deben a los procesos de “modernización” que sufren las áreas rurales. No se ven los sicuris de antes, lo que es lamentable. No se ven los campesinos, tocando y bebiendo en la puerta de la iglesia, ni la cantidad de miski boleros, jugadores de cartas de “mayor y menor”, ruleta y otras diversiones de antaño. Tampoco se venden más cántaros ni p´uñus en la cancha de futbol. Por el contrario, allí se instalaron juegos eléctricos para los niños, donde resaltaba una rueda panorámica o carroussel giratorio.

En fin, no hay más la fiesta a la que estábamos acostumbrados. Ahora la fiesta es dirigida por la parroquia y sus curas, la mayor parte de origen extranjero.  Lo más llamativo es el bajo consumo de bebidas alcohólicas, lo cuál nos parece altamente positivo, dada la tendencia al alto consumo de alcohol en las fiestas lugareñas, muchas veces promovido por las mismas autoridades municipales.

Existe también una tendencia a imitar, en miniatura, a las fiestas de otros lugares, principalmente el Gran Poder y Urkupiña, fiesta ésta que se realiza al mismo tiempo y que ejerce una fuerte influencia en Capinota y en todo el departamento.

Aparte de los actos propios de la liturgia católica, se preparan algunos números centrales, siguiendo la costumbre: la verbena, la entrada de las fraternidades y el calvario.

El acto central es la entrada de las “fraternidades”, que bailan frente a la imagen de la Virgen. Detrás de ella se encuentra un jurado calificador debidamente controlado por el párroco. En la mesa vimos a algunas monjas de la parroquia y, representando al Municipio, a la concejala Simona Mita. Como anunciaba el presentador, el jurado califica no sólo la calidad de la presentación, sino, también, la puntualidad. 

Se presentaron un total de siete fraternidades, todas con ricos y coloridos atuendos. El colegio de Buen Retiro entró bailando Tinku y música del norte potosino. El Colegio secundario se presentó bailando música de Tarabuco. El sindicato de Transporte Pesado hizo ostentación del baile de la morenada; el de Transporte Mixto, el de los negritos. La fraternidad de la Alcadía organiza y dirige el grupo de la diablada y la Parroquia el grupo de la chapaqueada. Llamó la atención la presencia de un grupo invitado, el Movimiento Cultural Afroboliviano que, llegando desde los Yungas, alegró la tarde con sus ritmos originales de saya. Sus cantantes nos dejaron un mensaje para los Kjarkas, al decir, “que los Kjarkas no confundan saya con caporal, lo que estamos bailando es saya original…”

Al final de la tarde vimos a las familias retornando a sus hogares contentos y con los padres sobrios. Consideramos que es un gran logro de las autoridades de la iglesia local que debiera ser promovido. El mal ejemplo de Quillacollo puede cundir; allí los bailarines no quieren bailar sin el estímulo de las bebidas y sin el auspicio de la cervecera. Esperemos que esto no ocurra nunca en nuestro pueblo.

 
Los tarabuqueños son bien dirigidos por un zampoñero de garra y buen pulmón
La Parroquia presentó su grupo de baile chapaco, con música suave y cadenciosa

Leave a comment »

Secuestran a un hombre en Capinota y la Policía lo rescata

Por: DARYNKA SÁNCHEZ A. dksanchez@opinion.com.bo | Periódico Opinión/ 28/06/2011 | 18:45

La Policía de Quillacollo logró desbaratar una banda de secuestradores en Capinota. Dos hombres y una mujer fueron detenidos cuando intentaban cobrar un rescate por el señor Roberto P.A., quien en primera instancia fue brutalmente golpeado y luego secuestrado de un hospital el pasado fin de semana. Los plagiadores pidieron a la familia 10.000 dólares por el rescate de la víctima y en coordinación con la Policía, se logró la aprehensión de los secuestradores y la liberación de Roberto.

El director de la Felcc de Quillacollo, Marco Antonio Miranda, informó ayer que el hecho ocurrió el sábado 25 de junio a las 22.00 horas. Cuando Roberto P.A. se dirigía a Charamoco fue interceptado por dos hombres que intentaron subirlo a la fuerza un vehículo. Como él se resistió y pidió auxilio a gritos, le dieron una fuerte golpiza y luego huyeron pues la gente se arremolinó a socorrer a la víctima. Roberto tuvo que ser trasladado al hospital de Capinota por las lesiones de la golpiza. Los secuestradores fueron hasta el centro médico y se lo llevaron para encerrarlo en una casa alquilada en la zona de Ch’ulla. Al día siguiente, los plagiadores llamaron a la familia de Roberto y exigieron 10.000 dólares si querían volverlo a ver con vida. Los parientes denunciaron el delito a la Felcc de Quillacollo y en coordinación con los investigadores ofrecieron a los secuestradores entregarles un vehículo y 1.500 dólares. Ellos aceptaron y pactaron un lugar para encontrarse. Faltando minutos para la cita, llamaron para cambiar el lugar en una plaza, como si fuesen “plagiadores profesionales”. Esperaban por el dinero Severina Betancourt (27) y su padre Felipe Betancourt. Fueron aprehendidos y con ellos fueron hasta la casa alquilada en Ch’ulla, donde fue hallado Roberto P. A, custodiado por Epifanio Guarachi Ledezma (32).

Leave a comment »