Muere Manrico Montero, artista defensor del bosque seco capinoteño

Ha causado fuerte impresión la inesperada muerte de Manrico Montero, a quien conocimos en Capinota defendiendo la integridad de su bosque seco, ante la arremetida de los loteadores locales. Lo vimos trabajando su defensa y denunciando el daño ambiental que se estaba produciendo en el bosque nativo de Payacollo, Qollpamayu, por loteadores y comunarios de Sarcok’ucho. Lo que no teníamos claro es que quien defendía nuestro hábitat era un científico de la bioacústica y viajero empedernido, con trabajos en casi todos los continentes. Entre su ampuloso trabajo, inconcluso, existe preciado material de la bioacústica capinoteña que esperamos algún día conocerla, entenderla y conservarla. Veamos un poco de su frondosa biografía:

Manrico Montero (1973-2018). Artista sonoro, investigador de bioacústica y cineasta.

Sergio Sánchez Teissier | jueves, 24 de mayo de 2018

https://www.latempestad.mx/manrico-montero/

Manrico Montero 2El artista sonoro, investigador de bioacústica y cineasta Manrico Montero Calzadíaz nació el 10 de junio de 1973 en la Ciudad de México. Hacia finales de los años noventa, estudió Lengua y Literatura Modernas Alemanas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. A su vez, desarrolló una afición extraordinaria por la música y la documentación e investigación de los entornos ecológicos latinoamericanos. Esta afición lo condujo a realizar una vasta profesionalización en ambos campos, dotando a su trayectoria profesional del carácter multidisciplinar que permearía a lo largo de su vida. La tarde del lunes 21 de mayo en la Ciudad de México, Manrico perdió la vida debido a complicaciones durante una intervención que se le estaba practicando en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

Esencialmente, Manrico fue un investigador del sonido por excelencia. Su curiosidad y pasión por el mismo le llevaron a expandir su práctica. Desde la trinchera de la publicación discográfica, a través de las disqueras Igloo, Filtro y Mandorla, Manrico ayudó a perfilar muchos de los rasgos distintivos de las escenas electrónicas y experimentales de la Ciudad de México en sus respectivas circunstancias históricas. Como investigador y docente, participó en el programa Jóvenes Creadores del FONCA y, además, fungió como tutor de posteriores generaciones; asimismo, fue parte del Sistema Nacional de Creadores de la misma institución. Como músico y experimentador, forjó una significativa discografía bajo una variedad de alias, que iban desde su propio nombre, hasta DJ Linga, Karras y Karras In Dub. De manera paralela, formó parte de los ensambles interdisciplinares Estructuras de la Tarde y La Orquesta Silenciosa.

Su trabajo como investigador de bioacústica se basó en el enorme interés que suscitaba en él el estudio extenso y respetuoso de las especies animales oriundas de Latinoamérica y de la diversidad de sus ecosistemas. Dos de sus especies favoritas fueron los ortópteros y los flamencos. La documentación de la presencia de estos últimos lo llevaría a habitar por un tiempo los manglares del sureste mexicano, con mayor precisión geográfica en Sisal, Yucatán. Los ortópteros, por su parte, fueron objeto de un estudio complejo, el cual aún estaba en proceso durante el momento de su fallecimiento. “Semiosis”, “Sintaxis” y “Simbiosis” son los nombres tentativos de los capítulos dedicados al estudio de la biosemántica orientada a los ortópteros. La edición del primero de estos volúmenes se encuentra aún en desarrollo. Los dos últimos, por desgracia, estaban en una etapa de proceso aún incipiente hacia su deceso.

Viajero incansable, Manrico pudo llevar su trabajo alrededor del mundo. Argentina, Austria, Paraguay, Francia y Alemania fueron algunos de los numerosos lugares que le acogieron calurosamente como hogares. Montero eligió Bolivia para asentarse de 2009 a 2013. Su amor por su gente, el folclor y los ecosistemas de esta región hicieron que asumiera a dicha nación como segunda patria.

Manrico tenía un don con respecto a las personas. Sin dejar de ser un crítico severo cuando la ocasión lo ameritaba, era profundamente empático y buscaba con ahínco una cercanía auténtica y constante con quienes habitaban su corazón. Su expresión tendía al tacto y al interés. La última vez que lo vi, el sábado pasado, no paró de preguntar acerca de mis circunstancias, ofreciéndome consejos certeros y amables, con una voz confortante y fraterna a pesar de que su condición no era la mejor, evidentemente. Quiero creer que ninguno de los dos pensó en la proximidad de un fin y que ambos visualizamos que, en algún momento cercano, estaríamos de nuevo bebiendo unas cervezas, comiendo alguna de las delicias a las que era tan aficionado y conversando de manera interminable.

Su urgencia por completar sus múltiples y complejos proyectos fueron síntomas de una necesidad de dotar de sentido el continuo, la vida.

La tarde de su fallecimiento estuvo teñida, en un primer momento, de tristeza evidente en los cielos. Posteriormente, la noche se inundó del amor que empezó a contagiarse por la red, las llamadas, los abrazos y las incrédulas lágrimas una vez que comenzó a esparcirse la dolorosa noticia. La sala en que asistimos a la breve ceremonia se llenó y, con todo, resultaba evidente que no pudo presentarse ni una fracción de la mar de personas que quisieran haberse despedido de él, porque además de su familia cercana, le sobrevivimos también una multitud de colegas, entusiastas, amigos, hermanos.

Descansa en paz, querido Manrico Montero Calzadíaz.

Otras referencias:

1) Vuela alto, Manrico Montero. Por Lucía Querejazu Escobari. Periódico Opinión, 22/05/18.  http://www.opinion.com.bo/opinion/suplemento.php?a=2018&md=0527&id=14270&s=3

2) http://semiosis.manricomontero.com/

3) Facebook: Territorio Lupaqa

 

Anuncios

Leave a comment »

Caen dos mujeres y transexual que drogaron y robaron a 50 personas en Capinota

5818af45e70f3ad7bb700f3554294955_LEl comandante regional de la Policía en el Valle Bajo, Iván Luque, informó el miércoles que los efectivos de esa entidad aprehendieron a dos mujeres y un transexual, de entre 23 y 30 años de edad, que drogaron a cerca de 50 personas para robarles sus pertenencias en una fiesta realizada en el municipio de Capinota, distante a 63 Km de la ciudad de Cochabamba.

“Se refiere que entre 40 a 50 que habrían sido víctimas, pero obviamente eso se va a cuantificar con mayor detalle porque es buen número de celulares, documentos y billeteras que tenían en su poder”, dijo a los periodistas, sin precisar nombres.

Explicó que ese hecho se registró ayer, martes, y las sindicadas aprovecharon el alto consumo de bebidas alcohólicas en el festejo, para concretar sus fechorías.

Dijo que las involucradas fueron capturadas una vez notado su accionar delictivo por los participantes de la fiesta.

Manifestó que las antisociales fueron golpeadas, atadas y puestas de rodillas por sus víctimas y familiares y luego se llamó a las autoridades policiales.

“En una acción preventiva inmediata es que se las logra recuperar. Están bastante golpeadas”, agregó.

El jefe policial dijo que las malhechoras fueron revisadas posteriormente y tenían en su poder una gran cantidad de objetos de valor.

El Ministerio Público comenzó la investigación del caso para el procesamiento de las delincuentes por la comisión del delito de robo y posiblemente otros casos de apropiación indebida de bienes registrados en diversas regiones de Cochabamba.

 (Periódico Opinión, 16 de mayo 2018).

 

 

Leave a comment »

Una mujer es mordida por víbora venenosa en Capinota

Bothrops_Jonathani

Víbora venenosa del genero Bothrops Jonathani presente en el valle capinoteñó

El jefe de Toxicología del hospital Viedma, Ramiro Cadima, informó que la madrugada de ayer fue transferida desde Capinota una paciente de 50 años por una mordedura de serpiente venenosa, aparentemente del género Bothrops Jonathani.

 

Explicó que la mujer acudió al centro de salud en ese municipio pasadas las 48 horas del accidente, complicándose su estado de salud. “Ante la alteración de la conciencia, se solicitó una tomografía que indica la existencia de una hemorragia en el cerebro, como resultado del veneno de la serpiente”.

Señaló que hay tres familias de víboras en el país: las Crotalus (cascabel), Micrurus Corallinus (coral) y las Bothrops.

Recomendó acudir inmediatamente a un centro de salud en caso de mordedura de serpiente, ya que cuentan con el antídoto.

(Periódico Opinión,27 mar 2018)

Leave a comment »

Artista capinoteño Hans Hoffman Barrientos: Llevará su obra al Mundial Rusia 2018

7_4_14Por: Lic. Vannia Isabel Miranda Pinaya

La expresión plástica de una persona o imitación de la misma, pretende mostrar la semejanza, personalidad e incluso el estado de ánimo de la misma. Pintar retratos, ser experto en el arte, es difícil, especialmente cuando lidias con expresiones y características faciales. Imágenes de rostros caracterizan la obra de Hans Hoffman Barrientos, que a “medias” autodidacta, encuentra los medios, el camino para expresarse cuando llega el momento de respirar del arte y ejecutar su aprendizaje.

“A medias” decimos porque con pequeños estudios en la Escuela de Artes de Cochabamba, el artista capinoteño logró traspasar las fronteras nacionales, más de 35 premios importantes en las diferentes técnicas como el óleo, escultura, dibujo, grabado, pintura, acuarela avala su magnificencia.

“…Debemos destacar la capacidad de gran dibujante de Hoffman. Los rostros se ´arman´ a través de múltiples situaciones y personas. Hay en los cuadros cierto tono dramático, en el que el artista muestra su preocupación social. El estilo de Hoffman, conforman un dibujo central a través de otros más pequeños, lo hemos visto antes, aunque de él hay que destacar su trazo seguro y la expresividad que logra en cada una de sus obras. Los temas dominantes, persisten en el alegato social de aquella certeza, que aquel mundo mejor, aún es posible”, opina el escritor Germán Araúz.

La influencia de la familia, su tío arquitecto, su abuelo aficionado a la pintura con cuadros de colección en casa, influyeron para que entre los muchos galardones pueda obtener el primer lugar en la Bienal Latinoamericana y del Caribe, en México D.F.

“Vivo mi época, pinto, me divierto, me expreso con lo que me rodea, mi pasión es el arte, mi misión lograr lo que alguien me encomendó, mi labor es avanzar, construir mi sociedad desde este lado del arte” nos dice Hans que pronto partirá a Rusia a mostrar los rostros de los máximos exponentes del futbol, personajes puestos en acrílico sobre tela. Neymar, Messi, Ronaldo entre algunos.

“Tengo la intención que sean unos 50, muchos serán repetidos, pero en diferentes propuestas, tengo el estilo de retratar varios personajes y los actores principales del fútbol, no están exentos, tengo terminados 10 retratos, iré a Rusia, me trasladaré antes del mundial, pienso pintar allá porque quizá no lleve estas obras, por cuestión de transporte”, nos dice Hans.

Cesar Morató, curador de arte y gestor cultural, describe a Hans: “Un estilo en la línea de la histografía, esto porque en sus pinturas, él utiliza elementos que hacen a la vida de cada personaje que pinta. Y en el tema de los paisajes, se enmarca dentro la línea del realismo…”

Hans nacido un 23 de junio de 1956, de ascendencia alemana, de larga trayectoria, de fina obra, siempre propositivo ahora nos muestra un lado innovador a propósito de Rusia 2018, es por eso que hoy nosotros lo nombramos, “El artista de la semana”.

(Publicado en La Patria, Revista Tu Espacio, 14 de abril de 2018)

Leave a comment »

Según capinoteño Enrique García Ayaviri, Bolivia ‘está viviendo un momento de auge artificial’

La Academia Boliviana de Ciencias Económicas (ABCE) fue fundada en 1969 por 11 profesores de la UMSA con el objetivo de aportar al desarrollo del país. La institución, que reúne a docentes e investigadores de universidades e institutos científicos del país, cuenta al momento con 36 miembros. “Podríamos decir que nosotros hemos sido la semilla de la economía moderna en Bolivia”, afirma su presidente Enrique García.

Enrique-Garcia-academico-La_Razon-domicilio-Auquisamana_LRZIMA20180328_0021_11

Enrique García Ayaviri, Presidente de la ABCE

— ¿Cuáles son los principales objetivos de la institución?

— Ensanchar el pensamiento económico y enaltecer el crecimiento de la ciencia y su aplicación en Bolivia. En la ABCE tenemos tres ramas: la teórica académica, la de aplicación de la economía a la empresa y a la innovación, y la de profesionales especializados en la economía estatal y pública, personas que han hecho contribuciones al país con una aplicación sabia de principios económicos, como por ejemplo Herbert Müller. Sin él no tendríamos los actuales recursos (por el gas). NdR. Müller, ministro de Energía e Hidrocarburos en el gobierno de Jaime Paz (1989-1993), fue quien viabilizó el contrato de compra-venta de gas a Brasil.

— ¿Cómo evalúa la investigación económica en Bolivia?

— Regular. Hay muchos actores que quieren encontrar formas nuevas de ver las cosas, pero lo que falta en la academia es mejorar la calidad del investigador, no los temas. Cualquier tema puede llegar a ser útil si es que se estudian las partes importantes (…). Además, muchas investigaciones están dirigidas a probar algo que ya fue probado y mucho de eso es responsabilidad de los ministerios. Los estudios de factibilidad —por ejemplo para un camino— los sacan factibles; no hay alguno que diga “esto no es factible”, porque gastan miles de dólares en ello. Y se confunden las consultorías con la investigación (…). El problema siempre ha sido la relación entre los estudios para hacer algo y lo que realmente se hace después. Hay, asimismo, una tendencia de hacer dinero para los profesionales, porque los ingenieros y economistas que salen  (de las universidades) a veces no pueden ser empleados, por lo que optan por hacer sus consultoras y compiten para proyectos de los rubros privado o público. Aunque el sector privado casi no tiene (demanda laboral de este tipo), el público es el que convoca a estudios. Ahí el mérito es bastante oscuro, no hay transparencia ni en Bolivia ni en otros países y eso no es cuestión de un partido político o de un gobierno. El favoritismo es casi una costumbre que ha penetrado en la región desde los 50. El resultado: las carreteras, por ejemplo, se destruyen fácilmente porque las especificaciones de construcción no se cumplen, porque hay una gran diferencia entre lo que se ha estudiado y lo que se ha ejecutado. En medio está metida la corrupción. Para detener eso tiene que haber cambios en los cimientos de la sociedad misma.

— ¿De qué forma se pueden hacer mejor las cosas?

— Un país tiene que ayudarse a sí mismo, tiene que fortalecer sus propias capacidades intelectuales, educativas, morales, humanas y políticas. El propio país tiene que hacer eso y no puede estar recibiendo ayuda por 60 o 70 años con muy pocos resultados. Miles y miles de dólares de asistencia técnica han llegado a Bolivia para propiciar trabajos de muchos extranjeros, que han venido a ocupar casas en Calacoto, que educaron a sus hijos en el Calvert y que los pusieron en buenas universidades. El Gobierno americano ha pagado (proyectos), pero que de ahí saquen 60% para su propia gente es otra cosa. Los gobiernos bolivianos tienen que asegurarse de que las asistencias que recibe deben ir al lugar donde se necesitan.

— ¿Cómo ve la economía?

— Los datos económicos dan pero existe la posibilidad de que no sean sustentables a largo plazo, de que los que han subido vuelvan a bajar y de que los que han bajado vayan a estar siempre abajo. Entonces, para que una sociedad sostenga su ascenso se necesitan políticas económicas sociales que sean de largo plazo, políticas consensuadas con todos, que no sean impuestas por voluntad política. La voluntad política, a su vez, tiene que estar sustentada en ciencia, en hacer que las cosas se sostengan porque han sido bien pensadas, no porque se las ha hecho por emoción.

— ¿Y los cambios económicos?

— Dentro de la composición, por ejemplo, del salario hay mucho subsidio; termina el subsidio y terminará la calidad del ingreso de esa gente. El salario mínimo subió, también la inflación y hay cierto favoritismo del Gobierno con ciertos sectores sociales. Tenemos una economía distorsionada, subsidiada, basada más que en principios económicos en principios políticos de misericordia, de compasión. Dentro de eso, lamentablemente, las clases políticas no solo han tomado ventaja de los pobres, sino que muchas se han enriquecido.

— ¿Los desaciertos?

— La falta de inclusividad. El Gobierno se olvidó que está gobernando para todos los bolivianos.

— ¿Y los aciertos?

— Hubo buen manejo de la economía, pero eso no viene de este gobierno, es una disciplina. Ningún socialismo puede durar mucho si no equilibra bien sus finanzas. Después, creo que están gozando de un periodo de auge prolongado como nunca sucedió en Bolivia. Creo también que no hay un manejo previsor de lo que podría pasar en el futuro si es que hubiera eventos catastróficos en la economía en general, como la caída de los precios de los minerales. Bolivia sufriría ante todo un retroceso en los avances sociales que se han hecho artificialmente más que realmente. El buen ingreso de un trabajador durará si es que éste viene de su productividad, pero no durará si este ingreso se origina en un hecho fortuito, en que el mineral subió de $us 10 a 20. Ese no es un avance real (…). Estos incrementos salariales no son por productividad o por la mejora de su educación o tecnología. Entonces, esas personas no preparadas están felices, pero tienen su bienestar subsidiado. Ese es el mayor problema.

— ¿El actual Ejecutivo se está gastando toda la plata?

— No toda. Estamos viviendo un momento de auge artificial en el cual uno no ve avances en la economía real. Un avance real, por ejemplo, sería que tengamos muchos mejores caminos, mejor suministro de agua, escuelas sin vidrios rotos, que el estudiante boliviano sea más competitivo. Pero con todo lo que se gastó, el avance fue relativamente poco, hubiera sido mayor con una administración más sana y equilibrada y menos política.

— ¿Si fuera Ministro de Economía de Evo Morales por un día qué le sugeriría?

— Invertir en educación de valores, preparar a la población boliviana en habilidades para el futuro y hacer que las universidades cambien sus planes de estudio. Tenemos que empezar con la producción digital, inteligencia artificial, robótica y mejorar el transporte; dar más plata a las alcaldías sin tener en cuenta si son rojas, amarillas o verdes. El gobierno central tiene que ser como un papá por más que tenga hijos malcriados, debe ser un ejemplo y unir a los bolivianos.

Perfil:

Nombre: Enrique García

Profesión: Economista

Cargo: Presidente de la ABCE

Perito

El capinoteño posee una maestría y un doctorado en Economía, fue consultor nacional e internacional y trabajó para Usaid, además de llegar a ser presidente del Banco Central de Bolivia.

(La Razón (Edición Impresa) / Jorge Castel / La Paz / 28 de marzo de 2018)

Lee el resto de esta entrada »

Leave a comment »

Capinoteño Enrique García Ayaviri preside la Academia Boliviana de Ciencias Económicas (ABCE)

DSC_0085

El Dr. Enrique García Ayaviri, Presidente de la ABCE

 

Tenemos el orgullo de tener entre nuestros notables paisanos a Don Enrique García Ayaviri, capinoteño de cepa y de conocida familia irpairpeña. Es nieto de Custodio Ayaviri, meritorio profesor de la localidad, cuyo nombre lleva la principal Unidad Educativa de Irpa Irpa.

Enrique García ha tenido una brillante carrera dentro de la economía nacional, matizada por estudios profundos en el área, que le han permitido obtener los títulos de Ph.D, Master y Bachelor of Arts en Economía en las universidades americanas de Utah, Bucknell Pennsylvania,  Wesleyan Connecticut.  Además tiene estudios complementarios en el Instituto Internacional de Ciencias Sociales de la Universidad Erasmus, de Rotterdam, Holanda, donde obtuvo el .Diploma en Desarrollo Regional.

Durante más de cuatro décadas ha dedicado su vida al servicio y  al desarrollo económico y social de Bolivia y Latinoamérica, ocupando diferentes cargos dentro y fuera del país. En el país ha trabajado en diferentes instituciones de desarrollo y en  universidades e instituciones de investigación económica, llegando a ser Presidente del Directorio del Banco Central de Bolivia y viceministro de Desarrollo Regional del Ministerio de Planeamiento.

En el exterior se ha desempeñado como funcionario de las Naciones Unidas, habiendo ocupado el delicado cargo de Representante Residente de las Naciones Unidas en México y las Antillas Holandesas.

En el ámbito de la educación universitaria ha sido profesor de economía en la Universidad Católica Boliviana y la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz.

Actualmente es Miembro de Número y Presidente de la Academia Boliviana de Ciencias Económicas –ABCE- de la cual es socio fundador y desde donde ha desplegado una intensa y fructífera actividad académica en pro del país, misma que le permite decir que la ABCE ha “sido la semilla de la economía moderna en Bolivia”.

Sin embargo, sus actividades van mucho más allá de la economía y del país, puesto que es también Académico de Número Correspondiente de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas de España; Miembro del Comité Editorial de la Revista Latinoamericana de Desarrollo Económico del Instituto de Investigaciones Socio Económicas –IISEC-; Miembro Permanente del Comité Organizador de la Conferencia Boliviana en Desarrollo Económico, que es un evento anual promovido por la ABCE en  cooperación con  universidades bolivianas y entidades nacionales e internacionales de investigación del  desarrollo económico.

Sin duda, Enrique García Ayaviri es uno de nuestros economistas más reconocidos, sitial que lo ha logrado gracias a su esfuerzo y sacrificio. A partir de su actividad intelectual se ha ganado los méritos más que suficientes para ocupar un sitial especial junto a los grandes intelectuales capinoteños que enorgullecen nuestro terruño. Desde nuestras páginas le enviamos nuestras congratulaciones y nuestros mayores deseos de éxito en la culminación de su carrera, esperando que en algún momento las autoridades locales le brinden el reconocimiento merecido como hijo notable del pueblo.

Comments (1) »

Capinoteña conductora: Edelfrida, mujer de pollera que conduce un tráiler por Europa

 

f768x0-204874_204892_0

Edelfrida y su marido  junto al camión que manejan a diario

Por Wara Arteaga

 

La mañana del martes de Carnaval, la ciudad de Vitoria, situada al norte de España, amaneció llena de nubes. La nevada de la noche anterior había cubierto la carretera por la que Edelfrida Grajeda, una mujer de pollera oriunda de Cochabamba, debía transitar al mando de su tráiler.

Ese día, después de muchos años,  había vuelto a usar su ropa tradicional, tan característica de su tierra. Pero ni el frío ni las demoras le quitaron el entusiasmo  y tomó la carretera para recorrer alguno de los 28 países que conforman la Unión Europea.

Edelfrida nació en la provincia cochabambina de Capinota, en 1970. Al cumplir 29 años partió a España  en busca de un mejor futuro para ella y su familia.

Primero se marchó su esposo. “No había trabajo (en Bolivia). Ya trabajaba con transporte pesado, pero la situación no era buena”, comentó a Página Siete Félix Vásquez, esposo de Edelfrida, quien la motivó a incursionar en el oficio de transportista.

“Yo llegué a España tres meses después que mi esposo, a principios de 2000”, explicó desde España  la conductora de tráiler.

Edelfrida dejó a sus tres hijos al cuidado de su madre, en Capinota, por un año. Como muchos migrantes, descubrió que la vida estando lejos no era sencilla.

Vásquez llegó a Granada a trabajar como agricultor. Dejó el volante para cosechar espárragos, tomates y aceitunas. Algo parecido sucedió con Edelfrida apenas llegó a España.

Al cabo de un año, la pareja se llevó a sus hijos y fue entonces que Félix pasó los cursos y rindió el examen de conducción  para dejar el campo y convertirse en chofer de camionetas y, tiempo después, volver a manejar un camión de transporte pesado.

Para su esposa  seguir ese camino resultó más complicado, ya que jamás se había imaginado conducir  siquiera un auto. “Al principio tenía miedo de no aprobar (los cursos de conducción), porque había dejado la escuela en sexto de primaria”, explicó Edelfrida, quien ahora conduce un tráiler amarillo, de cuatro metros de altura, bautizado con el nombre de “Diego”.

“Primero le animé a sacar el permiso de turismo (una categoría que permite conducir autos pequeños). Así empezó a conducir camiones en el campo”, apuntó don Félix Vásquez.

El chofer no olvida la responsabilidad con la que su esposa manejaba, fue por eso que la animó a tomar los cursos de conducción para camiones.

Unos meses después, Edelfrida aprobó el examen que exigen las compañías de transporte internacional para llevar mercancías por la Unión Europea. Fue así como, desde 2011, marido y mujer comenzaron a compartir las carreteras de Europa.

En cada viaje, ambos se acomodan en el tráiler para llevar a destino los automóviles que les encarga la Compañía de Transportes Cariño. Su travesía comienza en Priego de Córdoba, un municipio de la comunidad autónoma de Andalucía, con rumbo a diversos y distantes países del Viejo Mundo.

“En Bolivia era diferente, podías conducir todo el día y la noche hasta llegar a tu destino. Aquí sólo debes conducir ocho horas al día y, después, descansar. Es diferente, no se puede conducir más de lo permitido y se debe buscar los caminos más directos”, explicó la conductora, quien precisó que comparte el volante con Félix, encargado de relevarla cada cuatro horas.

La cochabambina transporta automóviles desde Priego de Córdoba.

Ella es la mayor de cuatro hermanos, la única mujer de su familia, después de su mamá. En España, uno de sus hermanos también se dedica al transporte internacional de mercadería.

Hace unos días, Edelfrida compartió en Facebook unas fotografías en las que se la ve en el interior del poderoso “Diego”, su incondicional camión. Para la ocasión lució una coqueta pollera anaranjada con las enaguas en juego; una blusa de encajes con formas de flores y un par de zapatos que pidió desde Bolivia. Edelfrida sorprendió a los internautas que compartieron sus fotos en las redes sociales y la llenaron de elogios.

Por las exigencias de su trabajo, Edelfrida no viste polleras a diario, pero, de vez en cuando, luce sus mejores galas, para luego poner en marcha su tráiler.

(Publicado en Página Siete, el 21 de marzo de 2018 )

Leave a comment »